viernes, 29 de marzo de 2019

Antes que Iñigo, Xuban

Hala Bedi trae a nosotros este reportaje en el que se nos trae al presente el caso de Xuban Nafarrate, otra de las víctimas, junto con Iñigo Cabacas, de Rodolfo Ares y Francisco López - quienes hasta la fecha han contado con el contubernio de Iñigo Urkullu -:


Se cumplen siete años desde que el joven Xuban Nafarrate resultara herido en la cabeza como consecuencia de un pelotazo disparado por la Ertzaintza durante la Huelga General de marzo de 2012. Estuvo ingresado seis días, temiendo, en momentos, entre la vida y la muerte; una semana después, Iñigo Cabacas era asesinado. En ninguno de los dos casos se ha hecho justicia.

29 de marzo de 2012. Un día soleado en Gasteiz, como aquel 3 de Marzo de 1976. Una nueva jornada de Huelga General convocada por la mayoría sindical vasca y posteriormente secundada también por el resto de sindicatos.

‘Martxoko Iraultza’. El movimiento juvenil de Gasteiz se encuentra en uno de sus puntos más álgidos. Tras una sentada pacífica el 3 de Marzo, un 8 de Marzo con una participación más numerosa que en anteriores ocasiones y una huelga de estudiantes, llegaba la Huelga General contra la reforma laboral del gobierno popular de Mariano Rajoy.

Semanas calentando las movilizaciones, semanas de asambleas… Era el Gazte Bloke. Jóvenes de diferentes ideologías y diferentes identidades, dejaba sus diferencias a un lado con un objetivo claro: poner su granito de arena para acabar con el sistema capitalista. Un planteamiento, a priori, destructivo, pero que dejaría un poso constructivo a medio y largo plazo.

Piquetes desde primera hora de la mañana. En las cocheras, a las 06:00, ya se vivieron las primeras cargas policiales. La Ertzaintza venía “calentada”: las imágenes de las cargas policiales desproporcionadas en Gasteiz las anteriores semanas se habían movido en las redes sin cesar.

Entre piquete y piquete, manifestaciones improvisadas se daban cita en diferentes partes de la ciudad. En una de ellas, se encontraba Xuban Nafarrate, joven gasteiztarra, que como otros miles, decidió salir ese día a la calle. Sin embargo, su desenlace sería otro diferente al del resto. Terminaría en el hospital.

No a los pies, no al cuerpo. Las pelotas de goma, las mismas que una semana después acabaría con la vida de Iñigo Cabacas, eran las responsables. La Ertzaintza, a pocos metros, le disparaba a bocajarro a la cabeza. Plazara Gasteiz, lo explicó en un vídeo.

El responsable de la Consejería de Interior, Rodolfo Ares, el político que llevará siempre sobre sus espaldas la responsabildad por la muerte de Cabacas y actuaciones como la que se produjo contra Nafarrate. A su salida del hospital, el joven gasteiztarra recordó que él no era un héroe, sino una víctima de un “sistema corrupto, que por suerte puede contar lo que le hicieron”. “Le podía haber pasado a cualquiera, y eso es lo que tenemos que denunciar para que no vuelva a pasar. Por desgracia ya sabemos cuál es siempre la conducta represiva de la policía”.

Las cargas se prolongaron. El mismo día 29 pero también el 30 de marzo, viernes. En una concentración convocada por el 15M, los agentes cargaron deteniendo a varias personas que participaban en la movilización en apoyo al joven.

Sin perdón

El consejero de Interior del Gobierno de Lakua defendió  la actuación de los ertzainas en el caso de Xuban Nafarrate. Sostuvo que se hirió al caerse y habló de una campaña contra la Policía autónomica. Jamás se le pasó por la cabeza pedir disculpas, ni mucho menos dimitir. Un digno defensor del conocido como “suelo ético”.

Ares no tuvo reparos en defender la actuación de la Ertzaintza durante la huelga general del 29 de marzo. La versión aportada por la familia y los amigos de Xuban dista totalmente del relato ofrecido por el responsable de Interior, que defendió la actuación de la Ertzaintza en toda la jornada y afirmó que la lesión del joven, que padeció un derrame cerebral, fue consecuencia de una caída mientras intentaba huir de la Policía.

“Sin esperar a la investigación culpan a la Ertzaintza de todo lo malo, con calificativos absolutamente inaceptables. No se puede tolerar, como ocurrió en Bilbao el pasado sábado, que se acuse a la Ertzaintza de ‘Policía asesina’, o que se les llame ‘perros’ y ‘cipayos’”, manifestó el consejero y dirigente del PSOE.
Desmontaje

Joseba Nafarrate, aita de Xuban,  mantuvo que el consejero de Interior del Gobierno de Lakua, Rodolfo Ares, “faltó gravemente a la verdad” al defender la actuación de la Ertzaintza. El aita del joven herido mostró ante la Comisión de Interior del Parlamento autonómico un video que contrapuso a la versión aportada por Ares y con el que ratificó que su hijo cayó al suelo tras escucharse un disparo.

Algo que contradice el relato aportado por el consejero de Interior, que dos semanas antes defendía defendió que la ‘salva’ -un disparo sin pelota- se produjo tras la caída del joven gasteiztarra. Además, durante su intervención ante los representantes políticos presentes en la comisión, Joseba Nafarrate, que calificó de “imprudentes y temerarias” las palabras del consejero, explicó que su hijo “cayó impulsado hacia atrás y escorado hacia la derecha”. Una idea que encaja con el dictamen médico, donde se detalla que Xuban sufrió un traumatismo craneoencefálico por “agresión” a nivel del lóbulo parietal izquierdo.

Esta lesión no encaja con el informe elaborado por la Ertzaintza, que sostiene que las heridas son consecuencia de una caída fortuita mientras Xuban trataba de escapar, y echa por tierra los testimonios aportados en un primer momento por los cuatro ertzainas presentes en el operativo, que declararon haber reducido al joven antes de disparar la salva.
Ararteko

La investigación abierta de oficio por el Ararteko sobre las intervenciones de la Ertzaintza en las que resultó herido de muerte Iñigo Cabacas en Bilbo y con graves lesiones Xuban Nafarrate en Gasteiz supuso un fuerte varapalo para el Ejecutivo de Lakua. En su resolución de 52 páginas dada a conocer, Iñigo Lamarca afirmaba que el uso de la fuerza en ambas actuaciones policiales no estuvo “justificado” y criticando la “falta de colaboración” de Interior.
Archivos constantes

El Juzgado de Instrucción Número 2 de Gasteiz consideró  que las lesiones del joven no se corresponden con las de un pelotazo. Según el auto, las lesiones que sufrió Nafarrate “no se corresponden con el impacto de una pelota de goma” y , por el contrario, “pudieron ser causadas por el tropiezo y la posterior caída que el joven sufrió cuando se alejaba de la Ertzaintza corriendo para intentar saltar la valla de un centro escolar”.

Sin embargo, la causa fue archivada sin haber tomado declaración a todos los testigos aportados por el joven gasteiztarra. Es más, la magistrada imputó a Nafarrate y a otras dos personas que participaban en la huelga una falta de desobediencia a la autoridad.

Más tarde, en 2013, la Audiencia de Araba reabrió la investigación del pelotazo. Pero no tuvo un largo recorrido: en 2015 el auto ratificaba el argumento del Gobierno Vasco y de la juez de instrucción, que consideró que las lesiones de Nafarrate no eran compatibles con una pelota de goma lanzada por la Ertzaintza y sí con un tropiezo y posterior caída.

Unas pelotas de goma que han terminado con la vida de Cabacas y dejando una senda de centenares de personas heridas, muchas de ellas graves.

.
.





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario