lunes, 25 de marzo de 2019

Vascófoba de la Semana | Mariana Gómez del Campo

Si se hablara de Mariana Gómez del Campo desde el plano individual no podría uno obviar que la actual Secretaria de Asuntos Internacionales del PAN - los votos no le alcanzaron para algún cargo público con mayor sueldo - es familiar cercana de Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, la propietaria de la Guardería ABC a quien el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa se asegurara de exonerar en la causa abierta por la muerte culposa de 49 bebés. La estatura ética de la galardonada queda retratada para quien quiera ver.

Pero es que el verdadero problema radica en que Mariana, como ya hemos indicado, pertenece a un partido político creado por los segmentos más retrógradas del panorama político mexicano del siglo pasado. Cristeros, seguidores de Benito Mussolini, adoradores de Adolph Hitler y admiradores de Francisco Franco se unieron para darle peso político a la conservadora burguesía mexicana.

Que de la boca de esta mujer salga el epíteto de terrorista ya sea en contra de Arnaldo Otegi -mismo que ha sido publicado campechanamente por el portal del Diario de San Luis - ya sea en contra de ETA nos parece bastante osado tomando en cuenta que se calcula que el total de muertos provocada por los Cristeros en su revuelta propulsada y financiada por El Vaticano asciende a 250 mil personas. No se puede olvidar tampoco el trato que estos le dieron a los maestros rurales que capturaban, a quienes torturaban salvajemente antes de ejecutarlos de las maneras más viles.

Ahora bien, si la raíz podemos decir que mexicana del PAN tiene ese historial, baste recordar antes de leer el artículo que sus militantes también han sido muy dados a mostrar su admiración tanto por el genocida Francisco Franco como por el monarca Juan Carlos I. Como olvidar los espantosos crímenes cometidos por la dictadura franquista desde 1936 hasta 1975, mismos que fueron la causa, en primer lugar, de que la organización clandestina ETA optara por la lucha armada en primer lugar.

Pero es que además, Mariana, a sabiendas de contar con el contubernio del cagatintas que perpetró la nota, no escatimó en mentiras, al más puro estilo del PP, Vox o de Ciudadanos.

Así que desde este blog le decimos a Mariana Gómez del Campo que se puede ahorrar sus comentarios, auténtica vergüenza para el pueblo mexicano. Baste recordar que este partido le ha abierto las puertas a representantes del golpismo venezolano.

Lean ustedes:


El Partido Acción Nacional (PAN) criticó que el presidente del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama, haya recibido a Arnaldo Otegi Mondragon, exlíder de ETA con al menos cinco condenas, 14 años de prisión por actos terroristas y actual coordinador general del EH Bildu, coalición política de el País Vasco y Navarra.

La secretaria de Asuntos Internacionales de ese partido, Mariana Gómez del Campo, reprobó que el exterrorista haya participado en una charla en la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, bajo el argumento de que es uno de los dirigentes históricos de la izquierda independentista de El País Vasco, cuando su forma de actuar fue la subversión a través de ETA.

"Nosotros condenamos y reprobamos que representantes del Estado mexicano, en este caso, el presidente del Senado de la República, se reúna con un personaje cuya principal actividad ha sido el terrorismo", subrayó.

Dijo que si bien ahora Arnaldo Otegi Mondragon se dedica a la política, "no podemos permitir el encuentro con una persona que ha usado el terror como su principal arma política".

La reunión de Arnaldo Ortegi con Martí Batres se realizó el 19 de marzo y fue el mismo presidente del Senado mexicano quien lo dio a conocer en un tuit junto con una foto, donde se aprecia la bandera de El País Vasco y se informaba que en la reunión se hicieron cometarios sobre "la importancia de que la izquierda no olvide las grandes preocupaciones económicas de la gente".

En la Asamblea de EH Bildu (Euskal Herria Bildu) que se celebró el 23 de marzo en el Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo en Vitoria-Gasteiz, España, Arnaldo Otegi agradeció a Cuauhtémoc Cárdenas, presidente de la Fundación para Democracia por la invitación a México y por la que ha dicho entre otras cosas que, fue "una visita de Estado, en la que comprobamos la solidaridad de México hacia nuestro pueblo".

"México es un país democrático en donde se privilegia el respeto, los derechos humanos y las libertades. Por eso, exigimos al Gobierno mexicano y a sus representantes a que sean precavidos en las relaciones con personajes políticos cuyos antecedentes no correspondan con los principios democráticos", destacó.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario