jueves, 28 de marzo de 2019

La Fabricación y el Montaje

Desde el blog Diablo de Navarra nos llega este interesante comparativo acerca de dos portadas muy particulares que el Diario de Navarra ha dedicado al Caso Altsasu, mismo que tal vez no existiera si no fuera por la primera de dichas portadas.

Aquí la información:


El 15 de octubre de 2016 se produjo una pelea en el bar Koxka de Altsasu entre jóvenes del pueblo y guardias civiles, pero el llamado “caso Altsasu” no comenzó allí, sino en la portada que un día después publicó “Diario de Navarra”.

Un gran titular abría esa portada con el siguiente texto: “Un grupo de radicales apalea a dos guardias civiles y sus parejas en un bar de Alsasua”.

El subtítulo decía así: “Fueron entre 40 y 50 agresores, y la policía detuvo a dos jóvenes de la localidad”. Y completaba la noticia con las declaraciones de la pareja de uno de los agentes heridos: “De repente nos vimos rodeados, con 60 manos encima”.

Esa impactante portada del “Diario de Navarra” provocó una reacción en cadena de otros medios de difusión, de tertulianos, de políticos, asociaciones policiales, fiscales, jueces… y acabó con la detención, juicio y condena a varios jóvenes del pueblo.

La sentencia reconoció que no se trató de un acto terrorista, tal como pretendían desde el principio los sectores más antivascos, pero la Audiencia Nacional española les impuso unas condenas de cárcel que ni en tiempos de la dictadura franquista eran tan severas.

La alarma social creada por aquella sensacional portada de “Diario de Navarra” llevó a varios jóvenes navarros a cárceles españolas, pero la injusticia cometida contra ellos ha generado una respuesta popular impresionante. Nunca en Nafarroa se había movilizado tanta gente por un caso concreto.

El pasado 24 de marzo decenas de miles de personas se manifestaron en Altsasu para denunciar la injusticia cometida contra estos jóvenes vascos. A pesar de ser la mayor manifestación realizada jamás en un pueblo navarro, “Diario de Navarra” no le dedicó la parte importante de la portada del día siguiente, sino un titular a una columna con el siguiente texto: “Multitudinaria manifestación en Alsasua para exigir `justicia´”, con la palabra “justicia” entrecomillada. Y el siguiente subtítulo: “Decenas de miles de personas protestan contra la condena a los agresores de los guardias civiles y sus parejas”.

Para no caer en el ridículo, a “Diario de Navarra” no le quedó más remedio que reconocer que decenas de miles de personas se echaron a la calle un domingo al mediodía para denunciar la injusticia de esa condena. Sin embargo, gran parte de la culpa de esa condena la tiene el propio “Diario de Navarra”, que dos años y medio antes había destacado como noticia principal de su portada una pelea de bar.

Si aquella trifulca en el bar Koxka no hubiera abierto la portada, si se hubiera recogido en las páginas de sucesos sin darle tanto bombo, probablemente el “caso Altsasu” no se hubiera producido jamás, y los jóvenes implicados estarían ahora en sus casas.

Es curioso cómo un diario que se dice “de Navarra” prefiere salir en defensa de militares españoles (la Guardia Civil es un cuerpo militar) que en defensa de jóvenes navarros. ¿Cuándo ha llevado el “Diario de Navarra” a su portada un solo caso de tortura por parte de la Guardia Civil?

Por cierto, la noticia más importante de la portada del “Diario de Navarra” del pasado 25 de marzo era una nueva arremetida contra el actual Gobierno navarro: “La subida de impuestos y el IRPF de las madres marcan la política fiscal del cuatripartito”.

Y la fotografía de la portada de ese mismo día estaba dedicada a la “Semana del pincho”. En esa imagen aparecen varias decenas de personas, mientras que en la manifestación de Altsasu había varias decenas de miles de personas. Pero para estas últimas no hubo foto de portada.

Es evidente que al “Diario de Navarra” se le ha vuelto en contra el “caso Altsasu” que él mismo provocó con aquella alarmante y desmesurada portada del 16 de octubre de 2016. Que varios jóvenes navarros hayan sufrido grandes condenas de cárcel por una simple pelea de bar, le puede traer sin cuidado. Pero que varias decenas de miles de personas salgan a la calle para decir que se trata de una injusticia, seguramente les estará recomiendo las entrañas a los neofranquistas.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario