viernes, 29 de marzo de 2019

Euskadi Lagunkoia

Desde las páginas de Deia traemos a ustedes este reportaje, mismo que se enfoca en el tema de los adultos mayores y los esfuerzos llevados a cabo por diferentes municipios de la CAV por atender sus necesidades:


La OMS resalta la implicación “multisectorial” de muchos municipios vascos en la creación de un entorno saludable y cómodo para las personas mayores

Beatriz Sotillo

El último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la Red mundial de ciudades y comunidades adaptadas a las personas mayores ofrece una visión de conjunto de los avances realizados por estos entes locales a lo largo del último decenio para adaptarse a la presencia y las necesidades de los ciudadanos de más edad. En este texto, cuyo subtítulo reza Revisar el último decenio y mirar con optimismo hacia el siguiente, se hace una referencia directa a los logros de Euskadi en la adaptación de la sociedad y los entornos al envejecimiento.

Según destaca la OMS, “las autoridades de Euskadi consideran que es imposible que un solo actor supere todas las carencias y vele por que sus ciudades y comunidades se adapten a las personas mayores, por lo que estiman que es mejor superar las dificultades mediante un programa multisectorial que se centre en la creación de una red sólida compuesta por cincuenta municipios y los sectores público y privado. De ese modo, el trabajo está unificado a lo largo de los diversos municipios y pueblos de Euskadi y en él participan diferentes partes interesadas. Algunos de los beneficios que los diversos grupos de partes interesadas han obtenido del programa son: el empoderamiento de las personas mayores y la promoción de sus relaciones sociales y su participación en la sociedad, la revitalización de las asociaciones de personas mayores, la concienciación de empresas y servicios locales sobre las consecuencias del envejecimiento de la población y la mejora del diálogo entre ayuntamientos y ciudadanos”.

Esta referencia de la OMS al proyecto vasco está ligeramente desfasada, ya que la red de municipios amigables con los mayores, Lagunkoia, suma ya más de sesenta localidades y sigue creciendo. No obstante, la importancia de la inclusión de Euskadi como ejemplo de aplicación de los principios de la OMS queda patente cuando se observa que la red Lagunkoia es citada junto a otras iniciativas llevadas a cabo en Mánchester (Inglaterra), Hong Kong, Bruselas (Bélgica), Akita (Japón), Otawa (Canadá), Loncoche (Chile), Melville (Australia), Dijon (Francia), Guadalajara (México) y Portland (Estados Unidos).

Liderazgo ciudadano

En opinión del Gobierno vasco, “para la OMS, uno de los factores de éxito más importantes en el desarrollo del programa Euskadi Lagunkoia es el liderazgo ciudadano de base”. Señalan desde el ejecutivo que esta organización internacional estima que “la colaboración entre las asociaciones de personas mayores ha sido clave” en la puesta en marcha de Euskadi Lagunkoia y que el “proyecto se ha utilizado para revitalizar sus centros y trabajar en torno a un objetivo común”. En esta línea, la Organización Mundial de la Salud apunta que “promover la participación y el liderazgo de las personas mayores en el programa amigable con la edad es un objetivo clave de Euskadi”.

Actualmente, en la iniciativa Euskadi Lagunkoia participan más de sesenta municipios, que adoptan iniciativas a favor de la amigabilidad hacia las personas mayores promoviendo un envejecimiento activo. Según destacó la viceconconsejera de Políticas Sociales, Lide Amilibia, “desde la amigabilidad se trabajan acciones concretas relacionadas con el urbanismo, la vivienda o el transporte, entre otros, pero siendo importantes los logros que en esos ámbitos se puedan conseguir, la red también promueve una ciudadanía activa y las personas participantes se empoderan formando parte de la toma de decisiones de su pueblo o ciudad”.

La red Euskadi Lagunkoia es una iniciativa del departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco que incentiva la participación de las personas mayores y de la ciudadanía en general para la mejora de barrios y entornos en los municipios con el objetivo de que todas “las personas puedan seguir haciendo su vida a medida que envejecen”. Esta red se basa en la iniciativa Agefriendly Environments Programme, promovida por la OMS. Euskadi Lagunkoia Sustraietatik implica a las personas mayores en la recuperación de valores humanos en base a un programa de trabajo diseñado ex profeso.

El municipio adherido más recientemente a la red es Barakaldo, y con él la red Euskadi Lagunkoia suma ya 61 localidades de los tres territorios que agrupan a 344.998 personas mayores, lo que supone que un 71,3% de la población mayor de Euskadi reside en estos lugares “amigables”.

En el acto de la firma, la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, señaló que “gracias a los avances médicos y sociales y la calidad de vida que aquí gozamos, nuestra esperanza de vida es la segunda mayor del mundo, por detrás de Japón, y la mejor de Europa. Ese logro social compartido que debemos celebrar y poner en valor, también nos va a traer oportunidades y retos. En Euskadi afrontamos el envejecimiento de nuestra población desde el impulso al envejecimiento activo”.

La red más grande

“En Euskadi hemos construido la red más grande del mundo y con una característica muy importante, es muy diversa y Lagunkoia reúne a municipios grandes y pequeños, urbanos y rurales, con realidades muy diversas, pero con experiencias que se comparten y que pueden replicarse con adaptaciones. Es la ventaja de trabajar en red, que las buenas prácticas e iniciativas se intercambian”, resaltó la consejera.

La OMS incide en que “la creación de entornos adaptados a las personas mayores requiere la acción en muchos sectores (salud, atención crónica, transporte, vivienda, trabajo, protección social, información y comunicación) y por muchos actores (gobierno, proveedores de servicios, sociedad civil y personas mayores y sus organizaciones, familias y amigos). Trabajar para crear ciudades y comunidades sostenibles y accesibles para todos implica un proceso a lo largo de la vida en el que se mejora progresivamente la armonización entre las necesidades de las personas y los entornos en los que viven”.

En Basauri, un municipio que se adhirió a Euskadi Lagunkoia en 2017, Beatriz Artolazabal destacó recientemente que “las adhesiones municipales, actividades, iniciativas y difusión de todo lo dirigido al empoderamiento de nuestras personas mayores y a la consecución de un envejecimiento activo dentro del mayor bienestar se están multiplicando en Euskadi. Todo ello se enmarca en el proyecto Euskadi Lagunkoia que se ha convertido en referente más allá de nuestras mugas y son muchas las ciudades, países, especialistas, congresos y profesionales de acción social que se interesan por nuestros pasos”.

“Hace unos días -recordó la consejera- se sumaba Barakaldo y son ya 61 los municipios vascos adheridos a ese compromiso para que nuestros mayores participen plenamente en todas las facetas de la vida social;aporten su conocimiento e intervengan en actividades intergeneracionales; y para que el diseño urbano se haga pensando en ellos y que el comercio y las actividades culturales y de ocio se planifiquen teniéndolos en cuenta. Así se construye una sociedad cohesionada”.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario