miércoles, 27 de marzo de 2019

Attac Denuncia Violencia en Baiona

Traemos a ustedes esta actualización con respecto a las protestas de los Gilets Jaunes con este artículo de Naiz en el que se nos informa de la inconformidad que ha mostrado la ONG Attac por lo sucedido a la activista Geneviève Leggy:


Una concentración ante la Subprefectura en Baiona ha denunciado la violencia policial durante los actos de protesta de los Chalecos Amarillos y, más concretamente, como muestra de rechazo a lo ocurrido a la veterana militante pacifista y miembro de Attac, Geneviève Legay, herida de gravedad, el sábado pasado en Niza.

Legay resultó gravemente herida a raíz de la carga policial contra la protesta desarrollada por los Chalecos Amarillos en la ciudad mediterránea, dentro de Acto XIX de este movimiento. De acuerdo a la denuncia del colectivo que ha llamado a la concentración de hoy «los policías que hirieron a esta persona la dejaron sobre el suelo e impidieron que fuera atendida de inmediato por un médico, con lo que retrasaron su asistencia hasta la llegada de los bomberos».

La militante pacifista y altermondialista, muy conocida en Niza, entró en coma a resultas de las graves contusiones recibidas en la cabeza.

En declaraciones a los medios de comunicación, el presidente Emmanuel Macron, tras desear su pronto restablecimiento, se permitía afirmar que «una persona frágil debería evitar asistir a este tipo de manifestaciones».

Para el colectivo Attac, impulsor de la protesta de hoy, «las lecciones de moral de Macron son inadmisibles». Al tiempo, ha deplorado que durante las primeras horas del ingreso hospitalario de la veterana militante ni su familia ni sus amigos fueron informados sobre su estado.

El comité Attac de Euskal Herria ha puesto de manifiesto, igualmente, que el de Legay no es un caso aislado y ha citado expresamente el caso de Lola Villabriga, herida en Biarritz al final de una protesta contra la reunión preparatoria del G7, el pasado diciembre.

«Reclamamos una investigación independiente que determine las responsabilidades sobre estas violencias», ha afirmado el colectivo que considera inevitable un replanteamiento de «la doctrina vigente en materia de orden público».

Ha pedido que las intervenciones de las fuerzas del orden prioricen la protección de las personas y los bienes y no la dispersión de las manifestaciones «gaseando a manifestantes pacíficos».

Según ha añadido en su comunicado, «pedimos la prohibición inmediata de las armas de guerra que se emplean contra civiles y secundamos la petición realizada por la ONU para que Francia abra una investigación sobre el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes, y concretamente contra los Chalecos Amarillos».

«Esta violencia, además de no resolver nada, no va a impedirnos apoyar a ese movimiento ni organizarnos junto a otros colectivos contra la celebración de la próxima cumbre del G7 en Biarritz», ha añadido.

Attac ha hecho responsables «al prefecto de departamento y al subprefecto de Baiona» de que en las protestas que se convoquen con motivo de ese encuentro internacional «tengamos que lamentar casos como el que hoy denunciamos».







°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario