miércoles, 1 de julio de 2015

Modelo de Seguridad para Euskal Herria

Desde las págians de Gara traemos a ustedes esta interesante propuesta:


Aitor Iturregi Aio | Antimilitarista

Continúa sin darse un debate serio sobre el modelo de seguridad que necesita Euskal Herria. Es evidente que el actual está viciado por el conflicto político latente en Euskal Herria (ejemplos: presunto asesinato de un camionero en Leitza, presunto asesinato de Iñigo Cabacas, denuncias de violencia desmedida y brutalidad policial contra herri harresiak), junto al concepto de seguridad debe haber una reflexión sobre las libertades individuales y colectivas, y el modelo policial debe ir asociado a datos actuales y a escenarios futuros.

Esta propuesta estratégica pretende dibujar las líneas de actuación de los movimientos sociales, populares y políticos en torno al modelo de seguridad. Partiendo de la premisa de que es un bien público, es esencial abordar el fondo de los problemas de seguridad de forma multidisciplinar.

Se trata de fomentar políticas de libertad, solidaridad e igualdad a través de políticas transversales que contribuyan a la modificación de la percepción que tiene la sociedad del concepto de inseguridad para favorecer un sistema de seguridad transversal e integral de los diferentes servicios públicos, incluido el servicio policial.

Partiendo de la base de que todo modelo policial se sustenta en tres pilares fundamentales (recursos humanos, recursos económicos y recursos ideológicos), ¿qué estrategia se va a poder desarrollar que pueda abarcar estos argumentos bien elaborados y que sea generadora de una dinámica de denuncia pública y movilización social, convirtiendo a la sociedad en un agente activo por el cambio y la transformación del modelo de seguridad?

Parece un hecho constatable que la propuesta estratégica «Alde Hemendik» no genera un debate real en la sociedad de Euskal Herria, sino todo lo contrario, ya que se centra en dinámicas estratégicas asimiladas y desnaturalizadas por la propia administración autonómica vasca y navarra, con la propuesta de repliegue y readecuación (febrero 2013), también porque no llega a cuestionar el modelo de seguridad actual.

Con vistas a construir un futuro modelo de seguridad que garantice la seguridad de todos los habitantes, resulta imprescindible contar con la extensa experiencia de los movimientos sociales. No es solo un problema técnico que se resuelve con otros cuerpos policiales que repiten los mismos modelos policiales y emplean los mismos protocolos de actuación, sino con dinámicas generadoras de nuevos modelos de seguridad alternativos a la actual política de seguridad y de modelo policial en particular.

Para impulsar este debate hay que llegar al conjunto de la sociedad de Euskal Herria con un nuevo proyecto estratégico de lucha dinámica capaz de catalizar las reivindicaciones y realidades que se han generado durante estos años, en el contexto de los modelos policiales que sufre nuestro pueblo. ¿Cuáles van a ser los fundamentos teórico-prácticos de esa estrategia unitaria? ¿Qué tipo de mensajes, lemas, campañas y herramientas se van a desarrollar para llevar a cabo esta lucha y resituar el debate?

No podemos caer en la simpleza de estrategias pasadas, porque al final se convierten en una campaña más, vacías de contenido y no generadoras de dinámicas de acción unitarias. Para evitar este fenómeno se debe acumular fuerzas para impulsar el cambio del modelo, aportando nuevas perspectivas desde el ámbito político e incorporando a la sociedad civil en la construcción de un modelo de seguridad para Euskal Herria.

Una vez conseguidos unos acuerdos de mínimos entre fuerzas políticas, sindicales y sociales, ¿cómo y cuándo se va a impulsar el debate en el conjunto de la sociedad vasca?

No podemos basar el debate en un simple decálogo de buenas intenciones del modelo de seguridad. Un proceso de construcción nacional pasa por la creación de un servicio de seguridad civil propio, por lo tanto hay dos debates que se interrelacionan pero tienen alcance estratégico, el modelo de seguridad en una Euskal Herria libre y la desmilitarización necesaria del modelo policial. La experiencia demuestra que hay que resituar el debate en nuevos términos con una estrategia nueva más amplia. «Hemen zerbait lekuz kanpo dago» abarca estos dos objetivos estratégicos.

Hoy es preciso impulsar la unidad de acción con una dinámica nueva aglutinadora de fuerzas, con una estrategia global dinamizadora centrada en «Hemen zerbait lekuz kanpo dago», diversificando la estrategia, entendida desde una perspectiva global y que trabaje en torno a los diferentes factores del modelo policial: Desmilitarización, modelo policial, protocolos de actuación e intervención, gasto policial, infraestructuras, control social, Stop balas de goma, Cabacas Justicia, cuerpos de seguridad extranjeros…






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario