lunes, 13 de julio de 2015

Falangistas, Tramposos y Cobardes

A estos tres, cuando les detuvieron, cuidaron muy bien que sus derechos civiles y humanos no fuesen transgredidos. Nunca estuvieron incomunicados. Tampoco se les torturó.

Es por eso que ahora que por fin se ven ante el juez, sabiéndose pieza importante en la estrategia de enrarecimiento del convivir diario del pueblo vasco, actúan con la chulería propia de quien se reconoce impune. Ojo, son tan vascos como los más de 500 presos políticos y los miles de torturados. Pero estos vasquitos trabajan para Madrid, colaborando de forma violenta con los españolazos en contra de su propio pueblo.

Lean esta nota publicada en Naiz:

La Audiencia Nacional española ha acogido el inicio del juicio contra José Ignacio Irusta, Javier López Monreal y Borja Pérez Illera, a quienes acusa de integrar Falange y Tradición y señala como autores de nueve acciones de «amenazas u daños terroristas» en Nafarroa en 2009. Los acusados han negado los hechos y su pertenencia a la organización.
Los tres integrantes de Falange y Tradición acusados de delitos de «amenazas y daños terroristas» han negado pertenecer a la organización y haber participado en los hechos que se les imputan, por los que el fiscal pide para ellos siete años de cárcel.

El juicio contra José Ignacio Irusta, Javier López Monreal y Borja Pérez Illera por nueve acciones en pueblos de Nafarroa en 2009 ha comenzado hoy en la Audiencia Nacional española, siendo la primera ocasión en la que se acusa de «delitos terroristas» a miembros de un grupo de extrema derecha.
El 23 de octubre de 2009 la Guardia Civil detuvo a cinco personas acusadas amenazar al edil de NaBai en Antsoain Koldo Pla, pintadas contra ETB o romper placas de homenaje a víctimas del franquismo. La organización también asumió el incendio del caserío del hoy preso Zigor Goikoetxea en Getxo.

El primero de los acusados, Javier López Monreal, de 47 años y detenido en Orkoien, ha negado su participación en los hechos. Ha reconocido ser militante de Frente Nacional y que las acusaciones le han salpicado «por pertenecer a un entorno político patriota».
En la misma línea, Pérez Illera, de Irun, ha negado pertenecer a Falange y Tradición y ha afirmado que «es asqueroso y aberrante que mezcle falange y tradición, que no tienen nada que ver».

Irusta, el tercer juzgao, por su parte, además de negar los hechos, se ha definido como «patriota, carlista y tradicionalista», lo que ha considerado «deporte de riesgo» viviendo «en el norte de Navarra», en Sunbilla exactamente. A ello, ha añadido que durante las fechas de los hechos pasaba las noches en clubes de alterne «porqué bebía bastante». Las conclusiones de la Fiscalía apuntan que el 11 de julio, el 19 de agosto y el 6 de septiembre de 2009 los acusados ejecutaron «acciones contra personas que pertenecen a la izquierda abertzale y al comunismo para atemorizarles e instaurar un nuevo modelo político».

Así, en la primera fecha, acusan a Irusta de romper una placa de homenaje a presos del franquismo del cementerio de Artika y escribir sobre ella «Viva Cristo Rey». Un día después y junto con los otros acusados, habría pintado en un coche del Ayuntamiento de Orkoyen las frases «Julio kontuz, mira debajo», «Zerri comunista» e hizo un dibujo del yugo y las flechas, según el relato del fiscal.



Pero son los jóvenes de Haika, Jarrai y Segi los que se encuentran en la cárcel, ciertamente Spain is different.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario