jueves, 18 de agosto de 2016

El Alarmado Avala el Pucherazo

Pues eso, El Alarmado se desmarca del emplazamiento por parte de Otegi, respondiendo que es problema de Sortu/EH Bildu si se inhabilita a Otegi por elegirlo sabiendo las circunstancias que le rodean.O sea, no le anden con cuestiones radicales como eso de democracia, derechos civiles o derechos políticos.

Aquí la nota al respecto publicada por Naiz:

Urkullu remarca que EH Bildu ya sabía «el proceso en el que estaba inmerso» Otegi

El lehendakari Iñigo Urkullu ha recordado su postura «clara y rotunda» contra el caso Bateragune, pero ha subrayado que EH Bildu ha decidido nombrar candidato a Otegi «sabiendo el proceso jurídico y técnico complejo en el que estaba inmerso», por lo que considera que «sobra victimismo en la izquierda abertzale».
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Urkullu ha recordado que Arnaldo Otegi ha dicho que «va a estar» en el Parlamento de Gasteiz tras las próximas elecciones autonómicas, pero ha precisado que él no sabe «en calidad de qué».

Tras remarcar su postura y la del PNV contra las ilegalizaciones de la izquierda abertzale, ha añadido que también su postura ha sido «clara y rotunda contra todo lo que era» el proceso por el caso Bateragune. «A partir de ahí, las formaciones son dueñas de los procesos internos y la decisión sobre sus candidatos. La izquierda abertzale o EH Bildu ha decidido que su candidato a lehendakari sea Arnaldo Otegi. Yo no tengo nada más que decir. EH Bildu y Sortu habrán valorado lo que eran las circunstancias que afectaban a Otegi».

Sobre el emplazamiento para que haga algo para impedir un posible «pucherazo», Urkullu ha afirmado que «esto ya es una cuestión de que Sortu y EH Bildu han decidido quién es su candidato», pese a conocer «las circunstancias que afectan a este candidato».

«Y han decidido que sea ese candidato, incluso sabiendo el proceso jurídico y técnico en el que estaba inmerso y habiendo renunciado a los recursos a los que tenían derecho a presentar. Dicho eso, que ahora se diga que el lehendakari tiene que evitar un pucherazo, no, cada uno ha tomado las decisiones sabiendo cuáles eran las circunstancias que les afectaban y cuáles podrían ser las consecuencias». En este sentido, ha recordado que él «no tiene atribuciones sobre estas cuestiones».

Urkullu ha señalado «en este caso, sobran la arrogancia y la injerencia, como en otras tantas ocasiones, del ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, como de otros ministros también del Gobierno español en funciones, que en este tipo de cuestiones u otras se han pronunciado como una injerencia sobre lo que son los ámbitos judiciales».

«Sobra arrogancia, sobra injerencia, pero también sobra victimismo en la izquierda abertzale en relación a esta situación que era conocida, que era más o menos prevista sobre lo que pudiera ser ese proceso complejo jurídico-técnico».






°