viernes, 19 de agosto de 2016

El Martirio de Omran

El video es devastador y la captura de pantalla ya da la vuelta al mundo:




Más tardaron en sacar al niño -ahora nos dicen desde la prensa oficial y oficiosa que se llama Omran Daqneesh- de entre los escombros para colocarlo en la silla de esa ambulancia que los cagatintas de los medios de comunicación en convertir la imagen en una oda a la comodina equidistancia. Ahora resulta que son tan malos los rusos por ayudar a los sirios a liberarse del yugo injerencista yanki-sionista que los mismísimos matarifes del Estado Islámico. Que vergüenza de periodismo de pacotilla.











¡Que viva la complaciente equidistancia! ¡No mostremos solidaridad con quienes liberan a su nación del injerencismo imperialista de la OTAN! ¡Viva el niniísmo ideológico!









°