viernes, 26 de agosto de 2016

A Dos Meses de Nochixtlán

Han pasado ya dos meses desde que el régimen dictatorial mexicano masacrase a la población civil en Nochixtlán.

Por medio de Kaos en la Red les traemos esta entrevista acerca de los sucesos de ese día y lo que ha tomado lugar desde entonces:

Nochixtlán/autogobierno

A dos meses de la masacre, el pueblo de Nochixtlán sigue sin autoridades gubernamentales pero con un Comité Ciudadano que se inscribe en una dinámica de emancipación política para que se retomen los Usos y Costumbres de la región. Nuestro equipo ha ido al encuentro de Sergio Lopez Garcia y Suzana Avendanio Hernandez, ambos miembros elegidos del recién creado Comité Ciudadano encargado de mantener la gobernabilidad en Nochixtlán. Con ellos, volvemos sobre los hechos ocurridos desde el pasado 19 de Junio, el planificado acto de terror, la huída de las autoridades municipales, la quema del Palacio Municipal, la constitución de una Asamblea Popular con el nombramiento de representantes por barrios y la actual « guerra psicológica » que se vive cuando varios elementos perturbadores, incluyendo al párroco, están sembrando la discordia para facilitar el regreso de las antiguas autoridades municipales y policiales.

¿Cómo definirían los valores que unen los pueblos de la región como mixtecos y lo que estos valores le permiten en cuestión de resistencia y de organización social?

Suzana: Se considera Nochixtlán como un pueblo con tradiciones y costumbres muy arraigadas. Personalmente, considero que uno de los valores principales que nos unen como pueblo es la Fraternidad Mutua. Por origen, se considera que nuestros antepasados fueron muy bélicos y a través del tiempo esta belicosidad se ha transformado en un especie de tranquilidad pero en el momento en que se quiere pasar por encima de sus valores y orígenes, vuelve a resurgir el pueblo que tenemos de raíz y en la sangre, que no nos vamos a doblegar ante nadie ni dejar que nos pisoteen. Somos un pueblo honesto y tranquilo pero no sumiso.

Ahora Nochixtlán vuelve a resurgir en una etapa de metamorfosis porque ese capullito en el cual se encerraba ha sido atacado, esa tranquilidad entre comillas, así que resurge la belicosidad del pueblo que trae de raíz. Considero que esto va seguir adelante en el sentido de que, por lo mismo de que Nochixtlán está retomando esta actitud que podríamos decir de « dormida », ahora vemos en la gente la intención de manifestarse y de exigir, ya no pedir, lo que le corresponde como pueblo.

Sergio: Los mixtecos somos un pueblo guerrero, siempre hemos peleado y seguimos peleando por un surco, por un metro o por los limites de tierra. Ahora resurge inconscientemente la adrenalina del pueblo ante la impotencia de un gobierno que no lo escucha y que no hace las cosas a la altura de la gente. Protestamos porque todo es una falacia, nos dicen: « hoy vamos a hacer una reforma y va a bajar la gasolina, va a bajar el gas, va a bajar todo » pero al final de cuenta es el contrario.

¿Qué tipo de intereses más amplios han podido interferir con esta unión y, para ustedes, a qué vinieron las fuerzas estatales este 19 de junio?

Sergio: Eso es una cuestión mundial y está claro que hay intereses más grandes. México pertenece a la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) y obviamente, desde que Salinas empezó a meternos en este esquema, se quiere que México se estandarice al nivel internacional cuando realmente México no es un país desarrollado y sigue a parte por no poder competir con estos países. Nuestra cultura, nuestros costumbres, nuestra manera de vivir es diferente. Ya no es un problema solo magisterial y de reforma educativa sino que es un problema social y más profundo.

Para muchos, su pensamiento dista de esto porque su pensamiento es de televisión, o sea, de lo que le vende el gobierno. El gobierno a hecho todo a la medida para que la gente no piense sino que sea de una mente muy pequeña y en eso la tiene sumisa y pensando que el gobierno lo está haciendo bien. Eso es el problema. El gobierno dio ciertas concesiones y utilizó a los maestros, beneficiándose de ellos, pero últimamente, como estos ya se liberaron y aprendieron a luchar, la situación se pone así y es lo que nos pasa en Oaxaca y en México.

Suzana: Yo considero que es una estrategia del gobierno. Tenía planes de ataques en Chiapas pero como sabía que allí se iba enfrentar también con narcotraficantes, decidió atacar a Nochixtlán que tiene la fama de ser un pueblo muy tranquilo. Queriendo someternos e imponernos la idea de que ellos prevalecen, consideraron que aquí no iba haber respuesta. Nunca esperaron tal rebelión en Nochixtlan.

Ahora, los empresarios se unen pero en realidad ellos no pierden gran cosa porque los que pierden son los empleados, no ellos. Manifiestan que van a dejar de pagar sus impuestos pero allí viene todo: ¿Quienes son los empresarios? ¿Quién se va a quedar con el dinero? Por eso digo que es una estrategia del gobierno, son intereses políticos y económicos los que se mueven acá aunque no los han pintado de otra manera. Yo considero que es la cuestión monetaria lo que se está tratando de evadir acá y desgraciadamente nos tocó a nosotros como nochixtecos. Pero como digo, ahora sí que les salió el tiro por la culata.

¿Nos puede contar su versión personal de los hechos vividos como testigo del 19 de junio?

Sergio: Yo vine porque oí las campanas de la iglesia y cuando se suenan las campanas de la iglesia en un pueblo es una alerta. Ante esa alerta llegue cerca del hospital y me encontré con mis amigos, mis paisanos, mis vecinos, y ante la represión que vi… Les puedo enseñar una bombas que lanzaban y obviamente asfixian a la gente, no podíamos ver nada.

Nosotros nos unimos para contrarrestar el ataque que nos estaba haciendo la Policía Federal pero obviamente sin nada más que piedras, palos y lo que nos encontramos. A piedrasos los repelimos. Más adelante, y porque traían mucho equipo, se introdujeron hasta el hospital, lo tomaron y evitaron que se atendiera a la gente. Una vez que se les acabaron las bombas, se desplegaron, o los replegamos a piedrasos hasta el río, donde está el puente. Luego, volvieron a cargar. Llegó un helicóptero lleno de bombas que descargo por lo que nos volvieron a replegar. Fue un vaivén.

Recuerdo que había un camión de pollos y unos carros de los maestros aparcados y al paso que llegaban, los mismos policías les prendían fuego, a todo lo que venía al paso les prendían fuego. Es en ese momento, cuando empezó el humadero y todo, que empezaron a disparar. Nosotros no nos dimos cuenta porque estábamos estancados donde disparaban pero hubo caídos en la otra parte de la calle. Dicen que empezaron a disparar desde unos hoteles que pertenecen a gente de la misma linea política. Los federales ya estaban allí un día antes.

Por eso digo que esto fue planeado y que debe haber un responsable. Es este tema de la Justicia que no quiere abordar o encaminar el gobierno. Ahora todos los medios dicen que solamente hay heridos dentro de los policías pero no de los ciudadanos. Tampoco hay grupos subversivos en Nochixtlán, aquí respondió el pueblo. Sí vinieron paisanos de los pueblos de los alrededores para sumarse al apoyo pero solo acudieron al final, para replegar a la policía. La gran mayoría fuimos nosotros, el mismo pueblo.

Una vez la policía retirada, ¿Cuales fueron los mecanismos populares que llevaron a los actos de reprensión espontáneos contra el hotel Juquila, el Palacio Municipal y el rancho del ex-alcalde de Nochixtlán?

Sergio: Pienso que esto fue por la rabia y el coraje de la gente porque cuando tú ves que tal lugar ha caído, que están disparando, y que la autoridad, en vez de ayudar, se fuga y no vuelve a aparecer, pues claro que lo único que piensas en este momento es tomar una decisión de este tipo, como quemar el Palacio, porque al ver a tu gente muerta o herida, pues el coraje y la adrenalina hace que eso pase.

Igual, la gente comenta que más adelante los mismos empleados municipales fueron a vaciar y quemar las instalaciones del ayuntamiento para borrar toda evidencia. Complementaron la quema porque a lo mejor les interesaba encubrir algunas situaciones allí. No fueron ellos en su totalidad pero en lo demás me imagino que hubo saqueo y que más adelante otros complementaron la acción. Es el año que llaman de « Hidalgo » y aquí, desgraciadamente, viene un cacicazgo. Nunca se ha aclarado nada, nunca se ha informado de lo que se hacía, de cuanto ingresaban, de cómo se gastaba y, por no haber transparencia en el gobierno, esos son los intereses que pudieron ocasionar todo eso.

Suzana: Por lo que es del rancho, al final no hubo tal quemaso porque la gente ni siquiera llegó hasta tal lugar y además el rancho estaba desocupado. Los animales, venados, caballos, pavos reales y otros (porque a ellos les gustan mucho la caza) ni siquiera estaban, ya los habían sacado y llevado a otro rancho que está por acá. El encargado del rancho declaró que él mismo prendió fuego en diferentes áreas alrededor, lo cual dio la impresión de que el rancho estaba ardiendo pero no fue nada así. De haber querido agredir al alcalde, estaba más cerca la casa de su suegra, la de su mama, pero nunca fue esa la intención del pueblo. Yo creo que estos hechos se dieron más por la impotencia y el coraje de la gente porque, en realidad, no es un pueblo en el cual la gente este armada. Normalmente, nadie tiene revolver en casa. La gente acudió pero en apoyo a los maestros.

¿Cuales fueron los hechos que provocaron la huida de las autoridades del municipio?

Suzana: Yo creo que ellos ya tenían conocimiento de lo que iba a pasar porque de manera inexplicable desaparecieron antes de los hechos y nunca volvieron a aparecer, nadie les corrió. En el caso del alcalde, no solamente se fue él sino toda la familia, desde la suegra, la esposa, los hermanos, cuando ni siquiera fueron agredidos. Eso es lo que lo hace señalarse como más culpable. No sé si estratégicamente el gobierno, a lo mejor, hizo un convenio con él: ¿Cuanto te doy si me entregas a tu pueblo? Sigue ausente dentro de sus responsabilidades desde entonces pero sí sigue cobrando porque no se le ha suspendido sus ingresos así que sigue ganando. Es muy surrealista la situación en que se vive en Nochixtlán, no hay gobernabilidad pero siguen existiendo los pagos.

El pueblo careció totalmente de presencia de gobierno en su momento de ataque y después fueron resurgiendo uno por uno, incluso dos personas, el regidor de Hacienda y el director de Vialidad, que participaron en contra del pueblo. Por ejemplo, el regidor de hacienda estuvo aventando bombas molotov en contra de los maestros. Lo iban a linchar acá en el hospital pero intercedió otro de los regidores que conocía a la gente que pretendía eso y, gracias a eso, se escapó, se desapareció más de un mes y medio. Ahora vuelve a resurgir como si no había pasado nada, cree que carecemos de capacidad de retención de historia en nuestras mentes.

Sergio: La policía local brilló por su ausencia, inclusivo resguardaron las mismas ambulancias y se opusieron a que dieran el servicio a los heridos. El municipio no apoyo en nada a su propio pueblo.

¿Cómo se desarrolló el proceso de constitución de la asamblea popular que llevó a su  respectivo nombramiento?

Sergio: Fue como el 23, como cinco días después del 19. A la gente más sencilla se le ocurrió hacer una reunión para el pueblo, así que convocaron, hicieron un perifonéo y llego toda la gente, alrededor de 2000 personas, no se si por morbo o curiosidad. Inclusive allí lideraban muchos, los que tal vez querían llevar la batuta de este movimiento. Decidieron no reconocer más a las autoridades por su ausencia y dijeron « Vamos a nombrar un comité representativo del pueblo para que se encargue de darle solución al asunto como mediador. Vamos a elegir a los representantes por barrios ».  
Entonces se reunieron por barrios y nombraron a sus representantes. A mí me eligieron al otro día porque este mismo día no había la mayoría de mi barrio. Se sentaron en la capilla y nos nombraron durante una asamblea popular representativa. Nos propusieron porque consideran que somos personas limpias en este aspecto. De hecho si ustedes investigan a Doña Suzana, es un servidor que no ha tenido ningún cargo público ni una critica inclusive de que habría hecho algo malo, somos gente íntegra. Personalmente he llegado a participar en un partido y lo reconozco, pero me gane el respeto, ya saben que uno los tiene bien puestos y de esa manera vas cambiando al mundo y vas interviniendo. 
En mi rancho, la gente venía con una colisima de corrupción y esta vez me tocó ir y decirles: « A ver un momento, quien va a votar tiene que pensar dos veces y quien va a proponer tiene que pensar dos veces porque nos estamos jugando el futuro de este pueblo.

En segunda les quiero decir que el que va a proponer tiene que tener una calidad moral, tiene que tener una transparencia y ser alguien íntegro para proponer ». Metimos esta dinámica y al final las cosas solas se dieron. Normalmente llegaban y todos levantaban la mano, imponiendo, queriendo, pero cuando todos se detuvieron hubo pocos candidatos nombrados, yo creo por sentido de responsabilidad. Como ya estábamos trabajando el asunto y que teníamos al presidente del tingo al tango, exigiéndole, exigiéndole, exigiéndole que cumpla con su transparencia, que haya honestidad, solas las cosas se fueron dando. 
Yo casi no hablo mucho en las asambleas, muy pocas veces intervengo incluso muchas veces algunos compañeros ni me dejaban hablar y la doña Suzana igual pero es también un trabajo que tal vez llevo haciendo desde más de 18 años. No es casualidad que nos hayan nombrado a nosotros, hay que tener cabeza para esto y hay que aguantar. Es de resistencia y lo sostenible siempre va ser sostenible. En ese aspecto nos hemos ido manejando y no nos han pelado políticamente, te das cuenta que en las asambleas nadie nos debate nada porque simplemente somos hombres íntegros. Por eso nosotros nos sentimos muy tranquilos.

Suzana: La mayoría de los nombrados aceptaron en el momento que se les nombró pero poco después se desintegro el comité que se había formado primero. Yo soy parte de los integrantes actuales del comité que fueron nombrados en sustitución de los que se salieron. Yo creo que me nombraron por querer participar en este momento y por convicción personal. Los que estamos ahora estamos por lo mismo: porque nos une la misma conexión ideológica y el sentido de querer hacer un bien a Nochixtlán.


¿Cuáles son sus primeros objetivos y su línea política a corto plazo como miembros del comité?

Sergio: Vamos a continuar hasta que se aclare el tema que nos aqueja y que puedo resumir en tres partes: primero se trata de la atención a los heridos, algo que ya está caminando porque Derechos Humanos ya tomó cartas en el asunto y se creó una Asociación Civil. Por el otro lado está el tema de la Justicia en el que no se ha hecho nada. No hay culpables señalados, nadie, ni materiales ni intelectuales. Considero que el tema allí está porque allí hay hechos y pruebas, ya debería de saberse la verdad. Si hay Justicia hay transparencia pero si no hay Justicia no va haber nada. El punto numero tres, que es el que mas nos va a mover y en el que estamos peleando aunque obviamente va ligado con el primero: si no les cumplen a los caídos y a los heridos y si no les indemnizan con los estándares internacionales, pues nosotros tampoco podemos pedir esa serie de peticiones, la infraestructura, las fuente de trabajo y el desarrollo que queremos para Nochixtlán. Eso es lo que estamos buscando.

Estamos hablando internamente para tener una mejor organización pero, desgraciadamente, a poca gente le interesa el desarrollo de Nochixtlán o simplemente tienen miedo de las represalias. Aquí éramos varios en un inicio y habían muchos del PRI pero, por ser familiares del ex-presidente, cuando el pueblo empezó a exigir Justicia se fueron saliendo y por miedo no tuvieron el valor civil de enfrentarlo. Sin embargo nos preocupa que eso se politice y que, en el momento dado, el pueblo nos abandone, lo digo claro. A lo mejor no lo va hacer pero a lo peor el gobierno nos van a dividir y el pueblo nos puede dejar solos. Nosotros vamos a ir hasta el fondo y vamos a exigir al gobierno por nuestra seguridad porque también no sabemos si la pasión de esta gente pueda dañarnos. Nosotros también tenemos familia pero no tenemos miedo, solamente vamos con precaución porque somos gente decidida. Se ha demostrado que en el mundo pocos hemos hecho los cambios y no se trata de los partidos sino de la gente y de su determinación para que cambien las cosas. Por eso somos pocos pero muy conscientes.


Aún así seguiremos hasta el final porque somos nochixtecos, nos preocupa lo que pasa aquí y sobre todo nos preocupa el futuro de nuestros hijos, que no vuelvan a vivir este tipo de acontecimientos. No es una cuestión mezquina sino es una cuestión de ideales. Que tengamos o no representantes, yo creo que solo por convicción seguiremos siempre luchando para un desarrollo, por tener una libertad, una vida digna y mejor, pero también creo que luchamos por la demás gente que no tiene el valor de poder hablar y expresarse. Nosotros somos gente que venimos de la cultura del esfuerzo y ante eso no nos es ajeno luchar por lo que nos pertenece. Normalmente aquí en el comité todos somos profesionistas y ese es una de las cosas que nos mueve. Yo tengo un trabajo y tengo que buscarle diario pero tenemos este compromiso de hacer las cosas bien y nos damos el tiempo para todo porque sí nos gustaría que en Nochixtlán elimináramos los partidos.

Suzana: La exigencia del pueblo nochixteco es que se haga justicia de manera monetaria, ya no hay otra manera. Que el gobierno cubre los gastos de los deudos, de los muertos y su parte integral de los heridos. Somos seres humanos, aquí no vinieron a matar ni chapulines ni cucarachas. ¿Con qué poco dinero puede cubrir las necesidades que se le pide para ponerse al parejo con los heridos? No es nada, pero es el juego político de un gobierno que verdaderamente está mal. Apoyamos a todas las acciones que se realizan en la parte legal pero ya prácticamente no nos corresponde porque para eso se conformó la Asociación Civil de Heridos y Justicia. 
Nosotros quedamos a fuera y caminamos por lo que es la infraestructura y en eso pretendemos beneficiar a nuestro pueblo, a los pobladores. Ya se metió el papeleo necesario para que desaparezcan los poderes pero es un proceso largo y jurídico. Nuestro interés va para algo que sea permanente, una infraestructura que permite un real cambio tanto social como cultural o económico del pueblo.

Tal vez valernos de la sangre derramada, pero creo que es necesario  hacerle honor, que esta sangre derramada no sea en vano y que siempre permanezca en la mente del pueblo y de las nuevas generaciones que vienen. Hay que darle el agradecimiento a quien se lo debe y nosotros vamos a seguir asumiéndolo hasta las últimas consecuencias.

Tocaremos a todas las puertas necesarias con el afán de un desarrollo diferente, de un nuevo renacer de Nochixtlán. Eso es lo único que nos mueve en común a nosotros del comité. Si no se puede de manera conjunta yo creo que de manera personal lo haremos. Nuestros ideales no se terminan acá y cada uno por su lado ha luchado de una manera independiente y distinta por ver a Nochixtlán de una manera diferente. Es una posesión de conciencia porque a nosotros no nos mueve ni el poder ni la economía. Afortunadamente lo que tenemos lo hemos hecho con mucho esfuerzo y lo que visualizamos es un futuro para la niñez, para la juventud, de desarrollo social y cultural diferente. Es una manera visionaria pero sana. Considero que ninguno de los compañeros pretendimos llegar de ninguna manera al poder. Nos mueve el sentido de conciencia, de convicción personal. Somos afines a la misma ideología de tener un Nochixtlán diferente para las próximas generaciones y de que estos acontecimientos vivos no queden impunes porque si hoy sufrimos de amnesia, mañana se volverán a repetir y de manera mucho más fuerte.
Lo único que nos puede desintegrar ahora es la falta de apoyo del pueblo y sobre eso ahora sí que vamos en contra marea porque son muchos más los enemigos que los amigos o gente que ideológicamente comulgue con nosotros. Pero bueno, somos un grupo de locos.

¿Qué se sabe de estos elementos internos y externos al pueblo que están sembrando la discordia dentro y fuera de las asambleas y qué piensan hacer como comité para enfrentar estas estrategias?

Sergio: Se trata de un grupo de gente que apoya al expresidente electo, alguien que fue disfrazado de su partido (el PCD) y en el que se invirtió mucho sabiendo que sino se iba a perder el municipio. Yo creo que ya perdieron la memoria. Este partido ya iba a desaparecer si no fuera por apostar en esta persona que sirvió a ocultar realmente lo que están haciendo y permitir que se siga haciendo. Por eso está este grupo de choque, están cuidado todavía estos intereses, por eso todo está ensuciado y la situación es tan difícil aquí en Nochixtlán.

Sobre las intervenciones abusivas en las asambleas, al final de cuenta, cuando ya se terminó la asamblea, yo creo que están fuera de la legalidad. Esta gente que opina y monopoliza el micrófono con su discurso de odio y de miedo no tuvo el valor civil de hacerlo en su momento. Considero que son pura gente de choque porque quieren imponerse y se ve que les lastimó un poco los acuerdos que el pueblo aprobó en la asamblea cuando afirmó « No queremos a los policías en la fiesta, en la Calenda, ni tampoco a los regidores ». Como ellos son de choque quieren que aparezca su autoridad y a eso fueron, a romper los acuerdos. Sin embargo, son una minoría y eso se demostró en la asamblea. No creo que nos deben de preocupar porque cuando llega el pueblo, él mismo determina y el pueblo ya está consciente de la lucha social. Somos más.

Suzana: La participación de estas personas es conocida. Se trata de una gente que ideológicamente tiene tendencias priistas y es gente que, de una o otra manera, demuestra su frustración ante la unión del pueblo. Han tenido hijos que han pretendido llegar a ser Presidente y nunca han figurado por el mismo hecho de que el pueblo no los han aceptado así que es gente resentida por el hecho de que sus parientes no han podido llegar al poder.

Considero que es gente que también representa el sentido económico, son comerciantes de mayor economía en el pueblo y se siente su temor más que nada. En primer lugar, es gente que no participa en este tipo de eventos populares, de manifestaciones, tampoco no sufrieron las agresiones a las cuales fue sometido Nochixtlán. Se contentan de comentar y participar desde el fondo de su madriguera, allí muy escondidos. Ni siquiera están conscientes de lo que está pasando en el pueblo, se dedican a ver la televisión y a guiarse por los medios de comunicación que, bien sabemos, lavan las noticias. Es gente temerosa de perder su patrimonio económico más que nada. 
Son conocidos en el pueblo porque con ellos participan gente que se consideran mucho más intelectuales al resto del pueblo y por lo mismo sus participaciones son aburridas, no les entiende la gente porque utilizan palabras muy rebuscadas, quieren impresionar pero no es esa la manera. Yo creo que las personas deben hablar pero sostenidos por sus actitudes y actuaciones y cuando eso no se hace somos rechazados, tirados de a locos por la gente.

¿Cuales son las estrategias de las antiguas autoridades para recuperar el municipio?

Suzana: Yo creo que su estrategia es más que nada llamar la atención en cuanto a que ellos dominan todo lo que son los programas de apoyos y en esto se apoyan, en que la gente tiene que ir a pagar servicios y todo lo demás. En eso consideran ellos que reside su deber, él de seguir percibiendo la economía del pueblo, cobrar los impuestos el día del mercado que es domingo, etc… Eso es lo interesante para ellos.

También hay que mencionar que el párroco está involucrado en el sentido de que apoya mucho a los regidores. Él argumenta que, en su momento, ha apoyado al magisterio, al pueblo, porque abrió las puertas de la parroquia para que ingresaran a los heridos cuando el municipio estaba cerrado y las puertas nunca se abrieron. Yo considero que el cura debe de tener un sentido de humanidad que es lo que le corresponde y debe de servir al pueblo de manera eclesiástica, a todos y cada uno. Pero él quiere manipular psicológicamente a sus discípulos con lo de su apoyo afirmando que su posición ahora es de apoyar también a los desprotegidos que, según él, son los regidores. De una manera o otra, él tiene mucho que ver en la confrontación que divide a la ciudadanía porque no tiene una postura neutral, sin ninguna tendencia hacia ningún lado. Psicológicamente y de manera muy subliminal, maneja a su gente que es apegada y muy abrigada en lo que es de ir a las misas y todo eso.

Sergio: De forma poderosa incita a la violencia, maneja a la pobre gente y se está metiendo en terrenos políticos que no le corresponde. En la misma misa habla de política, en sus sermones dice « Ciudadanos, en la calenda queremos que aparezca la autoridad y la policía porque sino otros se van a aprovechar del movimiento ». Para mí, es algo delicado que el padre diga « ¡Yo soy la máxima autoridad! ». Cuando eso pasa con un jefe de la iglesia, considero que se ha perdido la razón. Así que lo acusamos claramente de lo que podría llegar a pasar en Nochixtlán, de las confrontaciones, porque no está midiendo las consecuencias de sus actos y de sus palabras.

Ahora, con las antiguas autoridades, todo se volvió un enredo político porque los quieren resurgir como unos héroes, incluso el cura, cuando realmente no estuvieron cuando se les necesitó. Ahora, quieren ejercer que ellos son la autoridad cuando realmente nunca lo han sido porque creo que una autoridad cumple con el sentido humano, informal. Ellos no han sabido ser autoridad y se demostró en estos días que, con ellos o sin ellos, Nochixtlán vive y está caminando.

¿Cómo se vive en Nochixtlán sin la presencia de fuerzas policiales y cuales podrían ser las alternativas a su regreso en el municipio?

Suzana: Es algo surrealista, lo vuelvo a repetir, pero la situación nos parece tal que el mes y medio que teníamos sin policía no hubo nada, nada de robos, nada y prácticamente ahora que resurgen policías con sus patrullas y lo demás, ayer me platicaban que en un rancho fueron a robar con camionetas a ochenta cabezas de borregos. Estas acciones, podría uno pensar que son prefabricadas porque ir en camionetas y sacar a tantos animales es crear el miedo, la psicosis en el pueblo. Así que le pregunte si no se ponía a pensar lo raro qué es, que cuando estábamos podría decirse emocional y psicológicamente más temerosos y desprotegidos no pasó nada y ahora que los policías empiezan nuevamente a recorrer el pueblo empiezan a surgir este tipo de problemas. Es para que la gente empiece a apoyar este tipo de acciones pero si no se analiza un antes y un después uno puede pensar que estamos mejor con policías porque el temor surge. De todos modos, si se encuentran con una patrulla, podrán observar que los policías pasan pero con un actitud de miedo, de temor de la reacción del ciudadano, entonces ya no hay esta seguridad de que se supone que debe representar la policía.

Sergio: Es una « inseguridad » que se refleja en sus rostros. A algunos carros de Transito les pintaron de blanco y empezaron a aparecer como civiles. Son ideas malas, no de transparencia, de querer maquillar lo que ya no se puede. En una de nuestras reuniones uno se acercó y dijo « Yo puedo ser policía del pueblo ». Es algo muy interesante que pudiéramos tener una policía comunitaria porque si nos vigilamos entre ciudadanos tendremos mejor seguridad que si traen gente ajena que este entrenada, comprada, dañada, contaminada y esa es la que nos hace más daño. Yo considero que sí podríamos volver a una policía ciudadana.

A largo plazo, ¿a qué tipo de utopía están aspirando?

Sergio: Personalmente es un sueño que tengo, me gustaría que Nochixtlán volviera a los Usos y Costumbres porque yo creo que han funcionado. En los pueblos, si alguien se desvía lo corrigen y se cambia, se sana, a lo mejor pasan tres años de tristeza pero vienen otros más años de alegría pero aquí son muchos años de tristeza y pocos de alegría. La política manejada por esta gente siempre ha sido mala, priista, sin informar, sin derogar, no puedo hablar de cacicazgo, no puedo hablar de una política limpia sino que es una política que solamente beneficia a sus familiares, sus amigos. Nunca abrieron el consenso a una licitación de un recurso, nunca informaron al pueblo de que iban a realizar unas obras, no hubo esa socialización que realmente nosotros queremos. Siempre ellos, sus familias y eso es lo en que no estamos de acuerdo. 
Entonces necesitamos que la participación de la gente, el dialogo, las asambleas, el plebiscito, el referéndum, el tomar en cuenta hasta el ultimo ciudadano valga la pena para poder cambiar este pueblo. Me gustaría que se retomaran los Usos y Costumbres para que los gobiernos sean populares y que sea la gente más honesta, mas honrada, mas probada la que llegue a gobernar a Nochixtlán porque desgraciadamente desde que llego el dinero y llegaron los partidos, han destruido a la esencia de los hombres. Entonces se ha contaminado el desarrollo de las comunidades y eso me gustaría a mí, que los gobiernos fueran ciudadanos y que la gente realmente los nombre por su integridad, no gente fabricada por la mercadotecnia o por la televisión o por el cacicazgo como sucede en este caso.

Suzana: Coincido con las aspiraciones de mi compañero en lo que me gustaría que se retomaran los usos y costumbres y que los ciudadanos fueran consensados de acuerdo con sus acciones. Creo que sería lo mejor porque se sanearía de tanto enviciamiento que ha surgido acá con los partidos y de tanto deshago de desarrollo social, cultural, económico, de todo tipo en Nochixtlán. En realidad, nosotros vivimos bajo un régimen demasiado limitado y es una situación muy triste la de limitar el desarrollo por intereses personales. Si no es por parte del gobierno, es por parte de los « Bienes Comunales », un grupo de gente que maneja grandes extensiones de tierra y que lo único que ha hecho es volverse rico vendiendo las tierras y no dando participaciones de sus recursos y de sus acciones a la población. Según, Nochixtlán es 100% comunal pero nosotros como ciudadanos no tenemos acceso a la información y las reuniones que ellos tienen.

La mayoría de los Nochixtecos no estamos considerados como comuneros sino que estos comuneros se conforman de familias, de personas que vienen de los pueblos y que se pueden manejar psicológicamente muy fácilmente por falta de conocimiento más que nada. Se considera que Nochixtlán es actualmente un lugar de guerrillas, yo creo que las guerrillas son los partidos políticos. Esas son las verdaderas guerrillas que han venido contaminando a la mayoría. Somos pocos los que tal vez ideológicamente no hemos sido contaminado. Así es.






°