lunes, 15 de agosto de 2016

«Un Punto de Inflexión»

Lo ha dejado muy claro Otegi en las entrevistas que le han hecho recientemente, mientras Euskal Herria carezca de instituciones propias, de instituciones soberanas, todos los aspectos en el día a día del pueblo vasco están sujetos al capricho y arbitrio del régimen español.

Dicho lo anterior, les presentamos este artículo publicado en Naiz:
Larrion ve «necesario» que tras el 25S haya «un punto de inflexión» hacia el soberanismo

La cabeza de lista de EH Bildu por Araba, Miren Larrion, cree «necesario» que durante la próxima legislatura haya «un punto de inflexión» hacia el soberanismo. Descarta que se esté «en vísperas de una declaración de independencia, ni mucho menos», pero considera que, tras los comicios del 25 de setiembre al Parlamento de Gasteiz, tiene que haber «saltos cualitativos».
En una entrevista concedida a Europa Press, Larrion ha explicado que la propuesta soberanista de EH Bildu, más allá de aspectos «identitarios», incide especialmente en «las positivas repercusiones» económicas y sociales que, a su juicio, tendría la independencia de Euskal Herria.

Este enfoque de la reivindicación soberanista se debe a los cambios registrados en una sociedad «que avanza» y en la que «se incorporan nuevos elementos». «La sociedad ha evolucionado y la oferta de país debe cambiar de acuerdo a la sociedad que construimos», ha explicado.

El proyecto de EH Bildu pretende «dar respuesta» a una situación en la que los derechos sociales están siendo «lesionados», de forma que la construcción de país debe hacerse desde la garantía y el refuerzo de dichos derechos.

Todo ello, según ha explicado, no implica renunciar a la defensa de cuestiones de carácter identitario, entre las que ha incluido las políticas relacionadas con el euskara. Sin embargo, en este punto también ha matizado que hay que tener en cuenta que Euskal Herria, en la actualidad, tiende a ser «cada vez más trilingüe», de forma que se trata de una materia que, al igual que en otras, debe enfocarse desde una perspectiva de «apertura».

Modelo a seguir

Miren Larrion considera que el proyecto independentista de Catalunya, aprobado por las instituciones catalanas, pero que cuenta con el rechazo del Gobierno español y del Tribunal Constitucional, es un modelo «muy interesante».

No obstante, ha explicado que «también lo son» los modelos de Escocia y Quebec, donde se han celebrado refrendos independentistas con el visto bueno de los parlamentos británico y canadiense.

La candidata de EH Bildu ha recordado que, en todo caso, se trata de sociedades «distintas», por lo que se ha mostrado partidaria de «coger lo más interesante de cada una» de esas tres fórmulas.

«Cerrazón»

Asimismo, ha subrayado que en el caso vasco o catalán «lo que falla no es el país, sino el socio que tenemos delante». Larrion ha lamentado que, mientras el Estado español mantiene una «cerrazón absoluta» frente al derecho a decidir, Reino Unido y Canadá «son países con una trayectoria democrática en la que se entiende que la gente tiene que decidir su futuro libremente».

Ante los «tremendos obstáculos» que plantea el Estado español a las reivindicaciones soberanistas, considera que es necesario idear fórmulas que permitan «saltar» por encima de dichas trabas.

Larrion ha defendido que Euskal Herria debe «decidir cuál es su modelo y seguir para adelante», aunque ha advertido de que EH Bildu no pretende «engañar» a nadie en esta materia, por lo que ha reconocido que «no estamos en vísperas de una declaración de independencia, ni mucho menos».

A su juicio, Euskal Herria aún tiene «muchas cosas que hacer como sociedad», por lo que se ha mostrado partidaria de trabajar entre «todos» y de «ampliar el número de socios» para avanzar hacia «el modelo de país que queremos».

«Un país decente»

EH Bildu aspira a configurar una Euskal Herria «solidaria», en la que «se reparta la riqueza», por lo que ha rechazado los proyectos «basados en la insolidaridad y en las desigualdades». «Reivindicamos un país digno, decente, en el que la gente pueda ver satisfechas sus necesidades vitales y laborales», ha indicado.

Miren Larrion ha rechazado fijar fechas concretas para alcanzar todos estos objetivos, aunque ha asegurado que es necesario establecer «etapas concretas». Los plazos, ha dicho, deben fijarse teniendo en cuenta que «en este tipo de procesos, las cosas no son progresivas ni lineales; sino que, de repente, se dan saltos cualitativos cuando se producen circunstancias que lo permiten».

Por ese motivo, piensa que lo que hay que hacer es «crear esas circunstancias», una labor en la que considera que debería involucrarse el PNV. Según ha afirmado, hay «muchísima gente» en el partido jeltzale «que quiere abrir esa vía», algo que afirma haber constatado en iniciativas ciudadanas como Gure Esku Dago.

La candidata de EH Bildu ha subrayado la importancia de este tipo de movilizaciones de la sociedad civil, que pueden hacer que los proyectos avancen «por encima de las siglas». Larrion ha asegurado que «en muchas ocasiones, son los intereses de cuatro lo que impide que se avance como país».

Larrion ha destacado que en Catalunya, ha sido la movilización social la que ha hecho que las instituciones «no tengan más remedio» que impulsar el proyecto independentista.

Pese a no fijar fechas concretas, se ha mostrado convencida de que en la próxima legislatura en la CAV será necesario dar pasos significativos en el ámbito del soberanismo. «No tengo ninguna duda de que es necesario que haya un hito, un punto de inflexión que nos marque no sólo hacia dónde vamos, sino fundamentalmente qué queremos».

Dicho «hito», según ha dicho podría ser una consulta, aunque esta no sea la única opción posible. En este sentido, ha destacado que la cadena humana en defensa del derecho a decidir que se celebró en 2014 resultó «emocionante», aunque ha lamentado que, posteriormente, «no se supo estar a la altura» para recoger y dar continuidad desde las instituciones a «la ilusión de aquel día».

Larrion ha lamentado que los dirigentes políticos no hayan sido capaces de «recoger el guante», y ha considerado que «hay que aprovechar ese impulso, esa ola, para hacer palanca de tracción», de forma que se pueda avanzar hacia los objetivos fijados. «Necesariamente tenemos que ir marcando hitos y generando ilusión», ha explicado.

PP y Ciudadanos

Por otra parte, en materia de paz y convivencia, ha destacado que EH Bildu «está dando pasos», aunque ha lamentado que el Gobierno español no haya puesto este tema «sobre la mesa» en los últimos años.

Además, ha advertido de que un eventual acuerdo entre el PP y Ciudadanos para formar gobierno en el Estado no será sino «un obstáculo más» , dado que la formación liderada por Albert Rivera está «todavía más a la derecha» que el PP. «Cualquier posible acuerdo sólo ahondará en el modelo de Rajoy, que es perjudicial para todos los ciudadanos», ha asegurado.






°