martes, 15 de octubre de 2019

Los Orio Speed Masters

Las regatas de traineras son un deporte que levanta pasiones en Euskal Herria.

Pues bien, por medio de Noticias de Gipuzkoa traemos a ustedes las andanzas de una trainera muy particular.

Lean ustedes:


Un grupo de veteranos remeros británicos ha causado sensación en la isla a bordo de la ‘Basque Country' y con la denominación de Orio Speed Masters

Iker Andonegi

La trainera que ha triunfado en Gran Bretaña ya está en casa. La Basque Country regresó ayer a tierras vascas tras haber batido varias marcas desde el Lago Ness de Escocia hasta el Canal de La Mancha. Y es que un grupo de remeros británicos veteranos, bajo el nombre de Orio Speed Masters, había tomado prestada esta embarcación para llevar a cabo tres retos durante los últimos meses. Su éxito, además, ha despertado el interés por las traineras en un país donde el remo goza de una gran popularidad.

Algunos de los miembros de la tripulación británica, encabezados por Jock Wishart, estuvieron ayer en Arraun Etxea, en Orio, para devolver la trainera. Les acompañaron, la alcaldesa de la localidad, Anuska Esnal; el entrenador del primer equipo oriotarra, Jon Salsamendi; Jon Lasa, de Tknika; el remero Jon Carazo y otros miembros del club oriotarra.

El curioso viaje de la Basque Country a Gran Bretaña arrancó en 2017. Orio ganó la Bandera de La Concha aquel año, y una oriotarra residente en Inglaterra no se perdió la regata. Su pareja vio la prueba y las traineras le llamaron la atención, y enseguida compartió su hallazgo con el alma máter de este equipo, Jock Wishart. Este remero y navegante escocés, que ahora tiene 68 años, es una celebridad en Gran Bretaña por haber formado parte de la organización de numerosos eventos deportivos -como la Copa del Mundo de Rugby de 1991- y, sobre todo, por haber llevado a cabo varias aventuras, principalmente en la mar. Entre otras hazañas, en 1997 completó una travesía a remo por el océano Atlántico entre las Islas Canarias y las Barbados, en 1998 circunnavegó el globo en 74 días, en 2011 formó parte de una expedición al Polo Norte Magnético, y también ha realizado varias travesías a remo por este lugar, donde organizó el partido de rugby que se ha jugado más al norte del planeta con fines benéficos.

Jon Salsamendi, el entrenador de Orio, relata que cuando Wishart vio la Bandera de La Concha “se enamoró de las traineras y dijo que quería ganar la regata The Great River Race con un bote de esos”. El remero escocés se puso en contacto con el club oriotarra y, finalmente, dos años después, solicitó su ayuda para llevar a cabo sus planes.

La tripulación británica se llevó prestada la trainera Basque Country, realizada por Tknika, un centro dependiente del Gobierno Vasco para desarrollar la Formación Profesional que realiza diferentes proyectos de innovación. Esta embarcación es ligeramente distinta de las que se utilizan para la competición, y tiene, por ejemplo, más estabilidad en mar abierto. Orio Arraunketa Elkartea les cedió los remos.

Wishart se quedó fascinado por la forma en la que la localidad oriotarra vivía el remo, y quiso bautizar su proyecto como Orio Speed Masters.

Del Lago Ness al Támesis

La tripulación británica se planteó realizar tres retos con la trainera. En primer lugar, el pasado mes de junio, la Basque Country batió el récord de la travesía del Lago Ness, en Escocia. La embarcación vasca completó unos 33 kilómetros en dos horas, 26 minutos y 57 segundos, y consiguió rebajar en un minuto y doce segundos la plusmarca anterior. En agosto, realizaron un recorrido de 24 millas por el Canal de La Mancha. Ante las dificultades puestas desde la orilla francesa para cruzar el estrecho, la Basque Country salió de Dover, bordeó una boya situada en el lado británico y regresó al puerto de salida. Por último, el mes pasado, Orio Speed Masters participó en la regata The Great River Race, sobre el río Támesis, una multitudinaria competición de 21,6 millas que reúne a más de 300 botes y que está considerado como el campeonato de embarcaciones tradicionales del Reino Unido. La Basque Country, con una bandera amarilla de Orio Arraunketa Elkartea en su popa, fue el bote más rápido, y completó el recorrido en 2 horas 2 minutos y 51 segundos.

“Nos lo hemos pasado muy bien”

Wishart se mostró encantado con sus experiencia con la Basque Country: “Nos lo hemos pasado muy bien. Es un barco muy curioso. En Inglaterra estamos acostumbrados a ver botes de remo olímpico, y creo que, ya que el deporte olímpico busca innovación, estaría muy bien que estuviera en los Juegos”.

El escocés aseguró que la trainera había causado expectación en los aficionados británicos: “La gente está muy interesada, porque es un barco muy visual y llama mucho la atención. A los que han remado dentro les ha gustado mucho”.

Wishart eligió esta embarcación para llevar a cabo sus retos porque consideró que “era lo suficientemente rápida para hacer el récord y, a la vez, era apta para el mar. Un ocho no te permite remar en el mar. La trainera te da velocidad y es un barco apto para el mar”.

El navegante y sus compañeros no descartan regresar a tierras vascas y volver a remar en una trainera: “Nos estamos planteando venir a alguna regata de veteranos, porque hemos creado un vínculo con Jon Salsamendi y con Jon Lasa, y no queremos perderlo. Además, queremos ver qué rápidos somos en comparación con los de aquí”.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario