viernes, 18 de octubre de 2019

Marinaleda con Catalunya

Como es ya natural en él, una vez más Juan Manuel Sánchez Gordillo, el alcalde de la insumisa Marinaleda, se ha solidarizado con aquellos que caen bajo la bota represiva del régimen borbónico franquista.

En esta ocasión, no ha tenido problemas en dejar bien clara su opinión con respecto a la sentencia en contra de los represaliados políticos catalanes del juicio al Procés.

Lean ustedes:


El Ayuntamiento de Marinaleda cree que el pueblo andaluz tiene derecho a independizarse y acusa al Supremo de prevaricar

Juan Luis Valenzuela

Sánchez Gordillo, alcalde Marinaleda, ha salido de su inhabitual mutismo y lo ha hecho para ”liarla”. Y lo ha realizado a través de la aprobación de una muy controvertida declaración del equipo de Gobierno de su ayuntamiento, sobre los sucesos de Cataluña, la sentencia del Tribunal Supremo sobre el “procés” y reclamando la independencia de Andalucía.

Gordillo que lleva gobernando el ayuntamiento sevillano desde Marinaleda desde las primeras elecciones democráticas de 1979 (justo 40 años) y que ahora lo hace dentro del grupo de la confluencia Podemos-IU (Adelante Marinaleda), ha rechazado en un comunicado difundido en la red social de Facebook del propio consistorio la sentencia del Supremo relativa al “procés”. La gravedad de la declaración reside en que en dicho texto se afirma que el presidente del tribunal, el magistrado Manuel Marchena, “«es el juez Marchena el que debería estar en la cárcel y no Junqueras u otros dirigentes”. Mantiene además el comunicado que dicha sentencia “no ha sido justa ni proporcionada, sino que ha sido una venganza y un castigo”.

Por ello deduce el equipo de Gobierno que la Sala Penal del Tribunal Supremo  “ha prevaricado” por lo que, como consecuencia de esta situación “la independencia del poder judicial queda desacreditada”.

La independencia y la izquierda

En otro apartado del comunicado se añade que tanto el pueblo catalán, como el vasco o el andaluz tienen derecho a un referéndum para constatar si “quieren federarse o confederarse o formar un estado propio y ser totalmente independiente”. Mete en el ámbito de la izquierda al movimiento independentista tras afirmar que “los anticapitalistas y la gente de izquierdas debemos estar con el pueblo catalán y sus reivindicaciones, por ser nuestras mismas reivindicaciones frente al nacionalismo español. La lucha de clases y la lucha nacional es una misma lucha, porque a ambas les interesa acabar con el capitalismo”, concluye. Para nada debemos estar con el Rey y sus partidos políticos”, zanja.

El comunicado en Facebook:

DESDE MARINALEDA MOSTRAMOS NUESTRA SOLIDARIDAD CON EL PUEBLO CATALÁN Y SU LUCHA POR SU SOBERANÍA

La sentencia del Tribunal Supremo no ha sido justa ni proporcionada, sino que ha sido una venganza y un castigo, que va de los 9 a los 13 años de cárcel para los principales dirigentes de la Generalitat.

El Tribunal Superior de justicia ha prevaricado, es el Juez Marchena el que debería estar en la cárcel y no Junqueras u otros dirigentes.

La independencia del poder judicial queda desacreditada, no reconociendo, en absoluto, el derecho de autodeterminación, “DERECHO DE AUTODETERMINACIÓN AL QUE EL PUEBLO CATALÁN, EL PUEBLO VASCO O EL PUEBLO ANDALUZ MEDIANTE REFERENDUM LIBRE O DEMOCRÁTICO TIENEN DERECHO Y SI QUIEREN FEDERARSE O CONFEDERARSE O FORMAR UN ESTADO PROPIO Y SER TOTALMENTE INDEPENDIENTE”.

Nos han dicho con manifestaciones, pacíficas y no violentas, que el pueblo catalán tiene derecho a la libre determinación y a darse para sí mismo el término de república catalana. El 13 de octubre de 2019, que fue el mismo día que el SAT ocupó el aeropuerto de Sevilla, reclamando las peonadas, para que pasaran de 60 a 35, y que se saldó con una victoria del pueblo andaluz sobre Madrid.

Los catalanes tienen más que derecho a ser gobernados y a elegir su propia voluntad de gobierno y de andadura política.

La lucha de clases y la lucha nacional es una misma lucha, porque a ambas les interesan acabar con el capitalismo. En la lucha de la clase obrera no hay autentica liberación mientras no cese el capitalismo, ni ningún territorio podrá ser autenticamente libre, autónomo y soberano mientras exista un sistema que se llama capitalismo.

Los anticapitalistas y la gente de izquierdas debemos estar con el pueblo catalán y sus reivindicaciones, por ser nuestras mismas reivindicaciones frente al nacionalismo español, para nada debemos estar con el Rey y sus partidos políticos.

La sentencia ha sido política y como tal política puede ser juzgada como muy dura y pretender quitarle al Estatuto de Autonomía Catalán las competencias sobre prisiones, que es el único pueblo que las tiene, es un auténtico disparate, puesto que esto figura en la Constitución y en dicho Estatuto de Autonomía.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario