jueves, 17 de octubre de 2019

ELA con Catalunya

Las últimas horas han dejado al descubierto la naturaleza violenta del régimen español. Cómplices por conveniencia, los líderes de los estados europeos lejos de mandar llamar a los embajadores españoles para exigir explicaciones y un alto a la represión insisten en decir que España es un estado democrático y que como tal es respetuoso de los derechos de sus habitantes.


Desde La Vanguardia traemos a ustedes esta nota con respecto a lo declarado por el sindicato vasco ELA:


El secretario general de ELA, Mitxel Lakuntza, ha asegurado este jueves que la sentencia del Tribunal Supremo, que ha condenado a entre 9 y 13 años a líderes del 'procés' por sedición y malversación de fondos públicos, es "política", y ha denunciado que "no se está buscando justicia, sino venganza".

El secretario general de ELA, Mitxel Lakuntza, ha asegurado este jueves que la sentencia del Tribunal Supremo, que ha condenado a entre 9 y 13 años a líderes del 'procés' por sedición y malversación de fondos públicos, es "política", y ha denunciado que "no se está buscando justicia, sino venganza". En una entrevista a ETB1, recogida por Europa Press, el dirigente sindical ha señalado que los últimos días "se está viendo, tanto en Catalunya como en Euskal Herria, el enfado y la indignación que ha causado esta sentencia", que, según ha insistido, "está claro que ha tenido un objetivo político desde el principio". "El objetivo político en el Estado desde 1978 ha sido ahogar la iniciativa democrática y el republicanismo. Estamos ante una sentencia política, y ha quedado al descubierto que aquí no se está buscando justicia, sino venganza", ha reiterado.

Asimismo, Lakuntza ha destacado que, como representante de un sindicato, la sentencia "tiene otro punto de preocupación en torno a la lectura que se hace de la sedición", ya que, según ha dicho, "aunque todas las condenas son injustas, es muy significativo que dos personas como (Jordi) Cuixart y (Jordi) Sánchez están en prisión con una pena de nueve años de cárcel por organizar una manifestación". "Como sindicato, y en la medida en que organizamos manifestaciones, protestas y movilizaciones, nos preocupa", ha añadido.

Por último, el secretario general de ELA ha afirmado que, si hay algo que "reconocer y alabar" en el movimiento independentista de Catalunya es que "han sido capaces de poner en marcha en la sociedad una base firme por la independencia y el derecho a decidir", una situación en la que, en su opinión, "no estamos en Euskal Herria, entre otras cosas, porque el Gobierno Vasco no ha querido impulsar iniciativas así y ha preferido adormilar el derecho a decidir y no reforzar ese pulso político".






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario