jueves, 16 de marzo de 2017

Robo Consumado

El régimen borbónico franquista ha consumado el robo de 104,000 euros al pueblo vasco.

Así es, tal como usted lo lee, así como vienen haciendo desde 1939, el régimen instalado por los nazis en España demuestra que continúa apropiandose de lo que no le pertenece, en este caso, del dinero recaudado para ayudar a las familias de los rehénes que Madrid mantiene secuestrados a cientos de kilómetros de sus núcleos familiares.

Este robo en particular fue llevado a cabo por su grupo armado delictivo denominado Guardia Civil, ese mismo que tiene a cuatro de sus integrantes en un juicio por haber torturado a la militante vasca Sandra Barrenetxea, ese cuya presencia ha causado tanto daño en Altsasu... y luego se preguntan por qué existen iniciativas como Alde Hemendik y Ospa Eguna.

Aquí la nota al respecto publicada en Naiz:

La AN rechaza el recurso de Sare y no le devolverá el dinero recaudado en la manifestación de 2015

La Audiencia Nacional ha desestimado el recurso presentado por Sare para recuperar los 104.000 euros obtenidos en la cuestación de la manifestación de enero de 2015, según ha anunciado la propia red, que ha apelado a la solidaridad ciudadana para garantizar la continuidad de su labor.
En una rueda de prensa en Gasteiz, portavoces de Sare han anunciado que la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional española ha decidido no devolver a Sare los 104.000 euros que le incautó la Guardia Civil tras la multitudinaria manifestación de enero de 2015. De esta manera, el tribunal especial ha seguido el criterio planteado por la Fiscalía.

El auto, los jueces Enrique López, José Ricardo de Prada y Concepción Espejel, magistrados de la sección segunda de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional española, rechazan reembolsar el dinero arrebatado durante la marcha de hace dos años argumentando que no es el momento de determinar quién es el propiatario de los fondos y que esta es una cuestión que se dirimirá durante la vista oral, que todavía no tiene fecha.

Sare siempre ha señalado que el dinero se recaudó para sufragar los gastos de la marcha a favor de los derechos de los presos. El ministerio público, sin embargo, asegura que se trata de fondos recogidos por «miembros de Herrira». Según se recoge en el auto, la fiscalía considera que «este dinero se obtuvo como consecuencia de la cuestación y otras actividades de venta de determinados productos organizados por la entidad suspendida en sus actividades Herrira, por entender que puede ser una organización que sucedía en sus actividades a la disuelta Gestoras pro Amnistía».

Para sostener sus tesis, la acusación asegura que la cuestación fue realizada por miembros de Herrira «identificados por unas camisetas con el logo y que la misma era desarrollada para sufragar los fines de Herrira, esto es, para apoyo del colectivo de abogados BL supeditados a ETA y para el apoyo de los presos de ETA que se mantienen fieles a los pustulados de la organización terrorista».

Paradójicamente, después de dar por sentada una supeditación a ETA que ni siquiera ha sido sometida a juicio, los magistrados argumentan que no es su objetivo determinar ahora cuál es la naturaleza de Sare o de Herrira o cuál era el destino del dinero. «Lo que se discute es la propiedad de la cantidad de dinero sobe la que se ha adoptado una medida cautelar», consideran, señalado que se trata de una cuestión que «trasciende a la presente resolución y que debe ser decidido en la resolución definitiva que sea dictada tras la celebración del juicio oral».

Consideran los togados que la incautación, como medida cautelar, «resulta proporcional a la naturaleza y gravedad de los delitos investigados», por lo que rechaza la reclamación de Sare para que los fondos les fuesen devueltos.

En la vista celebrada el pasado 23 de febrero, el Ministerio Público argumentó que la retención del dinero es una medida cautelar adoptada dentro de la causa que se sigue contra abogados y solidarios con los presos vascos, por lo que hay que esperar a la resolución de la misma.

Llamamiento a la solidaridad

Con el fin de hacer frente a la complicada situación económica en que esta decisión deja a Sare, y para garantizar la continuidad de su labor, han apelado a la solidaridad ciudadana.

Han anunciado la celebración de una Semana Solidaria que, desde mañana y hasta el próximo día 22, busque reforzar la red Sare.

Se ha hablitado asimismo la posibilidad de hacer donaciones a través de la web de Sare o vía transferencia bancaria.






°