sábado, 18 de marzo de 2017

Asiron y los 3 de Orereta

Aquel día esos tres chavales tuvieron una decisión por tomar: asistir a la masiva concentración en Bilbo en contra de la tortura o ir a complicarle la vida a quienes componen el ayuntamiento de Iruñea hoy liderado por la izquierda abertzale.

Optaron por lo segundo, armaron un zafarrancho, las fuerzas de ocupación del regimen español entraron en acción y hoy enfrentan cargos por terrorismo sin que los que les enviaron a la capital de Euskal Herria a dar una vuelta de tuerca más a su campaña en contra de EH Bildu estén mostrando la capacidad para acompañarles en estos duros momentos.

Para su fortuna, esos a los que ellos denominan chivatos, domesticados y oficialistas sí tienen experiencia en eso de asistir a los represaliados y a sus familias. Más allá, no establecen diferencias ni apuestan por cismas artificiales, todos los represaliados por Madrid tienen exactamente el mismo valor para una sociedad en lucha, no hay necesidad de emplazamientos necios como ese de que se les debe de arropar igual que a los jóvenes de Altsasu, auténtica perogrullada.

Les dejamos con esta nota publicada en Diario de Navarra:


El alcalde de Pamplona muestra su solidaridad con los padres y madres de los detenidos

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, y el de Rentería, Julen Mendoza, han considerado "desproporcionado" la calificación de los incidentes que se produjeron el pasado sábado en el Casco Viejo de la capital navarra como "actos terroristas" que, en su opinión, "responde a tiempos pasados y medidas excepcionales, y que en nada ayudan a la pacificación y la conviviencia de nuestro país".

Para ambos alcaldes, tanto los atentados como la imputación a los tres detenidos por un delitos de terrorismo "nos quieren volver a llevar al pasado, repitiendo hechos, situaciones y dramas que creíamos superados". "Nos preocupa profundamente el ejercicio nostálgico y de banalización de la violencia del pasado que se están haciendo determinados sectores" así como "la actitud del Estado de absoluto inmovilismo y de mantenimiento de las políticas y medidas de excepción", han remarcado en un comunicado.

"Unos y otros pretenden abrir un nuevo ciclo de violencia y sufrimiento para una nueva generación de jóvenes", han asegurado los ediles que han asegurado que "no vamos a permitir que ni unos ni otros lleven a este país y a las nuevas generaciones a un nuevo ciclo de sufrimiento".

En este sentido, han exigido la "inmediata puesta en libertad de los tres jóvenes que se encuentran encarcelados en estos momentos en la prisión de Pamplona" y que la causa "sea devuelta de la Audiencia Nacional al juzgado ordinario, y sea descalificada como acto de terrorismo".

Asiron y Mendoza han mostrado su solidaridad con los padres y madres de los detenidos y han animado a participar en la manifestación en Rentería bajo el lema 'Gure seme - alaben etorkizunaren alde' 'Por el futuro de nuestros hijos e hijas'.

Finalmente, han reivindicado "un cierre ordenado del ciclo de violencia del pasado, porque solo así estableceremos las garantías de la no repetición". "El sufrimiento padecido por este pueblo es un enorme drama que no se puede volver a repetir. Seamos capaces por tanto de llegar a los consensos y acuerdos que sean necesarios para un cierre definitivo de la violencia y el sufrimiento", han solicitado los alcaldes que han señalado que, de lo contrario, "tenemos un enorme riesgo de que se vuelva a abrir un nuevo tiempo de sufrimiento".





°