sábado, 25 de marzo de 2017

La Europa de Urkullu

Los países que componen la estructura supraestatal conocida como Unión Europea han celebrado las seis décadas de su creación.

El lehendakari 3/7 ha aprovechado la ocasión para recordarle a las metrópolis europeas el talante europeísta del gobierno vasco, por lo que nos queda la duda si el mismo sea un talante que solo aplique a quienes gobiernan desde Ajuria Enea para beneficio de La Zarzuela o si se trata de un sentimiento compartido por el conjunto del pueblo vasco, ese que habita una de las naciones mencionadas por Urkullu en su discurso, una nación sin estado, fagocitada por dos aberraciones contemporáneas; una nación con su propia historia, sus costumbres, sus leyes antiguas, su idioma que la define y le da identidad; una nación con el derecho a su autodeterminación, a su descolonización, a su unificación en la Europa sin fronteras; una nación... de nombre Euskal Herria.

Tampoco nos queda claro por qué Urkullu el Aburrido no ha aprovechado la ocasión para emplazar a Madrid y a París con respecto al desarme de ETA a tomar lugar el próximo 8 de abril, hito que culmina el proceso unilateral iniciado por la organización antifascista hace ya cinco años, cinco años en los que las medidas de excepción en contra de los independentistas vascos han seguido violando las leyes tanto del estado francés como las del estado español así como las europeas.

Les dejamos pues con esta nota acerca de las palabras de Urkullu publicada en El Mundo:


El lehendakari aboga por un Unión "más integrada" y que se asiente en la soberanía compartida

Belén Ferreras

El Gobierno vasco ha aprovechado la celebración del 60 aniversario del Tratado de Roma que se conmemora este sábado para reafirmar el compromiso de Euskadi con el proyecto europeo, pero ha reivindicado que sea una UE más "plural", "más integrada", que "respete la voluntad de los pueblos" que la componen y asentada en la "soberanía compartida". Ha recordado, además, que la sociedad vasca "aspira a tener lugar y voz propia en el concierto de las naciones en Europa".

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha hecho pública una declaración institucional en la que defiende la necesidad de caminar hacia una "Europa más integrada" en un momento en el que se impone la "regeneración" del proyecto. Recuerda que "más integración no implica uniformidad" y que debe ser posible avanzar "sobre la base de un acuerdo entre diferentes". "Es el momento de la participación y de la soberanía compartida", dice.

Urkullu ha recordado la defensa de la "dignidad del ser humano" que estuvo en el origen de la UE y ha reclamado que se recuperen los principios fundacionales del proyecto comunitario "desde la suma de la diversidad de los pueblos que la conforman".

En su opinión, la Unión Europea afronta una "crisis existencial" y "está en juego su supervivencia como modelo de integración política, social y económica". En este sentido, ha recordado que las desigualdades sociales y económicas, las elevadas tasas de desempleo, especialmente entre la juventud, y la crisis humanitaria de las personas refugiadas, reflejan esa "crisis de valores" que atraviesa la UE y estas cuestiones junto a nuevos retos, como el cambio climático, la seguridad y la defensa, "demandan una Europa más integrada". Por ello, ha pedido una Europa que "devuelva la confianza a la ciudadanía en la acción política y en las instituciones".

"Reclamamos una Europa integrada en su diversidad, donde puedan convivir diferentes velocidades en la consecución de los objetivos e intereses comunes", ha añadido Urkullu, que ha abogado por una "Europa plural, gobernada sobre los principios de "subsidiariedad y proporcionalidad" y que propicie una "acción pública eficiente a través de una genuina gobernanza multinivel".

Ha incidido también que la UE esté asentada en el "Estado social" y centrada en las personas y se ha mostrado seguro de que Europa "tiene futuro como proyecto compartido asentado en la adhesión voluntaria de los pueblos que la conforman".

"Hoy Europa no sería la misma sin el Tratado de Roma", ha añadido Urkullu, quien ha instado a los Estados y a las autoridades europeas a que sigan avanzando en este proyecto común.

Asimismo ha trasladado el compromiso de Euskadi de "seguir aportando" a la UE y ha recordado la vocación europeísta que ha mantenido a la lo largo de la historia el Gobierno vasco.






°