viernes, 24 de marzo de 2017

El Sexo como Arma Propagandística

Una vez más la prensa española se despacha con información tergiversada acerca de Cuba. Esta vez no tiene que ver con su gran preocupación democrática sino con algo un poco más... pueril, lean ustedes este reporte publicado en Cubainformación:


José Manzaneda
En el año 2003, el presidente entonces de EEUU George W. Bush lanzaba una agresiva campaña contra el turismo a Cuba, tratando de cerrar la que, en aquel momento, era una de las escasas fuentes de ingreso líquido para la Isla.

Hoy, con un incremento del 15 % anual, el turismo es el sector de más rápido crecimiento en el país, y principal motor de arrastre para los proyectos de inversión extranjera.

Es evidente que las campañas contra el turismo a Cuba han fracasado. Pero hay medios internacionales que no dan la batalla por perdida, y siguen intentando empañar la imagen de la Isla como destino viajero.

Sucesos que jamás serían tema noticioso si se dieran en otros países turísticos, como México o Colombia, si ocurren en Cuba son objeto de amplios reportajes: el timo a unos turistas españoles que compraron tabaco robado; la intoxicación alimentaria leve de un visitante canadiense; las quejas de un turista brasileño a quien, en el aeropuerto de La Habana, exigieron estar vacunado; o la boda frustrada de dos turistas ingleses, debido a un pequeño accidente en un hotel de la Isla, son algunos ejemplos.

Hace unos días, era tema de un reciente artículo de opinión en las páginas del principal diario español, “El País”, el “turismo sexual” en Cuba. Curiosamente, en las listas de los principales destinos del turismo sexual en el mundo no aparece Cuba, y sí España, donde existen más de 1.500 clubs de prostitución. Pero la prensa española se empeña en publicar trabajos sobre turismo sexual en Cuba. Incluso sobre un supuesto “turismo sexual infantil”, a pesar de que la Isla no aparece en un reciente mapa sobre este asunto, realizado por Unicef, que muestra a México, Brasil, Colombia y Perú como principales destinos latinoamericanos.

Aunque el turismo estadounidense a Cuba sigue prohibido por las leyes del bloqueo, en el último año ha aumentado el número de visitantes de EEUU en un 74 %, gracias a ciertas licencias especiales de viaje autorizadas por el expresidente Obama.

Este boom de visitantes servía a ciertos medios para lanzar, hace unos meses, mensajes catastrofistas sobre un inminente colapso en las instalaciones hoteleras de Cuba.

Pero, después de unos meses, el mensaje de estos mismos medios ha pasado a ser… el contrario. Ahora nos dicen que la “falta de demanda” ha obligado a varias aerolíneas de EEUU a cancelar sus rutas a la Isla. Algo que no cuadra. ¿Hay “falta de demanda” cuando el número de viajeros ha aumentado un 74%? Sencillamente la competencia ha ido regulando el mercado y estableciendo qué compañías aéreas se mantienen en él y cuáles no.

Tratar de hundir el turismo es uno de los viejos sueños de los enemigos de la Revolución cubana. Un sueño que sigue estrellándose contra la realidad de un país que, en contraste con otros destinos cercanos, ofrece al turismo internacional un entorno seguro y hospitalario, y una población instruida, conversadora e informada.

Un atractivo más fuerte que cualquier campaña de prensa.


.
.


España es destino del turismo sexual internacional, pero a su prensa le interesa… ¿el de Cuba?

En las listas de los principales destinos del turismo sexual en el mundo no aparece Cuba, y sí España, donde existen más de 1.500 clubs de prostitución. Pero la prensa española se empeña en publicar trabajos sobre turismo sexual... en Cuba. Edición: Esther Jávega.





°