lunes, 20 de marzo de 2017

Escenario Inaceptable para Madrid

Con el anuncio por parte de ETA de culminar su proceso de desarme este 8 de abril el escenario que se vislumbra es ciertamente inaceptable para Madrid.

La apuesta por la paz es clara por parte de amplios sectores de la sociedad vasca, no así para los gerifaltes del régimen, que prefiern seguir apostando por la violencia, sabedores de la tibia respuesta por parte de las instituciones de la comunidad internacional.

Les invitamos a leer esta nota al respecto publicada en Naiz:


El portavoz de EH Bildu y secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, ha denunciado que algunos sectores políticos se encontraban más cómodos cuando ETA estaba activa que tras su cese, porque «no tienen agenda para la paz».

En una entrevista este lunes en Catalunya Ràdio, ha lamentado que «todo es una mala noticia para ellos», desde el cese de la violencia hasta el desarme, mientras que la mayoría de partidos vascos lo han valorado positivamente.

Preguntado por si el Gobierno español cambiará su política penitenciaria tras el desarme, ha considerado que «el escenario cambiará», aunque el Ejecutivo del PP intente mantener una postura inmovilista que no entienden ni la mayoría de la ciudadanía vasca ni la comunidad internacional.

Otegi ha considerado que, aunque su formación es muy crítica con el lehendakari Iñigo Urkullu, tras el anuncio del desarme ha mostrado «una actitud a la altura de las circunstancias». No obstante, le ha afeado que negocie los presupuestos con un Gobierno que amenaza a políticos catalanes por el proceso soberanista.

Sobre Catalunya, ha subrayado que Euskal Herria también se juega mucho en el proceso catalán, y ha sostenido que aunque está bien que los políticos catalanes reclamen poder hacer un referéndum, el Gobierno que preside Mariano Rajoy ha dado muestras suficientes de que no está dispuesto al acuerdo porque es «sordo, demofóbico, le dan miedo las urnas, y es reaccionario y autoritario».

A su juicio, el proceso independentista catalán está demostrando que si se quiere, se puede, y ha recordado que en teoría el Parlamento de Gasteiz tiene una mayoría aun más holgada que la catalana para hacer el mismo proceso. «Pero hay quien ha decidido no hacerlo y que el Estado español sea nuestro Estado», ha lamentado.





°