miércoles, 15 de marzo de 2017

Hasta lo Que no Comen

A los españolazos borbónico franquistas hasta lo que no comen les hace daño.

Preocupados como están de que una eventual independencia escocesa o peor aún, una reunificación irlandesa, provoquen un efecto dominó en Europa - lo que para ellos significaría perder Euskal Herria, Catalunya, Galiza, Andalusia y su colonia africana Las Canarias - los defensores de la Una Bajo Dios se proclaman más Tatcherianos que la mismísima Margaret Tatcher. Eso sí, no les vaya usted a llamarles entrometidos o injerencistas porque con peligro y hasta les salga lo Cromwell.

Lo anterior les ha llevado a autonombrarse los celosos guardianes de la Unión Europea y de la sacrosanta unidad de todos y cada uno de los estados miembros de este conglomerado europeo, ellos, los menos europeos de todos.

Leas ustedes esta nota publicada en La Vanguardia:


El Gobierno apoya la integridad del Reino Unido y “no alienta secesiones y divisiones en ningún estado miembro”

El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, advirtió hoy a Escocia que si de mutuo acuerdo con el Reino Unido acaba siendo independiente, debería “ponerse a la cola” y solicitar el ingreso en la Unión Europea (UE).
Dastis expuso esta postura ante la propuesta del Gobierno escocés de celebrar un segundo referéndum de independencia en 2018 o 2109 ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con la primera ministra británica, Theresa May, sobre los términos de la salida del Reino Unido de la UE, conocida como Brexit.

En una rueda de prensa en Lima junto a su homólogo peruano, Ricardo Luna, Dastis dejó claro que no es posible que Escocia permanezca en la UE si se lleva a cabo el Brexit. ”Si de mutuo acuerdo y con arreglo al régimen constitucional aplicable en el Reino Unido, Escocia acabase siendo independiente, nuestra tesis es que no puede quedarse en la UE porque no es miembro si no es como parte del Reino Unido”, remarcó el jefe de la diplomacia española.

En ese caso, Escocia “tendría que ponerse a la cola, cumplir los requisitos para el ingreso y celebrar las negociaciones” como pasos previos para una eventual incorporación a la UE.

Dastis afirmó que España apoya la integridad del Reino Unido y “no alienta secesiones y divisiones en ninguno de los estados miembros”. ”Preferimos que las cosas sigan como están”, añadió el ministro a la espera de que se concrete si el Gobierno británico invoca este mes de marzo el artículo 50 del Tratado de Lisboa para empezar el proceso del Brexit.

Una vez que se dé este paso, empezará a correr el plazo de dos años de negociación con Bruselas para la salida del Reino Unido de la UE.






°