martes, 7 de marzo de 2017

ATA Gamberra

Resulta que el grupúsculo de tontos útiles liderados por Sendoa el Iluminado ha decidido ponerle un poco más de sabor a su estrategia de desgaste en contra de la izquierda abertzale.

Ante el fracaso de su incitación a la violencia tras denunciar una supuesta agresión en contra de uno de sus chavales en el barrio de El Antiguo en Donostia han preferido ser ellos los que lleven a cabo la agresión dando un matiz diferente al redirigir su ataque hacia un integrante del partido político de ámbito estatal Podemos. 

Pírrica gamberrada diseñada para enturbiar aún más el discurso oficial en los medios de intoxicación masiva con respecto al desarme de ETA.

Les compartimos la nota al respecto publicada en Noticias de Navarra:


El portavoz de Elkarrekin Podemos en el Parlamento Vasco, Lander Martínez, ha denunciado en un juzgado de Bilbao la agresión que sufrió el sábado por parte de una persona "del entorno de ATA", el grupo crítico de la izquierda abertzale, y ha enmarcado el hecho en la "inercia intolerable del pasado".

En una conferencia de prensa, Lander Martínez, también secretario de Organización de Podemos Euskadi, ha dicho hoy que no guarda "ningún rencor" por lo sucedido y ha agradecido "sinceramente" las muestras de apoyo y solidaridad recibidas de "todos" los demás grupos políticos, incluidos EH Bildu y Sortu.

Martínez ha señalado que la agresión, un cabezazo recibido en un bar el pasado sábado, "forma parte de la inercia intolerable de un pasado intolerable que todos queremos dejar atrás" y ha dicho que, por la "información fidedigna" de que dispone, el agresor "se mueve en la órbita de ATA", el grupo crítico con la línea seguida actualmente por Sortu.

El dirigente de Podemos ha relatado que en la noche del sábado, cuando se encontraba en un bar de Bilbao en compañía de unos amigos y en un "ambiente no político", sufrió "una agresión física directa, sin mediar palabra, debate o contacto alguno" con el agresor.

"Una persona que estaba allí en un grupo de cuatro se dirigió a mí para preguntarme si era yo la persona famosa que creían que era. De manera casi instantánea, otra de ellas me propinó un cabezazo en la zona derecha de mi cara", ha explicado.

"Aturdido -ha agregado- me alejé de ellas. Inmediatamente después supe, por comentarios implícitos de estas personas, que la agresión tenia que ver con mis ideas políticas y mi condición de portavoz de Elkarrekin Podemos".

Martínez ha señalado que tiene "testigos" de la agresión, de los que conoce sus identidades y que se solidarizaron con él.

Tras informar de que ha denunciado los hechos en el juzgado de guardia, ha dicho que cuando tenga oportunidad de declarar ante el juez manifestará su deseo de que la denuncia sea tramitada por los servicios de mediación del juzgado, para que la agresión tenga una respuesta "en clave de justicia restaurativa y no punitiva".

Martínez reclamará para el autor de la agresión "un reconocimiento de los hechos, una disculpa sincera y una forma de reparación no personal sino del tipo comunitario o social que sirva como atenuante para suspender la ejecución de la pena si esta implicase privación de libertad".

Ha considerado "intolerable" que sigan ocurriendo estas cosas en Euskadi, "con todo lo que hemos vivido, más terrible que lo que me ha sucedido a mí".

Martínez ha asegurado que hace meses ya tuvo un "incidente menor" con "otra persona de ese entorno" que "dejó pasar", y que también ha aparecido "alguna pancarta" con su nombre y comentarios alusivos a su persona en las redes sociales, aunque ha resaltado que Podemos no se siente "perseguido" como grupo político.

Ha añadido que los hechos reafirman a "todo" Podemos en el "proyecto de paz, convivencia y deslegitimación de la violencia y respeto a los derechos humanos" que defiende en Euskadi.

Ha afirmado que la denuncia está hecha "desde la serenidad" y ha agregado que no guarda "ningún atisbo de rencor. Es un golpe y una situación dolorosa, pero estoy muy entero", ha añadido.

Martínez ha señalado que en la denuncia tampoco hay cabida para "ningún tipo de victimismo", habida cuenta de que "este es un país todavía muy difícil para muchísimas personas".

"Por historia y por edad, mucho más difícil para otros que para mí", ha añadido.

El dirigente de Podemos ha remarcado que los hechos le reafirman en que "toda violencia presente y pasada, sea del tipo que sea, debe ser rechazada sin ambigüedades ni medias tintas".

"Como sociedad -ha insistido- necesitamos dejar atrás décadas de violencia y necesitamos hacerlo compartiendo un relato que tenga en cuenta todos los sufrimientos".






°