lunes, 1 de agosto de 2016

Etxerat Denuncia al Alarmado

Hace pocos días argumentábamos que el gobierno de Iñigo Urkullu había terminado por pasar del gris mortecino al gris deslavado. Con la gran oportunidad que presentaba el proceso de paz unilateral emprendido por amplios sectores de la sociedad vasca cualquier otro lehendakari hubiese hecho más, muchísimo más. Pero Urkullu sabe muy bien para quien trabaja, y no es precisamente para el pueblo vasco. Así que trabajó denodadamente en sentido contrario al proceso de paz. Pues bien, su legislatura llega a su fin, solo un pacto con Podemos le mantendría en Ajuria Enea, pero él, fiel a sus principios, está siendo tan impresentable como puede ser.

Les invitamos a leer esta nota publicada en Naiz en donde se deja en claro su actitud beligerante para con los integrantes del colectivo Etxerat:

Etxerat ha denunciado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, se ha negado a recibirles en Loiola y que, por tanto, no han podido entregarle en mano el informe sobre las consecuencias que la política de dispersión carcelaria tiene en niños y adolescentes.

Un año más, Etxerat se ha concentrado frente a la Basílica de Loiola, en Azpeitia, en defensa de los derechos de los presos vascos. Numerosas personalidades han acudido a la misa oficial, entre ellas el lehendakari, Iñigo Urkullu, quien este año, por primera vez, se ha negado a recibir a la asociación de familiares de presos.

Etxerat ha criticado la negativa del lehendakari a recibirles y han añadido que, por tanto, no han podido entregarle en mano el informe ‘Dispertsioaren haurrak’, que recoge las consecuencias de la política de dispersión en los niños y adolescentes.

Sí ha estado con los portavoces de la asociación el alcalde de Azpeitia, Eneko Etxeberria, quien se ha interesado por la situación de los presos vascos y por el citado dosier.







°