sábado, 12 de julio de 2014

ONU | Complicidad Intolerable

Una vez más la ONU muestra su inoperancia, lean esta nota publicada en La Jornada:


Los bombardeos israelíes contra viviendas en Gaza podrían violar las leyes de la guerra y la legislación internacional sobre derechos humanos, alertó el viernes la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“Hemos recibido informes preocupantes sobre víctimas civiles, entre ellos niños, a consecuencia de los ataques aéreos contra viviendas”, declaró a la prensa en Ginebra Ravina Shamdasani, la portavoz de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“Estos informes siembran dudas sobre si estos ataques se ajustan a las leyes humanitarias internacionales y a la legislación internacional de derechos humanos”, dijo.

Según la Convención de Ginebra, bombardear viviendas constituye una violación de estas reglas, excepto si estas casas se usan con fines militares.

Shamdasani precisó que, incluso en este último caso, “cualquier ataque debe ser proporcionado, suponer un claro avance militar y estar acompañado de precauciones para proteger a los civiles”.

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, lamentó en un comunicado que Israel y el movimiento islamista palestino Hamas ya tomaron el camino del enfrentamiento en el pasado, que “únicamente conduce a muertes, destrucciones, desconfianza y a una prolongación dolorosa del conflicto”.

“Insto a todas las partes a respetar firmemente sus obligaciones respecto a las leyes internacionales sobre derechos humanos y a las leyes humanitarias internacionales para proteger a los civiles”, añadió Pillay.


Ahora bien, la estulticia y la cobardía en las declaraciones tanto de Ravina Shamdasani como de Navi Pillay ha llegado a cotas de inmundicia infrahumana nunca antes alcanzadas. 

¿Qué duda tienen?

Descastadas... ¡Palestina no tiene fuerzas armadas! 

Esto no es una guerra, es una agresión unilateral por parte de un estado genocida en contra de un pueblo indefenso.

Y en lo que respecta a Pillay, ahí lo tienen, su asquerosa neutralidad, su vergonzante equidistancia.

La sangre de los palestinos asesinados en los últimos días, desde la inmolación de Mohammed Abu Kheid hasta hoy mancha las manos de estas dos funcionarias que por cierto, disfrutan de muy buenos sueldos y prestaciones por no hacer nada.

Ellas no le responden a la ONU, su lealtad está con Tel Aviv.

Por cierto, ¿de dónde sacan a esta gente? ¿Cuáles son las credenciales de Ravina o de Navi? ¿Qué camino se toma para llegar allí? ¿Se debe contar con algún patrocinio?




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario