domingo, 28 de enero de 2018

Tomarnos de la Mano por Euskal Herria

Gara ha publicado este artículo acerca de la propuesta realizada por la iniciativa Gure Esku Dago para formar, en junio, una cadena humana que una las tres capitales de la CAV. Lo compartimos aquí para dar seguimiento y complementar a lo publicado ayer por EiTB:


A partir de la semana que viene se pondrá en marcha un Pacto Ciudadano en el que entre todos, pueblo a pueblo, se reunirán 2.019 razones por las que apoyar el derecho a decidir. Todas ellas serán entregadas a las instituciones el 10 de junio, como colofón de la cadena humana multitudinaria que comenzará en Donostia y terminará en Gasteiz.

Nagore Belastegi

Con la alegría que le caracteriza, la iniciativa Gure Esku Dago presentó ayer su apuesta más fuerte, la que será «la mayor movilización conocida hasta la fecha en Euskal Herria». La propuesta es ambiciosa, pero en los últimos cinco años el pueblo ha demostrado que es posible: se necesitarán más de 100.000 personas para unir, mediante una cadena humana, Donostia y Gasteiz, pasando por Bilbo.

El evento lo presentaron oficialmente ayer en el Museo de la Ciencia Eureka de Donostia, donde se reunieron impulsores de las dinámicas locales de GED. Tal y como explicaron los presentadores Zuriñe Hidalgo y Jon Gómez Garai, ya se han celebrado consultas en 180 localidades de Euskal Herria, en las que han participado 177.000 personas. «Nos sobran razones para que el acto de hoy fuera un acto de celebración. Hemos querido aprovechar todo lo logrado hasta hoy y organizar un acto de celebración como impulso para seguir adelante. Porque este año vamos a dar un salto, un paso importante», anunciaron.

Ya en 2014 una cadena humana multitudinaria unió Durango e Iruñea, en un caluroso 8 de junio. Esta vez la cita será el 10 de junio, y la principal diferencia será que en esta ocasión atravesará las capitales de Gipuzkoa, Bizkaia y Araba y otros núcleos urbanos grandes muy poblados. De este modo, quienes se desplacen serán los ciudadanos de los pueblos, que jugaron en casa hace cuatro años.

Además, en aquella ocasión se cubrieron 123 kilómetros, mientras que esta vez serán 201,9; 75 más, lo cual se dice fácil, pero para hacernos una idea de su magnitud, dieron unos datos. «75 kilómetros son los que separan Iruñea de Donostia, Gasteiz de Gernika o Bilbo de Legazpi».

Los organizadores hicieron un llamamiento para que la gente participe activamente y se apunte «lo antes posible» mediante la web o los grupos locales para facilitar el trabajo. A su vez, informaron que al inscribirse habrá que aportar 5 euros, que servirán para financiar la iniciativa, y a cambio recibirán un pañuelo.

Este pañuelo tendrá un papel importante en la «histórica cita» de junio, pues cada uno deberá escribir en el mismo una razón por la que quiere decidir. De ese modo, quieren representar que «tenemos miles de razones para darnos la mano». De hecho, ese día se le harán llegar a las instituciones 2.019 razones recopiladas durante más de cinco meses pueblo a pueblo.

Aunque la cadena humana unirá las tres capitales de la CAV no significa que GED no esté presente en el resto de herrialdes. De hecho, recordaron que la iniciativa « nació para incidir en toda Euskal Herria y seguiremos trabajando en ello en la Alta Navarra, Baja Navarra, Lapurdi y Zuberoa, difundiendo nuestra sintonía y posibilitando la creación de las condiciones necesarias para decidir en toda Euskal Herria, respetando siempre las voluntades, realidades y ritmos de cada territorio, pero con la mano tendida para trabajar juntas y juntos».

Las primeras 4 razones

El evento será parte del Pacto Ciudadano que tiene como objetivo el derecho a decidir. El Pacto Ciudadano tendrá tres fases, y comenzará la semana que viene con una serie de mesas redondas. Las mismas serán el punto de partida para iniciar a aportar razones. La segunda fase serán las iniciativas participativas en las que se seguirán aportando razones. La tercera fase será la propia cadena humana.

Las cuatro primeras razones las dieron ayer cuatro personas de diferentes ámbitos que subieron al escenario junto a una veintena de compañeras representando una cadena humana: «el pueblo debería poder decidir en qué utilizar nuestros recursos»; «queremos vivir en euskara y para eso hay que tomar las decisiones en la tierra de la lengua vasca, y no en otro sitio»; «necesitamos una investigación y educación propias para decidir qué queremos ser en el futuro»; «queremos decidir sobre los servicios públicos para dotarlos de recursos».

Ahora faltan otras 2.015 razones que deberán ser decididas entre todos y todas.

Trabajar las oportunidades

Pero todo no terminará en junio, pues a partir de junio y hasta fin de año se impulsará el Pacto Ciudadano para poder materializar en 2019 el derecho a decidir. Pero en ese camino, 2018 «será un año importante», según manifestaron los portavoces de GED Angel Oiarbide y Zelai Nikolas.

«Creemos firmemente que pueden presentarse nuevas oportunidades en el camino hacia el ejercicio del derecho a decidir. Y lo decimos, porque vemos posibilidades para abrir un nuevo ciclo que facilite el ejercicio del derecho a decidir. Queremos que el 2018 sea decisivo, y vamos a trabajar duro para que esas oportunidades se conviertan en una realidad. Porque somos conscientes de que las oportunidades no viene solas. Hay que trabajarlas», manifestaron.

GED cumplirá 5 años en junio y ha realizado una aportación que «no se puede medir en números» pues «hemos mostrado que el derecho a decidir es un instrumento indispensable para una convivencia a largo plazo», aseguraron. La necesidad ahora es «abrir un nuevo ciclo para que los ciudadanos y ciudadanas de Euskal Herria podamos decidir nuestro futuro político libre y democráticamente, con absoluta normalidad». Para terminar Oiarbide y Nikolas hicieron suyas las palabras de la canción que ya se ha convertido en todo un himno: «queremos ser personas felices en un pueblo libre. Har dezagun bidea!».






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario