martes, 30 de enero de 2018

La Defensa de la Voluntad Catalana

Se viven horas trascendentales en Catalunya.

El ajedrez entre las fuerzas políticas que defienden democráticamente la voluntad del pueblo catalán frente a la voluntad violentamente represiva del régimen español empecinado en no evolucionar permintiendo la libre autodeterminación de sus otrora colonias ha alcanzado momentos realmente tensos en las últimas horas.


Pronto lo sabremos, por mientras, les dejamos con esta nota publicada por Kaos en la Red:


Las fuerzas independentistas siguen trabajando para alcanzar su legítimo propósito.

El TC se reúne hoy a las 13 horas para deliberar sobre el recurso de JuntsxCat en contra de las medidas cautelares que dictaron sus magistrados por unanimidad el pasado sábado, que implican la suspensión de la investidura telemática.

Pero, al margen del TC (ese grupo de magistrados elegidos mayoritariamente por los dos partidos que hasta ahora se han alternado en el poder), las fuerzas independentistas siguen trabajando para alcanzar su legítimo propósito. JuntsxCat, ERC y la CUP han llegado un acuerdo para la investidura, aunque Carles Puigdemont no esté presente. La investidura, pues, se llevaría a cabo y la lectura del discurso se delegaría en otro diputado.

El TC obliga a que Puigdemont esté presente y, además, previamente debería pedir permiso o autorización al juez Pablo Llarena. Sin embargo, el president en funciones y candidato a la Generalitat rechazó ayer pedir la mencionada autorización al Tribunal Supremo (TS) para poder asistir al pleno de investidura, y recordó que desde el 17 de enero ha accedido al “pleno ejercicio” de la condición de parlamentario, y que, por tanto, “goza de la plenitud de derechos y prerrogativas parlamentarias previstos en el Estatuto de Autonomía de Cataluña, el Reglamento del Parlamento de Cataluña y otras legislaciones aplicables”.

Según algunas fuentes, en este caso, sería Eusebi Campdepadrós, vicepresidente primero de la Mesa de la Cámara catalana, quién leería el discurso de Puigdemont.

Cabe reseñar, también, que Campdepadrós denunció ayer que cuando llegaba a su casa, la Guardia Civil lo estaba esperando.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario