martes, 31 de octubre de 2017

Estrategia Catalana a Tres Pistas

La precisión con que se ha desarrollado el mambo catalán ha dejado al descubierto las más grandes miserias de la comunidad internacional. Ni la Unión Europea, ni el Vaticano, ni naciones latinoamericanas como México o Uruguay han dado la justa dimensión a la violencia estatal que el régimen español ha desatado en contra del pueblo catalán. Con una insoportable levedad han sido omisos con respecto a la brutal represión policial vivida el 1° de octubre, al hecho de que ya hay dos presos políticos y desde ayer, asilados políticos en Bélgica.

Instituciones que supuestamente están ahí para velar por los derechos humanos, civiles, políticos y culturales de los pueblos ya no de Europa sino del mundo se han retratado claramente al cerrar filas con un estado que hoy representa lo más retrógrada de las opciones políticas. Un estado con un pasado colonialista y genocida, un régimen con un presente fuertemente vinculado a lo peor del fascismo europeo del Siglo XX.

Afortunadamente hay quienes han rechazado seguir el guión y precisamente eso es lo que impulsa a los catalanes a continuar incansables en su deambular soberanista.

De eso nos habla este texto dado a conocer en Facebook:


Txema Landa

La decisión de President Puigdemon de trasladarse junto con 5 de sus Consejeros a Bruselas, sitúa al Reino de España en una encrucijada. Prueba de ello son las virulentas reacciones del mundo unionista.

Si el motivo principal fuera el no someterse a la jurisdicción de la Audiencia Colonial Española, estaría plenamente justificado, porque es sabido que se trata del tribunal mas “a medida” del Reino de España, que junto con el Supremo y el Constitucional amparan todos los desmanes de la administración de la metrópoli.

Desde el punto de vista jurídico obligará al Reino de España ha disputar ante un juzgado, en principio menos parcial, que el que con dudosa legalidad quería llevar el pleito. Allí se verá cuanto aguanta la “novela” que la Fiscalía ha redactado para, con toda probabilidad, tratar de meter al máximo de miembros del Govern a la cárcel, metiéndose en un  galimatías  de dudoso sustento jurídico.

El Poder Judicial del Reino de España, iniciará un pleito ante la Justicia Belga, que con toda probabilidad terminará en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Si es que llega a tener algún recorrido. Al tiempo que la cuestión principal, la de la Independencia de la República Catalana terminaría probablemente en el Tribunal de La Haya.

Mientra tanto el primer soporte, el Gobierno de la República Catalana en el exilio, será uno de los escaparates abiertos para el reconocimiento definitivo de Catalunya como estado en el mosaico internacional, dicho Gobierno dirigirá la lucha por el reconocimiento y contará con otros soportes, necesarios para el éxito de lo propuesto.

El soporte ciudadano, que coordinado por las distintas asociaciones civiles y sindicatos tendrá a su cargo la desobediencia civil a todos los intentos represivos y que produzcan tensiones del Reino de España.

El soporte institucional liderado por los Municipios, que resistirá desde los ayuntamientos tratando de recuperar el máximo de competencias y colaborando con la ciudadanía para parar la represión del 155.

Por último los partidos políticos se enfrentaran al reto de las ilegítimas elecciones autonómicas, para convertirlas en constituyentes y en un instrumento más para derrotar el Golpe de Estado de 155.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario