domingo, 29 de octubre de 2017

Ante las Medidas Injerencistas

Madrid ha decidido hacer el papel del tonto de la villa exigiendo obediencia por parte de quienes han decidido por medio de un ejercicio democrático impecable separar su destino de aquel que quedó atado y bien atado con la Constitución del 78. Los lacayos de Felipe Borbón y Franco quieren dar a entender que todo sigue igual, que el 27 de octubre nunca sucedió y que el anacrónicamente violento estado español aún tiene qué decir y decidir en los asunto de los catalanes.

Pues bien, desde una de las formaciones políticas que abanderó la apuesta democrática y republicana emprendida por el pueblo catalán, le recuerdan a Madrid que la desobediencia y la insumisión son componentes esenciales del ejercicio del derecho a la autodeterminación.

Aquí les compartimos esta nota publicada por Naiz:


La portavoz del Secretariat Nacional de la CUP, Núria Gibert, ha afirmado que la formación contempla «todos los escenarios» pero ha urgido al Govern cesado a fijar medidas que consoliden la República proclamada por el Parlament.

En una rueda de prensa para valorar la actualidad política después de un encuentro de concejales y cargos electos de la CUP, Gibert ha sido preguntada sobre si aceptarán ir a las elecciones convocadas por el Gobierno del Estado español en aplicación del artículo 155 como respuesta a la declaración de independencia.

«No descartamos presentarnos el 21 de diciembre porque no descartamos nada, y esto lo tiene que decidir la militancia y el consejo político. Pero no avalamos ninguna medida del 155, sólo aceptamos el mandato del 1 de octubre», ha señalado en un mensaje abierto.

Y es que Gibert ha recordado que «la situación política es compleja y, como actor político responsable y que comprende el momento político, la CUP plantea analizar todos los escenarios» y «no descarta ningún escenario».

«Pero en absoluto validamos nada que salga de la aplicación del 155, que quiere usurpar la legitimidad de nuestras instituciones. No le damos absolutamente legitimidad a nada que salga del 155. Ni elecciones, ni virreinas, ni nada por el estilo», ha insistido.

La CUP ha manifestado su apoyo al Govern «legítimo de la república», y ha aclarado que no reconoce la autoridad del Gobierno del Estado: «Nosotros no tenemos ni rey ni virreina. Desde el 1-O no somos súbditos. A quien quiera usurpar esta legitimidad, ni se la damos ni la legitimamos».

Gibert ha querido en este sentido trasladar un «mensaje claro y diáfano» de que desde el referéndum del 1 de octubre «la mayoría social se pronunció para no ser más súbditos y para instaurar una república e iniciar un proceso constituyente que pusiera sobre la mesa los problemas que afectan y preocupan a la ciudadanía».

Con ese objetivo, Gibert ha lanzado un aviso a Carles Puigdemont, recordándole que la «prioridad absoluta» es el despliegue concreto del «paquete de medidas» que «el Govern considere necesarias y óptimas y que sean oportunas, y cuanto antes mejor», para «hacer concreta la república».

«Emplazamos a que cuanto antes mejor el Govern haga públicas las medidas y las comparta con el conjunto de población», ha sentenciado la dirigente anticapitalista.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario