jueves, 26 de octubre de 2017

Continúa el Ajedréz Catalán

Ha sido un jueves intenso, pero hacemos este corte de caja con respecto al impassé en Cataluya con este artículo publicado por La Jornada:


Armando G. Tejeda

Después de un día de vaivenes, finalmente el presidente de Cataluña, el nacionalista Carles Puigdemont, compareció pasadas las cinco de la tarde para desvelar el misterio que tenía en vilo al país: no convocará elecciones autonómicas y delegará en el Parlamento regional la decisión sobre el futuro de la autonomía.

El presidente catalán acusó al gobierno español, del derechista Mariano Rajoy, y al Partido Popular (PP), de impedir buscar una salida dialogada al conflicto.

Puigdemont compareció ante los medios de comunicación para hacer una declaración institucional después de un día de intensos rumores, que primero confirmaron su supuesta intención de convocar elecciones anticipadas para evitar el choque de trenes con España y que después dejo todo el limbo, tras una abrupta cancelación de su comparecencia pública.

Mientras en las calles de Barcelona y algunos de sus compañeros de partido ya lo acusaban de “traidor” y “cobarde”, Puigdemont decidió finalmente cancelar su comparecencia pública y se encerró en su despacho con sus colaboradores más cercanos para volver a analizar la situación.

Por un lado tenía las presiones del bloque independentista, que le exigía seguir con la hoja de ruta para declarar la independencia y el nacimiento de la nueva república de Cataluña; y, por el otro, miraba de reojo a lo que ocurría en Madrid, donde se constituyó la comisión en el Senado para activar el artículo 155, que supondrá la destitución de todo el gobierno, el control del Parlamento, los medios públicos de comunicación y la policía autonómica.

De hecho trascendió que había intercedido el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y el presidente vasco, Íñigo Úrkullu, para que se cancelara la aplicación del artículo 155 y también que el gobierno catalán diera un paso atrás en la declaración unilateral. Pero finalmente, y después de dos horas y media de incertidumbre, Puigdemont confirmó que no convoca elecciones y que deja la decisión sobre el futuro inmediato de la región en la sesión parlamentaria que se llevará a cabo esta tarde en Barcelona.

En su comparecencia, Puigdemont advirtió que “antes de que expire mi potestad para convocar elecciones, he considerado la posibilidad de ejercerla y de convocar a elecciones. Es mi potestad y he pensado en ejercerla. Mi deber como presidente es buscar una salida negociada y dialogada. Saben que he estado dispuesto a convocar elecciones siempre y cuando se dieran las garantías.

Pero no se dan las garantías para convocar elecciones. Mi deber era intentarlo para evitar el impacto en nuestras instituciones del artículo 155, que está fuera de la ley. Es abusiva e injusta. No acepto estas medidas por injustas y porque esconden sin disimular la ambición vengativa de un Estado que se vio derrotado el 1 de octubre”.

Y añadió que “he intentado obtener estas garantías. Creo que he actuado bien, pero no he obtenido una respuesta por parte del PP que ha intentado atacar el diálogo. Así que ahora corresponden al Parlamento proceder. Nadie tiene derecho a quitar a la parte catalana la voluntad de diálogo. Nadie dirá que no he estado dispuesto. Pero una vez hemos comprobado con decepción que la responsabilidad sólo se nos exige a una parte. Y a la otra parte se le permite la más absoluta irresponsabilidad. Más cuando la sociedad catalana se ha movilizado.

Nos ha traído hasta aquí en base el compromiso y la responsabilidad. He intentado mantener el compromiso y la serenidad. La sociedad catalana, al igual que este gobierno, hemos militado en la paz y el civismo. El compromiso se debe mantener igual y sólo de esta manera podremos seguir ganando”.

Minutos despues de comparecer en Barcelona, en Madrid, en la sede del Senado, compareció en el pleno de la comisión la vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que confirmó que el gobierno y el PP mantienen la hoja de ruta para poner “punto final” a la travesía “irresponsable” de los “nacionalistas catalanes”. 






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario