sábado, 11 de marzo de 2017

Que Vaya a Juntar Neuronas

La segunda semana de marzo de 2017, misma en la que se conmemoró el Día Internacional de la Mujer tal como lo indica el calendario, quedará por siempre marcada por la tragedia de Guatemala y las 33 menores de edad que murieron mientras denunciaban malos tratos por parte de un estado caracterizado por la brutalidad de su capitalismo heteropatriarcal.

Pero de Canadá, con respecto a la ubicuidad del machismo, nos llega una noticia positiva según esta nota publicada por inSurGente:


El juez canadiense Robin Camp ha renunciado después de culpar a una joven víctima de violación de 19 años de no hacer lo suficiente para defenderse durante el ataque. Incluso sugirió que ella misma quería mantener relaciones sexuales con el agresor.

“¿Por qué simplemente no pudiste mantener las rodillas juntas? ¿Por qué no hundiste el culo en el lavabo para que no te pudiera penetrar?”. Estas son algunas de las lindezas que el magistrado preguntó a la víctima, según publica de The Washington Post.

El juez también afirmo que, en general, “las mujeres jóvenes quieren tener sexo, especialmente cuando van borrachas” . Y añadió que “a veces el sexo y el dolor van juntos” y “eso no es necesariamente una cosa mala”, según las declaraciones que en primera instancia publicó en su web el Consejo Judicial Canadiense, entidad que ha investigado las declaraciones del magistrado realizadas durante un juicio en 2014.

Tres años después,  el magistrado Camp, de 64 años, ha presentado su renuncia después de que un comité recomendará su destitución fulminante por considerar su conducta “profunda y manifiestamente destructiva con el concepto de imparcialidad, integridad e independencia”. “Estamos con las víctimas y no estamos dispuestos a aceptar de ningún modo la violencia de género”, remachó la ministra de Justicia, Jody Wilson-Raybould.







°