viernes, 9 de agosto de 2019

La Criminalización del Cariño

A ocho años de la Conferencia de Aiete, a dos años del desarme y a un año de la desmovilización de ETA el régimen borbónico franquista no ha dado un solo paso en positivo con respecto al proceso de paz y reconciliación.

Pues bien, por fin ha abandonado el inmovilismo para dar un paso... en negativo.

Van a criminalizar los ongi etorriak y proceder en contra de "quienes los organicen o convoquen". O sea, en contra de los familiares, amigos y vecinos de los presos políticos vascos. Los mismos que durante décadas han sufrido los efectos perniciosos de la dispersión.

Y encima, el Gunga Din de Alonsotegi sale a exigir a su propio pueblo que "muestre ética".

Aquí lo que reporta Deia:


También ha pedido a la Guardia Civil que detalle a sus convocantes

El Juzgado Central de Instrucción 4 de la Audiencia Nacional ha accedido investigar los recibimientos a presos de ETA celebrados los pasados 27 y 28 de julio en las localidades guipuzcoanas de Hernani y Oñati y ha pedido a la Guardia Civil que amplíe su informe detallando a sus convocantes.

Según han informado fuentes de la Audiencia Nacional, el juzgado del magistrado José Luis Calama ha tomado esta decisión después de la que la Fiscalía informara a favor de que este tribunal sea el competente para investigar los homenajes por posible apología del terrorismo y le solicitara dicho informe ampliatorio.

Los recibimientos se produjeron el fin de semana del 27 y 28 de julio en esas localidades y fueron luego denunciados ante la Audiencia Nacional por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) y Vox.

Uno de ellos fue al exdirigente de ETA José Javier Zabaleta, Baldo, en Hernani, tras finalizar su condena de 29 años de cárcel en la prisión de Zuera (Zaragoza), y otro en Oñati a Xabier Ugarte Villar, uno de los secuestradores de José Antonio Ortega Lara, tras cumplir 22 años en la cárcel de Topas (Salamanca).

Los actos suscitaron las críticas de partidos y de instituciones, entre las que destaca la del Gobierno vasco, que exigió a la izquierda abertzale que deje de organizarlos. Su lehendakari, Iñigo Urkullu, los rechazó y pidió a sus organizadores que tengan un "mínimo de ética".





°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario