martes, 26 de junio de 2018

Una Manada Taurina

De entrada la combinación de los colores amarillo y rojo resulta irritantemente sospechosa, ofensiva. Pero que se puede esperar de quienes defienden a capa y espada la españolidad y mucha españolidad de cada rincón del territorio actual del estado. Entre ellos, los que han vivido del negocio de la tortura de astados -ni arte ni cultura-, se distinguen por mantener una campaña de intoxicación intelectual por medio de la cual dan a entender que al séptimo día Dios creo a España en un coso taurino. Loren Pallatier les ha hecho pues un cartel a la medida.

Es por ello que agradecemos el que Joseba Asiron se haya atrevido a invitarnos a soñar con unos Sanferminak sin maltrato animal.

Pero a escasas horas de la puesta en libertad de los cinco integrantes de La Manada, Iñaki Berazaluce ve todavía más allá y así lo hace saber en las páginas de Público:


Iñaki Berazaluce

Un hombre con espaldas de gladiador, tatuaje, pañuelo rojo al cuello y cabeza de toro. El autor del cartel de la Feria del Toro de Pamplona asegura que representa al minotauro de la mitología griega, pero para el resto de los que llevamos un año siguiendo la violación y el juicio de ‘La Manada’, la referencia es inequívoca: cualquiera de los cinco cabestros que violaron a una adolescente durante los ‘sanfermines’ del año pasado podría sentirse perfectamente representado en el cartel.

El cartel de Feria del Toro 2018 fue presentado el pasado 6 de junio por Casa de Misericordia de Pamplona, es decir la asociación de ganaderos que promueve la escabechina taurina, verdadera excusa y meollo de los ‘sanfermines’. ¿En qué mundo viven los ganaderos que autorizaron semejante cartel? ¿Es el resultado de la falta de sensibilidad propia de los matarifes o acaso una provocación?

El autor, Loren Pallatier, es un francés de 58 años afincado en España desde hace décadas y muy vinculado al mundo de la tauromaquia, como puede apreciarse en su página web. La explicación/coartada del afiche que da el autor es la siguiente:

“El autor define la obra como con la «explosión» en amarillo a la llegada del minotauro al ruedo, una imagen que descansa sobre la frase «Feria del Toro /2018. Pamplona/Iruña/San Fermín» en la que la tipografía de las letras pone en lugar destacado «Fe» por «la fe del corredor» e «Ir» para que «acudan a Pamplona, a la feria más importante del mundo», ha dicho”.

Sin embargo, para el resto de los mortales, el guiño a ‘La Manada’ es tan obvio que el cartel resulta obsceno. En los comentarios del post de Facebook de Arturo Duque -donde nos topamos con el cartel- el veredicto es unánime: “Gran reflexión. Este año dedicado a la manada. ¡Prohibición para niños y mujeres!”, “¡Qué broma de mal gusto!”, “Es un escándalo que no se prohíba ese cartel”, “Qué burrada”, etc.

Hay que aclarar, no obstante, que el controvertido cartel no es el que anuncia las fiestas de San Fermín sino la feria taurina propiamente dicha, es decir el cogollo del asunto. El cartel del Ayuntamiento de Pamplona es mucho más light: muestra un incomprensible cuadro costumbrista en el que una pareja de incas mulatos bailan un changó en la calle. Por lo menos han tenido la delicadeza de no poner una coreografía de cinco danzantes manteando a una turista.










°