jueves, 10 de julio de 2014

Miseria Humana Sionista

Desde hace unos días Israel ha llevado a cabo una más de sus campañas de exterminio, bautizada eufemísticamente como acostumbran hacer sus cómplices los estadounidenses con el término "Protective Edge", algo así como "Filo Protector", en respuesta dicen, a la muerte de tres adolescentes israelíes secuestrados hace un par de semanas. La cifra de muertos entre los palestinos ya se acerca a la centena, que sin contar a los heridos es una cifra por sí sola escandalosa, que empeora si se toma en cuenta que un alto porcentaje de las víctimas son niños.

Pero para mostrar el verdadero talante de los israelíes, nada como la versión actualizada de aquellas fotos de niños israelíes garabateando mensajes de odio hacia los niños libaneses, sobre misiles que estaban siendo preparados para ser lanzados en las siguientes horas. Esta vez la ignominia nos llega en la forma de una foto donde se muestra a israelíes sentados en sillas sobre una colina desde donde se ve Gaza. ¿Qué es lo inverosimil de la imagen? Que muestra a los israelíes festejando el bombardeo como si de una película de Arnold Schwarzenneger o Silvester Stallone se tratara.

Lean la nota que se ha publicado en la página de SDP.com:

Aplauden y celebran bombardeo a Gaza

El corresponsal en Medio Oriente, Allan Sørensen difundió a través de su cuenta de Twitter una imagen que ha indignado a millones de usuarios de la redes sociales sobre la ofensiva militar israelí contra la Franja de Gaza.

La imagen muestra a un grupo de personas concentradas en la ciudad de Sederot observando, sentados desde sillas, la ofensiva militar. De acuerdo con el periodista danés los asistentes aplauden y celebran cada vez que escuchan el impacto de algún misil.

La fotografía ha dado la vuelta al mundo a través de Facebook y Twitter en momentos en que se registra la muerte de al menos 83 palestinos y más de 500 heridos. La incursión militar comenzó la madrugada del martes y gobiernos como el de Chile han condenado la ofensiva.

La ciudad de Sederot, con una población de 24 mil habitantes, ha sido un blanco constante de los ataques de Hamas desde la Franja de Gaza. Esta nueva incursión de la aviación israelí no ha podido poner fin a los lanzamientos de cohetes del Movimiento de Resistencia Islámico. 







Entre los judíos ha habido quienes han sabido hacer un gran negocio con el asunto de la campaña de exterminio llevada a cabo por la Alemania Nazi. A este episodio, uno de los más siniestros en la historia reciente de la humanidad, se le conoce comúnmente como el Holocausto. 

Los judíos a quienes nos referíamos al principio quisieran que nosotros pensáramos que el Holocausto fue algo exclusivo entre los nazis y ellos, nada más lejos de la verdad. Muchos colectivos humanos fueron objetivo directo de la barbarie nazi: sindicalistas, comunistas, socialistas, anarquistas, discapacitados, homosexuales y Testigos de Jehová. En lo que respecta a la cuestión étnica, tanto los roma (gitanos) como los eslavos eran considerados üntermenschen y por lo tanto, marcados para el exterminio. No olvidemos que los bombardeos a Otxandiano, Durango y Gernika están enmarcados en la larga campaña genocida por parte de los españoles en contra de los vascos, así que se puede sumar a este pueblo a la lista de grupos étnicos víctimas del fascismo europeo de los años 30 y 40 del siglo pasado.

De la postguerra, al saberse la magnitud de los crímenes, los sionistas obtuvieron el apoyo moral de la comunidad internacional para una aventura que habían negociado desde antes con los británicos. Así, son muchos los que hoy opinan que el estado de Israel fue creado como compensación por el Holocausto cuando en realidad la funesta estrategia colonialista en contra del pueblo palestino se había fraguado desde antes. De aquellos tiempos viene la vil mentira que nos dice que "Palestina era una tierra sin gente para una gente sin tierra"... y para mayor inri, se trataba nada más y nada menos que la Tierra Prometida de los textos bíblicos.

La gran verdad es que Palestina sí tenía población, los palestinos. La otra gran verdad es que los judíos que migraron a Palestina no eran descendientes de los judíos bíblicos, sino de europeos conversos que habían optado por esta religión.

Pues bien, estos mismos judíos invasores ahora se hacen pasar como víctimas contando claro con la complicidad de Washintgon y Londres principalmente así como los medios de comunicación afines al imperialismo.

Ahí lo tienen, ustedes opinen.




°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario