sábado, 6 de enero de 2007

Verbo Pulcro y Cruel Omisión

Este profundo análisis por parte de Iñaki Iriondo ha sido publicado en Gara:

Iñaki IRIONDO

«Ni una mala palabra, ni una buena accion»

Tras el atentado de Barajas: repaso de un año

En un reciente acto sindical en defensa de los derechos y laresolución del conflicto, el secretario general de ELA, Jose Elorrieta,definió la actuación del Gobierno español en los últimos meses con la frase «ni una mala palabra, ni una buena acción». En estas páginasrepasamos lo dicho por el Ejecutivo en el pasado año y lo que entretanto iba sucediendo. Quizá quepa una enmienda a la frase y puedahablarse de una única buena acción: la declaración del 29 de junio.

El acto de Batasuna en el BEC

Batasuna anunció la celebración de su Asamblea Nacional y de un acto político que daría fin al proceso Bide Eginez el 21 de enero en el BEC. Pronto surgieron los llamamientos del PP, la AVT y Manos Limpias exigiendo su prohibición.

PALABRAS: En una charla informal con periodistas, al término de una recepción ofrecida por Juan Carlos de Borbón al cuerpo diplomático destacado en Madrid, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que la Ley de Partidos «es muy restrictiva» y «tiene una aplicación muy complicada». Destacó que Batasuna es una formación política ilegalizada por los tribunales, pero consideró que la aplicación de la ley debería hacerse «teniendo al mismo tiempo la necesidad de respetar derechos y libertades individua- les que están consagrados en la Constitución española», entre los que citó expresamente el derecho de reunión. Las palabras de Zapatero fueron ratificadas al día siguiente por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien en la rueda de prensa que sigue a los consejos de ministros apuntó que «Batasuna es una organización ilegalizada, pero la ilegalización en ningún caso comporta la suspensión, limitación o desaparición de los derechos fundamentales de las personas». Des- pués, se remitió a la decisión que tomara el tribunal.

HECHOS: El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, nombrado por Zapatero, anunció inicialmente que había remitido a la Fiscalía de la Audiencia Nacional instrucciones señalando que sería contradictorio suspender las actividades de una organización que ya no existe. Pero según se recoge en el auto del juez Fernando Grande-Marlaska, durante la vistilla el fiscal concluyó que «HerriBatasuna/Euskal Herritarrok /Batasuna forma parte de la organización terrorista ETA con el apoyo logístico y operativo de sus propósitos según las directrices generales de la organización como elemento fundamental para aterrorizar a la población y la consecución de sus fines, por lo que procede por aplicación del artículo 520 en relación con el artículo 129.1.c del Código Penal ordenar la suspensión de sus actividades y en concreto del Congreso que se celebrará en Bilbao, en el Bilbao Exhibición Centre, en la localidad de Baracaldo (Vizcaya) o de cualquier otra que obedezca al mismo designio o naturaleza como acto de las citadas organizaciones, para prevenir la continuidad de su actividad delictiva y los efectos de la misma, todo ello por el plazo máximo previsto de dos años».

El acto fue prohibido y el juez ordenó además el cierre de diversos locales que consideraba que tenían relación con Batasuna. El PSOEse declaró «satisfecho» y alegó que «el Esta- do de Derecho funciona». Finalmente, se celebró ante el BEC, en una plazoleta exterior, un importante acto político, convocado por ciudadanos de Ezkerraldea, en el que intervinieron, entre otros, portavoces de EA, AB, ELA y Batasuna. Las palabras de Arnaldo Otegi en el acto fueron claras: «A más provocaciones, más proceso».

El «principio del final» y la cadena perpetua

PALABRAS: El 11 de febrero, el presidente del Gobierno español comparecía ante los medios de comunicación para anunciar que «estamos en unas circunstancias que me permiten tener la convicción de que puede empezar el principio del fin de la violencia». Zapatero calificó de «obstáculos y mentiras» las afirmaciones del PP sobre la excarcelación de presos que habían cumplido sus condenas, y añadió a todo ello que el proceso «no se va a alterar por la actitud del PP».

HECHOS: En ese mismo mes, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, aseguró que ante la posibilidad de que algunos presos fueran excarcelados, «vamos a trabajar cuanto esté en nuestra mano para evitar que se produzcan estas excarcelaciones, si es posible construir una nueva imputación por continuidad de vinculación con la banda armada o por amenazas proferidas desde la cárcel, como ya hicimos con Ignacio de Juana Chaos». Poco después, el fiscal general anunciaba que ya se estaba trabajando para buscar una interpretación de las redenciones de condenas que «limiten los abusos». En pocos días, el Tribunal Supremo decretó que Unai Parot debía cumplir íntegramente la condena de 30 años, cambiando los precedentes existentes sobre las redenciones de condena. El siguiente paso fue que la Audiencia Nacional ordenó revisar las condenas de 180 presos, a varios de los cuales ya se les ha prolongado su estancia en prisión.

En ese contexto, el 27 de febrero Igor Angulo, único preso político vasco encarcelado en Cuenca, aparecía ahorcado en la celda. Cuatro días después, el prisionero Roberto Sáiz falleció de un infarto en la prisión de Aranjuez.

Alto el fuego y encarcelamientos

HECHOS: El 22 de marzo ETA anuncia un alto el fuego permanente para impulsar un proceso democrático en EuskalHerria.

PALABRAS: En su primera valoración, el presidente Zapatero, además de resaltar que «la legalidad debe dar empuje definitivo al fin de la violencia», señala que «la democracia siempre sabe resolver hasta los problemas más difíciles y éste es sin duda uno de los problemas más difíciles con los que se ha enfrentado y se puede enfrentar una democracia».

MAS HECHOS: Justo una semana después de la declaración de alto el fuego, la Audiencia Nacional ordenaba el ingreso en prisión de Arnaldo Otegi, portavoz e interlocutor de la izquierda abertzale.La Fiscalía ­que el 10 de marzo anunció que solicitaría prisión incondicional­ exigió 100.000 euros de fianza, que se sumarían a los 400.000 que ya había pagado anteriormente. El juez Fernando Grande-Marlaska le impuso 250.000 euros. El procesamiento de Otegi se debió a la imputación de los «actos violentos» que se produjeron durante la jornada de huelga que la izquierda abertzale convocó el 9 de marzo en protesta por las muertes de los presos Angulo y Sáiz y la represión que acompañó sus funerales. Junto a Otegi fueron citados a declarar Juan Mari Olano, Juan Joxe Petrikorena, Pernando Barrena, Rafa Díez y Arantza Zulueta. Todos ellos fueron citados los días 15 y 16 de marzo, pero la comparecencia de Otegi tuvo que posponerse por una neumonía. Olano y Petrikorena fueron encarcelados, a Barrena y Díez se les impuso una fianza de 100.000 euros con una semana para pagarla, y Zulueta quedó en libertad sin medidas cautelares. El secretario general del grupo del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, en declaraciones a la agencia Efe, se felicitó del auto contra Arnaldo Otegi porque «ha sido la mera aplicación del estado de derecho».

Por otra parte, a los tres días de la entrada en vigor del alto el fuego, la Ertzaintza detenía a Dani Yaniz y Koldo Danborenea por hechos ocurridos en 2004. Ambos quedaron posteriormente en libertad.

Regates a la voluntad popular

Abril se abría con una histórica manifestación en Bilbo en favor de la solución democrática. Más de 80.000 personas reclamaban un acuerdo y el derecho a decidir. Por sorpresa, en el segundo Consejo de Ministros tras el alto el fuego, Zapatero nombraba a Alfredo Pérez Rubalcaba ­una de las pocas personas que conocía las interioridades de los movimientos habidos hasta esa fecha­ al frente del Ministerio de Interior. La decisión suponía que el presidente del Gobierno colocaba el proceso como eje de la segunda mitad de su mandato. Pero la labrada fama de hombre intrigante y maniobrero de Rubalcaba, que había tenido un papel esencial en la rebaja del Estatut de Catalunya, despertaba también suspicacias.

HECHOS: Continúan las detenciones, las denuncias de tortura y la prohibición de actos convocados por la izquierda abertzale. La Audiencia Nacional, tras un informe de la Ertzaintza, impide la celebración de un acto en el Kursaal en el que Batasuna pretendía presentar su oferta política renovada. Otegi, Petrikorena y Olano tuvieron que pagar 650.000 euros para salir de la cárcel. Poco después, Arnaldo Otegi era vuelto a condenar a 15 meses de cárcel por su intervención en un acto de recuerdo a José Miguel Beñaran, Argala. Los controles policiales siguen inundando las carreteras de Euskal Herria y en uno de ellos es detenido Ibon Meñika, acusado de portar «bonos de ETA». Días después fue detenida Sandra Barrenetxea. Ambos denunciaron haber sido objeto de torturas.

Disquisiciones sobre el orden de los factores

PALABRAS: El 4 de mayo el presidente del Euzkadi Buru Batzar, Josu Jon Imaz, se entrevista en la Moncloa con José Luis Rodríguez Zapatero. A la salida ambas partes dejan clara la necesidad de distanciar la paz de los acuerdos políticos. Comienza a extenderse el uso de la frase «primero la paz y luego la política».

El 21 de mayo el PSEcelebra en el BEC la “Fiesta de la rosa”. En su discurso, el presidente del Gobierno español anuncia el próximo comienzo del diálogo con ETA. Además, señala que la ciudadanía vasca podrá decidir su futuro «dentro de las leyes de la democracia». Esta afirmación de Zapatero, tanto por el lugar y el momento, como por su falta de concreción, son consideradas insuficientes por Batasuna, EA y EB, y levantan ciertas dudas entre los conocedores de los entresijos y compromisos del proceso.

HECHOS: El fiscal de la Audiencia Nacional Juan Moral insta a Grande-Marlaska a que cite a declarar a ocho mahaikides, a los que acusa de «reiteración delictiva» por la rueda de prensa con la que saludaron el alto el fuego de ETA. Entre los citados se encuentra Arnaldo Otegi, que no estuvo en el acto por encontrarse enfermo. Unos días después, ante las afirmaciones de líderes de Batasuna de que su encarcelamiento podría bloquear el proceso, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska amplía las imputaciones a los citados acusándolos de «amenaza terrorista».

MAS PALABRAS: Esta citación de los mahaikides abre una «gran crisis» en el proceso. Para superarla, desde el Partido Socialista se propone la adquisición de una serie de iniciativas. Hay una parte pública. Patxi López, en una entrevista en Radio Euskadi, afirma que es necesario pasar a una fase de negociaciones incluyentes y reconoce a la izquierda abertzale como «interlocutor necesario». Además, según señaló en su día Batasuna, el Partido Socialista «se comprometió a tratar y trabajar unas bases mínimas que den inicio al proceso de diálogo y negociación antes del 31 de julio». Al día siguiente de las palabras de López, Rodríguez Zapatero afirma en el Congreso, durante la segunda jornada del llamado “Debate sobre el estado de la nación”, que «no haber llegado a la paz no impide que el diálogo político empiece», lo que supone una rectificación del concepto primero la paz y luego la política.

MAS HECHOS: Finalmente el juez mantuvo las imputaciones sobre los mahaikides aunque los dejó en libertad porque todos ellos tenían ya medidas cautelares. El fiscal ­distinto del que pidió la citación­ no vio delito en la actuación de los dirigentes abertzales. Por otra parte, durante el mes de mayo continuaron produciéndose detenciones y entregas de refugiados, como los extraditados desde México.

Hechos insolitos a la espera del anuncio de Zapatero

Tras el anuncio del BEC y el “Debate sobre el estado de la nación”, a lo largo de todo el mes de junio se fueron sucediendo los rumores sobre la fecha en la que el presidente del Gobierno español acudiría al Congreso para anunciar oficialmente que daba luz verde al inicio del diálogo con ETA. Zapatero se había dado hasta finales de junio como plazo de «verificación» de las intenciones de la organización armada.

HECHOS (Insólitos): La Policía española irrumpe en una rueda de prensa de Batasuna en Iruñea por orden del juez Grande- Marlaska. A finales de mes, el mismo juez prohíbe la presencia de Arnaldo Otegi en un hotel barcelonés donde iba a participar en una conferencia coloquio organizada por Tribuna Barcelona, un foro por el que han pasado importantes personalidades internacionales. Son dos actuaciones sin precedentes. Como tampoco tenía precedentes la redada que Grande-Marlaska y Le Vert pusieron en marcha el 20 de junio que concluyó con la detención de dieciocho personas a ambos lados del Bidasoa. Se trataba de refugiados históricos, gentes de avanzada edad, a los que los jueces acusaban de formar parte de la estructura de cobro del impuesto revolucionario. Además, fueron detenidos empresarios que habrían pagado dicho impuesto y supuestos intermediarios, entre ellos el miembro del EBB Gorka Agirre y el director de “Diario de Noticias”, Pablo Muñoz. Esta redada generó gran alarma social, aunque hubo también otras detenciones, como las de Zigor Merodio y Kiskitza Gil de San Vicente, que no despertaron tanto revuelo mediático.

PALABRAS: José Luis Rodríguez Zapatero apuró los plazos y no fue hasta el 29 de junio cuando acudió al Congreso para anunciar que autorizaba el inicio del diálogo con ETA. Su declaración no fue ante el pleno de la Cámara, sino ante los medios de comunicación en una sala del edificio. Además, afirmó que «tenemos la oportunidad de poner fin a esta situación, y desde los principios democráticos les digo que el Gobierno respetará las decisiones de los ciudadanos vascos que adopten libremente, respetando las normas legales». Se puede apreciar que la referencia no ponía como límite la Constitución, sino una fórmula mucho más genérica. Junto a ello, el presidente del Gobierno español instaba a los agentes vascos a adoptar un gran acuerdo para un nuevo pacto de convivencia a través de «los métodos de diálogo que estimen oportunos», para después trasladar su acuerdos a los distintos ámbitos institucionales. Batasuna calificó la declaración como «positiva y de gran calado político», el Gobierno de Lakua saludó que «abra la puerta al debate político», y los firmantes del Acuerdo Democrático de Base lo definieron como un buen paso.

Foto historica congelada y compromisos a la luz

HECHOS: Una vez que el presidente español hubiera abierto la posibilidad de iniciar el diálogo con ETA, PSE y Batasuna concretan la cita que Patxi López había anunciado a finales del mes de mayo. El encuentro se produce en un hotel donostiarra el 6 de julio y duró aproximadamente una hora. La delegación del PSEseñaló que no volvería a haber una foto similar hasta que la izquierda abertzale no contara con una formación política legalizada.

El 10 de julio, GARA sacaba a la luz que el Gobierno español y ETA alcanzaron un acuerdo con compromisos mutuos en febrero. El Ejecutivo de Zapatero aceptó respetar las decisiones que adopten libremente los ciudadanos vascos de los cuatro herrialdes sobre su futuro, en base a los acuerdos que alcancen los partidos y agentes vascos. Asumió también cumplir una serie de garantías, como no efectuar detenciones, disminuir la presencia policial y aceptar de facto que la izquierda abertzale pudiera desarrollar una actividad política normalizada. ETA, por su parte, se comprometía a no realizar acciones contra personas ni bienes, ni labores de abastecimiento de armas y explosivos.

PALABRAS: La reacción del Gobierno español y del partido que lo sustenta a la información sobre la existencia de compromisos mutuos fue variando a lo largo del día de su publicación. Primero el PSOEechó balones fuera, criticando al PP por dar credibilidad a la noticia. El ministro de Interior, que estaba en Rabat, eludió pronunciarse diciendo que no conocía el contenido exacto de lo publicado por este diario. Finalmente, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, desmintió «por completo» la información. MAS HECHOS: Pese al compromiso adoptado por el PSE a finales de mayo de buscar bases para la mesa política antes del 31 de julio, la fecha llega y, según denunció Batasuna, «sin entrar en el tema, con evasivas y una clara intención de retrasar la mesa política, los representantes socialistas se van de vacaciones».

El mal rumbo del proceso aflora en agosto

HECHOS: Agosto no fue el mes tranquilo que el ritual vacacional demanda. Baltasar Garzón, de vuelta a la Audiencia Nacional, ordenó la prohibición de una manifestación convocada en Donostia y, como había solicitado el fiscal, advirtió a varios mahaikides a los que citó en su juzgado que la celebración de la marcha podía tener consecuencias personales para ellos. Finalmente, un grupo de ciudadanos convocó una manifestación, que fue la más numerosa de la Semana Grande donostiarra en muchos años.

A mediados de mes, Batasuna advertía que el PSOE estaba desnaturalizando el proceso. Cuando los ecos de su rueda de prensa todavía no se habían apagado, se conoció un comunicado de ETA en el que la organización aseguraba que el proceso estaba en crisis, de lo que acusaba a la «actitud mezquina» de los partidos. ETA añadía que mantener una actitud represiva es incompatible con la negociación. Por otra parte, Iñaki de Juana iniciaba una huelga de hambre, en demanda de su puesta en libertad, que debía haberse producido hace un año al cumplir su condena.

PALABRAS: El Gobierno español esperó un día antes de comentar el comunicado. Lo hizo el propio José Luis Rodríguez Zapatero en un mitin en Las Palmas con una de esas frases tan de su gusto: «Lo único que está en crisis es la violencia. El único camino que vamos a transitar para llegar a la paz es el de la legalidad y la democracia. Quien quiera defender sus ideas democráticamente, tiene que respetar la legalidad». A esto sumó un llamamiento a Batasuna para que condene la violencia y cumpla la Ley de Partidos.

Madrid insiste en que todo va según lo previsto

PALABRAS: Rodríguez Zapatero aprovechó la primera reunión de la dirección de su partido a la vuelta de vacaciones para lanzar un mensaje de optimismo y destacar que todo discurría según lo previsto, recordando que el proceso sería «largo y difícil» y «con altibajos».

HECHOS: Lo cierto es que el proceso atravesaba una situación de bloqueo. Batasuna lo reiteró públicamente el 6 de setiembre e inició contactos con otras fuerzas para tratar de buscar fórmulas de desbloqueo. La aceptación por parte de PNV y PSE de llevar a cabo encuentros secretos demuestra que las dificultades eran objetivas. Por cierto, desde las filas socialistas se tardó apenas una semana en filtrar la existencia de los encuentros.

MAS PALABRAS: En ese contexto, el presidente del Gobierno español seguía insuflando optimismo a la opinión pública, con declaraciones como que «el proceso de paz se acerca a momentos trascendentes» y anunciando que los contactos con ETA comenzarían en las próximas semanas.

MAS HECHOS: Pese a que el Gobierno se había comprometido a informar a los grupos parlamentarios antes del final de setiembre sobre cómo iba el diálogo con ETA, dicho encuentro no se produjo porque no había nada que comentar.

El tribunal supremo desnuda a Zapatero

Octubre fue un mes con muchos hechos importantes para el proceso. Cinco políticos de renombre internacional hicieron una apuesta por las «soluciones democráticas» y el Parlamento Europeo celebró un histórico debate sobre Euskal Herria, con una resolución de apoyo a la búsqueda de la paz. En esas mismas fechas, se produce un robo de 350 pistolas en la localidad francesa de Nimes.

PALABRAS: El día 12, en la recepción en el Palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional española, el presidente del Gobierno afirmó que si Batasuna se registrara como nuevo partido, no tendría problemas. «El ordenamiento jurídico ­aseguró­ no puede llegar a una contradicción insalvable. Si Batasuna es una nueva formación política, con nuevo estatutos, con nuevos objetivos, no parece que se les puede apartar por consecuencias anteriores. Hay que respetar lo que digan los jueces, pero hay en la justicia mecanismos para que no exista esa contradicción».

HECHOS: El 23 de octubre el Tribunal Supremo envía a las fuerzas policiales a inventariar decenas de herriko taberna en cumplimiento de la sentencia de ilegalización dictada tres años y medio antes. La decisión conlleva que agentes armados tomen durante horas diversas calles de Euskal Herria y queda constancia clara de que la Sala del 61 reclama su papel en todo lo concerniente a Batasuna, papel que incluye la posibilidad de anular cualquier nuevo partido que sospeche que pueda ser una continuidad de la formación ilegalizada. Además, mientras la orden del Supremo todavía se está ejecutando, la Audiencia Nacional confirma el procesamiento de 37 dirigentes y ex dirigentes de Batasuna por el delito de «integración en ETA».

MAS PALABRAS: Rodríguez Zapatero apunta que ETA puede ser la autora del robo de pistolas en Nimes y añade que dicha acción «tendrá consecuen- cias en el futuro».

HECHOS: El diario español más próximo al Gobierno señala en un editorial que el robo de pistolas «supone ignorar los contenidos concretos del acuerdo que dio paso al alto el fuego y que implicaba, según recogía el diario GARA el 10 de julio pasado, no realizar ‘tareas de abastecimiento de armas y explosivos’». El editorial reconocía así meses después la existencia de esos acuerdos, aunque no hacía mención a los compromisos que debía cumplir el Ejecutivo de Zapatero.

ULTIMA PALABRA: José Luis Rodríguez Zapatero cerró el mes con una larga entrevista radiofónica en la que se jactó de no haber dado más paso en los siete meses de alto el fuego que el de ir al Congreso a marcar sus reglas para el proceso. Además, presentó como mérito el haberse movido menos que Aznar en el 98.

El paradigmatico caso de Iñaki de Juana

HECHO: El preso político Iñaki de Juana se encontraba en huelga de hambre desde el 7 de agosto en exigencia de su puesta en libertad. Cumplió su pena hace un año pero continuaba encarcelado por una causa construida para retenerlo en prisión. El 8 de octubre abandonó su protesta.

PALABRAS: El mismo día que se conocía que Iñaki de Juana había dejado su protesta, la Fiscalía anuncia su intención de rebajar la petición de 96 años de cárcel a 6. Según algunas fuentes, había un compromiso gubernamental de que se pediría una pena mínima y De Juana podría ser excarcelado en los primeros meses de 2007.Existían precedentes de presos vascos que habían sido condenados a 2 años por amenazas mucho más explícitas de las que podría haber incluido el donostiarra en sus escritos.

HECHOS: En el juicio, celebrado el 27 de octubre y a pesar de todo lo anunciado y filtrado anteriormente, el fiscal propone finalmente un abanico de penas que va de los 4 a los 13 años de prisión. El 8 de noviembre se conoce que el tribunal dicta una condena de 12 años y 7 meses. Iñaki de Juana inicia una nueva huelga de hambre en la que cumple hoy 61 días. Al conocer la sentencia, el ministro de Justicia recordó que se debió a la intervención habida para impedir su excarcelación.

Del «Nuevo esfuerzo» de ETA al DVD del PSOE

A primeros de noviembre se conocía el contenido del último “Zutabe” de ETA, en el que, tras volver a reiterar la situación de crisis y el incumplimiento de los compromisos gubernamentales, anunciaba un «nuevo esfuerzo para reconducir el proceso». A lo largo del mes, Batasuna siguió insistiendo en que también las conversaciones entre partidos estaban bloqueadas. En su opinión, el problema de fondo radicaba en las diferencias sobre la propia definición del proceso.

PALABRAS: El presidente del Gobierno español pretende utilizar el contenido del “Zutabe” a su favor en el enfrentamiento que mantiene con el PP. Según Zapatero, las palabras de ETA demuestran que su·Ejecutivo se mantiene firme. La declaración da a entender que al presidente le preocupan más las críticas de la derecha que el avance del proceso.

HECHOS: Acentuando esta impresión, a finales de mes el PSOE edita y distribuye un DVD, que también pone en circulación a través de internet, titulado “La otra tregua, cómo actuó el PPcuando estaba en el gobierno”, cuyo objetivo es volver a demostrar que el Ejecutivo de Zapatero se ha movido menos que el PP en el 98. Noviembre se cierra con las detenciones de Zigor Garro, Marina Bernadó y Ekain Mendi- zabal en el Estado francés.

Del optimismo a la suspensión, en un día

Diciembre comienza con la evidencia de que las conversaciones entre partidos siguen atascadas. PSEy PNV acusan de ello a la izquierda abertzale y a un supuesto y nunca concretado intento de ETA de tutelar el diálogo. El 5 de diciembre Batasuna hace una declaración con cierta solemnidad que, para quien quiera entenderla, refleja que las cosas no van bien en ninguna de las dos mesas.

PALABRAS: El presidente del Gobierno español, en un acto de aniversario del referéndum constitucional, reiteró su discurso sobre las expectativas que mantiene en el proceso, sin acusar recibo del aviso hecho por Batasuna la víspera.

Llamativo fue el cruce de declaraciones que mantuvieron el 9 de diciembre el portavoz del PSE en el Parlamento de Gasteiz, José Antonio Pastor, y el secretario de Organización del PSOE, José Blanco. El primero afirmó en declaraciones radiofónicas que ETA rechazó en agosto reunirse con el Gobierno y su superior le desautorizó diciendo que «hay mucha gente que no sabe de lo que habla».

Mientras en diversos sectores políticos crece la certeza de que el proceso va mal, IU reclama a Zapatero en el Congreso que adopte iniciativas, y el presidente del Gobierno responde que «sabrá dar pasos» pero «no en falso». A los pocos días y desde Bruselas, responde a unas nuevas declaraciones de Otegi diciendo que «el Gobierno trabajará con sus principios y sus tiempos».

HECHOS: El Tribunal Supremo declara este mes que no ve delito en que el Gobierno y los partidos dialoguen con Batasuna. En el TSJPV hay dos casos abiertos contra el lehendakari, dirigentes del PSEy mahaikides por esta causa. Por otra parte, la Fiscalía pide el archivo del «caso Egunkaria».

MAS HECHOS: Garzón prohíbe varios actos convocados el 20 de diciembre en la jornada de movilización en defensa del proceso. Ese mismo día, se filtra que representantes del Gobierno y de ETA mantuvieron la semana anterior un encuentro. El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ofreció una rueda de prensa en la que ni confirmó ni desmintió la noticia, alegando que no había novedades relevantes. Sin embargo, en sus contactos con los grupos parlamentarios, sí admitió algún tipo de contacto. Además, aunque oficialmente no hubo confirmación de la noticia, fuentes del Ejecutivo sí que transmitieron a diversos medios que, aunque en el encuentro no había habido avances, se habían atado nuevos contactos para enero. Estas noticias provocaron un cambio del tono de las declaraciones de la mayoría de los partidos. Batasuna se mantuvo en que «es irresponsable decir que hay proceso». El 23 de diciembre la Ertzaintza encuentra un zulo con 60 kilos de material para la elaboración de explosivos.

PALABRAS: El 29 de diciembre, el presidente del Gobierno, tras la última reunión del año del Consejo de Ministros, compareció ante los medios. Pese a todos los indicadores existentes, Zapatero afirma que «estamos mejor que hace un año» y «dentro de un año estaremos mejor que hoy». Según fuentes de la Moncloa recogidas en prensa, lo dijo por «convicción política» y después de pensarlo detenidamente.

HECHO: Al día siguiente, tras el aviso de su colocación por parte de un comunicante que dijo hablar en nombre de ETA, una potente explosión destruye el pabellón D del aparcamiento de la terminal 4 del aeropuerto de Madrid. En el atentado fallecen Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio, que según las explicaciones oficiales dormían en sus vehículos y no escucharon los avisos que se realizaron para proceder a la evacuación del edificio. -


«Largo, duro y difícil», «tiempo, temple y tenacidad»

Iñaki IRIONDO

Si alguna frase ha definido las declaraciones del presidente del Gobierno español en relación a este proceso, ésta ha sido su constante advertencia de que sería «largo, duro y difícil». En febrero de 2006, a pocas horas de que ETA volara una discoteca en Dantxarinea, Zapatero fue entrevistado por “Abc”. El titular era elocuente: «Sería un error histórico tener prisa. Esto nos llevará años y habrá momentos difíciles». En otra entrevista, esta vez en “El País”, en el primer domingo tras el anuncio de alto el fuego, al presidente le preguntan si «se pueden descartar accidentes en este proceso», y éste respondió que «no. Hemos manifestado que el proceso será largo, duro y difícil. Estamos hablando de 40 años de violencia, de muchas personas implicadas, y aunque mi deseo es que no haya ningún accidente, nadie puede descartarlo». En su última comparecencia ante el Congreso, el 13 de diciembre, el presidente estrena un nuevo eslogan. Para que todo vaya bien será necesario «tiempo, temple y tenacidad». No son pocos los que sostienen que todas estas palabras se han ido al traste con el primer gran obstáculo que ha encontrado. El tiempo dirá si tiene talla de estadista. -

~ ~ ~

No hay comentarios.:

Publicar un comentario