martes, 9 de enero de 2007

Una Lección Para el PSOE

Oh ironía, que forma tienes de trabajar.

El PSOE, tan preocupado por no perder las elecciones, aterrorizado ante el empuje de la derecha fascista española, incapaz de convertirse en un verdadero agente democrático, cargando el lastre de los errores garrafales cometidos durante la gestión del bobalicón de Felipe González, ahora se encuentra con que el pueblo español desea la paz y una solución definitiva al conflicto vasco.

He aquí un artículo de Gara con respecto a unas encuestas que constituyen un verdadero jalón de oreja a Rodríguez:

Encuestas dejan la puerta abierta al diálogo con ETA

Diversas encuestas conocidas en los últimos días, y realizadas al calor de las consecuencias del atentado en la T-4 del aeropuerto de Barajas, demuestran que la búsqueda de un final dialogado con ETA cuenta con un amplio respaldo social y es claramente mayoritario entre los votantes del PSOE.

Los periódicos “El Mundo” y “Abc” y la Cadena Ser han dado a conocer en los últimos días diversas encuestas relacionadas con la forma de poner fin a la violencia de ETA. Los resultados demuestran que, si lo desea, el Gobierno español tiene margen suficiente para intentar un final dialogado.

De los sondeos conocidos, el que tiene un mayor tamaño de la muestra es el llamado “Pulsómetro” de la Ser. Según éste, el 55,2% de las personas entrevistadas en el Estado español considera que «pese al atentado del otro día, el Gobierno debe seguir intentando lograr un final dialogado del terrorismo». Un 38,3% entiende que no y el 6% responde que «no sabe».

Además, el 64,2% muestra su «esperanza de que en un futuro se reanude el proceso de paz», mientras que el 26,1% no cree que vaya a ser así.

Junto a esto, es destacable el dato de que el 18,5% es partidario de que se siga negociando en las actuales condiciones. Y un 4,9% considera que el llamado proceso de paz iba demasiado lento.

En la encuesta publicada el domingo por “Abc”, un 46% de los encuestados se mostraban partidarios de «volver a dialogar con ETA sólo en el caso de que la banda terrorista anuncie el abandono definitivo de la violencia» y el 11% cree necesario «volver a dialogar con ETA si ETA deja de matar durante un periodo significativo de tiempo». El 39% propone «no dialogar con ETA en ningún caso y volver a la política antiterrorista de acoso policial y judicial a ETA».

En este trabajo llama la atención que entre los votantes del PSOE existe una mayoría sustancial partidaria del final dialogado de ETA.

Esta tendencia, aunque mucho más matizada, también se observa en la encuesta publicada por el diario “El Mundo”. En este caso, en términos absolutos, vencen con un 47,9% los partidarios de «cancelar definitivamente todo contacto con ETA y descartar la ‘solución dialogada’». El 33,6% responde que lo que el Gobierno debe hacer es «suspender los contactos y reanudarlos si ETA vuelve a ofrecer el abandono de la violencia», mientras que el 11,8% entiende que lo correcto sería «mantener los contactos como hasta ahora».

La opción de mantener los contactos como hasta ahora o reanudarlos si ETA vuelve a ofrecer el abandono de la violencia suma el 53,7% de los votantes del PSOE y el 77,6% entre los de IU.

El “Pulsómetro” de la Ser preguntaba también en su encuesta «quién cree usted que es el máximo responsable de la rotura del proceso de paz». Cómo era esperable, el 69,8% responde que «ETA-Batasuna». Pero resulta ilustrativo que en una encuesta hecha en el ámbito del Estado español haya un 12,4% que lo achaque al Gobierno. Eso, en términos electorales y con el nivel de participación de los comicios al Congreso y Senado de 2004, son más de tres millones de personas.

Los sondeos de estos días muestran, en general, una fuerte polarización entre los votantes del PSOE y del PP. El atentado habría reducido las dis- tancias entre ambos partidos en términos electorales. Y aunque las simpatías por el PSOE hayan decrecido, el rechazo al PP sigue siendo aún muy fuerte entre la sociedad española.

Ahora solo falta que Rodríguez y sus ministros españolistas de pseudo-izquierda se armen de coraje y lleven a cabo acciones que respalden sus palabras, apegandose con un respeto irrestricto a la voluntad del pueblo español.

Pero uno se pregunta ¿Qué as ocultan los del PP bajo la manga para mantener a Rodríguez tan fuertemente maniatado?

Las encuestas allí están, todo depende de Rodríguez a esta altura del partido.

~ ~ ~

No hay comentarios.:

Publicar un comentario