viernes, 5 de enero de 2007

Mitrofan y la Libertad de Expresión

Odas y cantos a la "joven república". Cuanto orgullo sienten muchos latinoamericanos de llamarse a sí mismos españoles, cuantas camisetas del Real Madrid o de la selección de España son portadas con garbo por individuos de facciones indígenas y/o mestizas tanto el la Ciudad de México como en Caracas y Santiago, olvidado ya el genocidio perpetrado por la corona española en América Latina y la renuencia por parte de los que detentan el poder en España por deslindarse de ese pasado de una vez por todas.

He aquí un ejemplo más en una nota publicada en Gara de por qué a la madre patria de los malinchistas se le puede llamar todo menos democracia:

La Fiscalía se querella por dos artículos de opinión en GARA y «Deia»


Según informó ayer la agencia Europa Press, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional ­que hoy cumple treinta años desde que sustituyó al Tribunal de Orden Público (TOP)­, Javier Zaragoza, ha interpuesto una querella contra el filósofo Nicola Lococo y contra dos caricaturistas, a los que identifica como «Rodríguez y Ripa», por la publicación de un artículo, publicado en GARA y “Deia”, y una fotocomposición, editada por el rotativo vizcaino, en los que se criticaba a Juan Carlos de Borbón por matar un oso en una cacería organizada en Rusia. Tanto Lococo como los caricaturistas se hacían eco de informaciones en las que se aseguraba que el oso había sido emborrachado.

El texto de Lococo, titulado “Las tribulaciones del oso Yogui”, fue publicado en este diario el pasado 2 de noviembre. La Fiscalía quiere interpretar que en este artículo de opinión se incluyen «expresiones vejatorias, humillantes, atentatorias contra la dignidad y el honor» del rey español, que serían «manifiestamente superfluas e innecesarias para el ejercicio de la libertad de expresión». El fiscal también afirma que se le imputa al jefe del Estado español «el carácter de alcohólico», que hace referencia a «la falta de capacidad de discernimiento» y que le «domina soberano irresponsable» .

Para entender en qué se basa la Fiscalía, sobre este tercer punto, Lococo, a través del personaje del oso Yogui, escribía así: «¡Hey! ¡Búbú! No creas que he empleado la expresión ‘soberano irresponsable’ de modo coloquial y arbitrario, ¡muy al contrario!, resulta que este individuo está sancionado por la Constitución española como un auténtico y genuino irresponsable. Es decir, que carece de responsabilidad. Y por consiguiente, haga lo que haga, diga lo que diga, no puede ser juzgado...».




.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario