viernes, 19 de enero de 2007

Reunión ETA-Gobierno

Esta nota ha sido publicada en Gara:

La reunión ETA-Gobierno situó la clave en el acuerdo entre las fuerzas vascas

ETA presentó una propuesta a desarrollar en varios años, de lograrse el acuerdo político

Los representantes del Gobierno español y ETA, reunidos por última vez la primera quincena de diciembre, confirmaron la situación de bloqueo del proceso, según ha podido saber GARA tras la aparición de numerosas informaciones sobre este encuentro. Durante la reunión, se situó el acuerdo político a lograr entre las fuerzas vascas como el elemento clave para el desbloqueo. En cualquier caso, ambas partes se cruzaron propuestas, y ETA, en concreto, presentó una de carácter global para el desarrollo del proceso en los próximos años, para el caso de que se lograse el citado acuerdo político.

DONOSTIA

La última reunión celebrada entre representantes oficiales de ETA y el Gobierno español no permitió «superar el colapso» del proceso, como anunció la filtración realizada pocos días después del encuentro, pero sí situó el acuerdo político entre partidos vascos como el elemento clave que debiera posibilitar su desbloqueo, según ha podido confirmar GARA, después de que hayan transcendidos informaciones que apuntan en ese sentido. Esta misma semana, el periódico digital “El Confidencial” indicaba, aunque en medio de numerosos datos de dudosa fiabilidad, que la importancia de la mesa de partidos estuvo muy presente en esa reunión, celebrada en la primera quincena de diciembre.

Tras las numerosas filtraciones registradas en las últimas semanas sobre esta entrevista entre ETA y el Gobierno, GARA ha podido confirmar que, en este encuentro, ambas partes asumieron la situación de bloqueo del proceso, al tiempo que abordaron propuestas concretas para poder superarla.

Sobre el estado de las cosas, las informaciones en prensa han ido variando, pues si en la primera filtración, publicada por “El Correo” pocos días después del contacto, se afirmaba que se había «superado el colapso», las siguientes, aparecidas de la mano de la agencia Vasco Press justo tras el atentado de Barajas, tenían un tono menos optimista. Según esta versión, la reunión concluyó «sin alcanzar acuerdo alguno, aunque sin romper las conversaciones», por lo que «los enviados gubernamentales tenían la impresión de que la tregua no se iba a quebrar a corto plazo». Artículos más recientes, como el publicado por “El Diario Vasco” el primer fin de semana de enero, cuentan con un tono más severo: «El último encuentro [...] sirvió para constatar las profundas diferencias que separaban a los representantes del Gobierno y de ETA, y para poner sobre la mesa un listado mutuo de agravios y reproches por incumplimientos del pasado».

Al hilo de todas estas informaciones ­en muchos casos contradictorias y que ni siquiera se ponen de acuerdo en la fecha y lugar del encuentro: en Ankara, el 14 de diciembre, para algunos, y en una ciudad alemana sin determinar, el 9 y 10 de diciembre, según otros­, GARA sí ha podido corroborar que, en la reunión, después de constatar el bloqueo, ambas partes convinieron que, si bien el proceso cuenta con dos carriles diferenciados, las dos mesas de negociación deben complementarse y desarrollarse para que el proceso avance.

Seguir negociando

A tenor de la información recabada por este diario, tanto el Gobierno como ETA situaron el acuerdo político entre partidos vascos como el elemento clave que debe posibilitar el desbloqueo. A este respecto, el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero se comprometió a no obstaculizar la negociación entre las fuerzas vascas para que éstas pudieran alcanzar un acuerdo.

Si bien ambas partes mostraron su voluntad de seguir negociando en un momento crítico del proceso, quedó sentado que sería el acuerdo político a alcanzar en la otra mesa de negociación la piedra angular que marcaría el devenir de la mesa entre ETA y el Gobierno español. «Así lo entendieron todas las partes», afirman a GARA las fuentes consultadas.

ETA presentó una propuesta global

En la reunión, ETApresentó a los representantes del Gobierno español una propuesta global para desarrollar el proceso durante los próximos años en caso de que se alcance un acuerdo político que permita resolver el conflicto. En ese contexto, reafirmó todos sus compromisos y su voluntad de seguir con el proceso. Según el criterio marcado, la citada propuesta global, y otras de la parte española, debieran ser analizadas por ambas partes, siempre y cuando el Gobierno no dé, como ha anunciado tras el atentado de Barajas, «punto y final» al diálogo.

Exigencia de respeto a los derechos de los presos

Informaciones de diarios digitales, que citan como referencia comentarios en privado del ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, apuntan a que ETA se negó a hablar de presos durante la reunión, salvo de Iñaki de Juana. Según la información obtenida por GARA, la organización armada exigió que se respeten los derechos del colectivo de presos y que el Gobierno desactive las medidas de excepción que se le aplican, independientemente de que, si se produjeran avances significativos en el proceso, su pretensión sea hablar de la excarcelación de todos los prisioneros vascos.

ETA también remarcó la necesidad de que el Gobierno cumpla todas las garantías establecidas en los acuerdos que dieron lugar al alto el fuego, y advirtió del peligro de que nuevos ataques policiales y judiciales puedan reventar el proceso, así como de las consecuencias que de la situación extrema de Iñaki de Juana puedan derivarse, e hizo responsable de todo ello al Gobierno.


.... ... .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario