sábado, 6 de enero de 2007

Recordando a Eli Gallastegi "Gudari"

Esta información ha sido compartida por Daniel C. Bilbao:

Eli Gallastegi Uriarte

El de Gallastegi Uriarte es otro PNV, más leal a sus orígenes y con una visión social contraria al salvaje capitalismo. Una recomendación puede ser leer el libro de Txalaparta "Gudari, una pasión útil", de José María Lorenzo Espinosa, para tener idea de quiénes son en realidad Arzalluz, Ibarretxe, Imaz, Urkullu y aún Egibar. En paralelo, el libro "La renuncia nacional del PNV", del mismo autor, nos cuenta la trayectoria de Xabier Arzalluz, para graficar qué es lo que se defiende cuando se defiende a este PNV de hoy, con Imaz a la cabeza. Vale tener en cuenta que hay otro nacionalismo, el de Acción Nacionalista Vasca, lo cual amerita otra lectura, también de Txalaparta (de nada Iñaki): "ANV, el otro nacionalismo", de Eduardo Renobales. Este es el nacionalismo que prosiguió su deriva progresista hacia la izquierda. Simplemente con la descripción de estos libros, vemos dónde quedó el nacionalismo derechista, unionista y neoliberal que hoy gobierna la CAV.

Datos biográficos de Eli Gallastegi Uriarte

Eli Gallastegi Uriarte, fue militante de Juventud Vasca, refundador del PNV en 1921, disidente de su línea política autonomista, fundamentalmente a partir de la segunda República y uno de los predecesores de la izquierda abertzale.

Nació, en Bilbao en julio de 1892, (algunas fuentes bibliográficas apuntan el nacimiento en 1893) y murió en Donibane-Lohitzune (Lapurdi) en 1974.

Fue conocido con el seudónimo de "Gudari", con el que firma la mayoría de sus artículos periodísticos, aunque en alguna ocasión (Patria Vasca nº 6, 1932) escribiese bajo el de "Baltzuri". Comienza a escribir cuando era muy joven (veinte años), estudiante de euskera y militante de Juventud Vasca. A la temprana edad de veinte años se convirtió en secretario de Luis Arana Goiri, entonces presidente del PNV. En 1916, con motivo de la insurrección irlandesa, comenzó sus primeras fricciones con la dirección del PNV, en especial con Engracio de Aranzadi (Kiskitza).

En 1921, se produjo la escisión del nacionalismo político en dos facciones, Aberri y Comunión. Gallastegui fue uno de los impulsores de Aberri, partido de carácter claramente independentista. En septiembre de ese mismo año, Aberri, recuperó el nombre de PNV que había estado abandonado desde 1916. Contribuye decisivamente a la creación del diario nacionalista Aberri, en el que escribiría una gran parte de sus artículos periodísticos.

Estimula y alienta la creación de la federación de Mendigoxales que mantendrá viva la bandera de la independencia nacional, así como influye decisivamente en el renacimiento de la música popular vasca. En 1922, siendo presidente de Juventud Vasca, contribuye a la puesta en escena de la obra "Pedro Mari", de Arturo Campión, como contrapropaganda a la guerra de Marruecos, frente a la que alentó la Junta de Socorros para atender a las familias y soldados patriotas llevados por España al país africano a la fuerza.

Destaca su conducta altruista y patriótica en defensa del obrero vasco, demostrando su alta sensibilidad social en la propia empresa industrial que regenta. Siempre puso su bienestar al servicio del nacionalismo. Esta fue una de las constantes de su vida.

En 1922, fundó "Emakume Abertzale Batza", a imitación del modelo irlandés independentista del "Cumann na mBan", contribuyendo a su rápida expansión entre las mujeres nacionalistas. Esta organización fue prohibida por la Dictadura de Primo de Rivera y posteriormente refundada en 1931, llegando a contar con miles de mujeres en sus filas. Propugnaba la integración de la mujer nacionalista en la sociedad y, especialmente en la política. Su presidenta, Carmen Errazti, lo expresaba así en una conferencia de juventud Vasca: "aberrija gustijoena da, bai gixonena ta bai emakumiena. eta bere biarrak gustijai dagokiguz".

En septiembre de 1923 forma parte de la delegación Vasca de la Triple Alianza que acude a Barcelona para firmar el acuerdo con gallegos y catalanes. Por parte vasca acudieron: Eli Gallastegi (PNV), Eguileor (Federación de Mendigoxales), y Robles Arangiz (Solidaridad). En Barcelona les sorprende la proclamación de la Dictadura Militar española de Primo de Rivera.

Mantuvo contactos políticos con el lider catalanista, Françesc Maciá, líder del Estat Catalá, que se hallaba exiliado en Francia desde 1923 y con el que llegó a entrevistarse personalmente en 1925. En el año de 1925, organizó el segundo homenaje a Sabino Arana Goiri en el que tomaron parte 25.000 patriotas, dirigiendo la revista conmemorativa.

El 3 de mayo de 1925, celebró un banquete de despedida de soltero, en Archanda, al que asistieron quinientas personas, convirtiéndose en un acto de afirmación nacionalista presidido por el padrino de la boda, Luis Arana y Goiri. Gallastegi, aprovechó la celebración para convocar a los dirigentes aberrianos de Bizkaia, pronunciándose discursos contra la Dictadura militar. La policía interrumpió el acto a punta de pistola y Gallastegi tuvo que huir a Hendaia. Posteriormente regresa a Bilbao en el mes de junio y fija su residencia con su esposa en Zumarraga donde tenía que presentarse semanalmente ante la Guardia Civil. Fue detenido en la localidad gipuzkoana a raíz de una reunión en Ordizia con un grupo de nacionalistas y un amigo, patriota irlandés

Seguidamente huye a Iparralde para evitar una condena a 12 años de prisión, siendo condenado en rebeldía por el Consejo de Guerra celebrado lo que impide su regreso. En Iparralde creó el Comité Pro-Independencia Vasca, en Donibane Lohitzune, que llegó a contar con delegaciones en Bayona, Cataluña y Nueva York, publicando la revista "Lenago II" (Órgano Oficial del Ejército de Voluntarios Vascos). También contribuye a la creación de la "Liga de Naciones Oprimidas".

En 1926, a los ocho meses de nacer su primer hijo, se traslada con su familia a América, pasando primero por Nueva York y llegando en Enero de 1927 a México, instalándose en Torreon, en el Estado de Coahuila, dedicándose de lleno a la causa de la libertad de Euskadi. Visita París, Bruselas, Londres, Nueva York y La Habana. En México realiza el censo de la población vasca, e inicia el de otras repúblicas americanas. Puede decirse que es uno de los primeros nacionalistas en ocuparse realmente de la emigración vasca a América. Crea, dirige y redacta la revista "Patria Vasca" la cual reparte gratuitamente a los vascos de América y Filipinas, así como a las instituciones oficiales, Consulados, Bibliotecas, Revistas, Universidades, a la Sociedad de Naciones (precursora de la actual ONU). Consigue publicar cinco números en México y colabora extendiendo la causa del nacionalismo en los diarios mexicanos. Inicia la obra "Cultura Vasca" cuya idea expone en un folleto, para crear un servicio de Embajada, del que todos los vasco de América pudieran servirse para sus necesidades, deseos o dificultades, desinteresadamente, creando con ello un firme espíritu de solidaridad y resolviendo multitud de dramas que se consuman en silencio en la vasta tierra americana.

Regresa a Euskadi a principios de 1931 a raíz del indulto general, con su esposa y sus tres hijo contribuyendo a la reunificación del nacionalismo en tiempos de la República española. Ante la intención de la república de conceder amplias autonomías a las "regiones" se muestra sereno pero no colabora en lo que considera una degeneración del nacionalismo. Rechaza la propuesta que le hace el partido para ser Diputado a Cortes, en dos ocasiones, por motivaciones ideológicas y se aparta no aceptando cargos de responsabilidad en el partido, por igual razón.

Dedica sus actividades a la enseñanza primaria, formando parte de la junta de la "Federación de Escuelas Vascas". El 11 de septiembre de 1931, fue detenido por orden del Ministro de la Gobernación, junto con otros catorce compañeros de partido y trasladado a la cárcel de Larrínaga, protagonizando la primera huelga de hambre de la historia del nacionalismo vasco.

En 1932, organiza el primer Aberri Eguna. El 17 de septiembre de 1932, apareció el semanario "Jagi-Jagi" que contaba en Eli Gallastegi a uno de sus cofundadores e ideólogos más notables.

En 1933 mantuvo un enfrentamiento dialéctico fuerte con "Amandarro" (Ceferino de Jemein). Propuso el rechazo del estatuto y la articulación de las fuerzas nacionalistas en un Frente por la Independencia. Fue líder indiscutible de la Federación de Mendigoxales. En 1933, publicó el libro "Por la Libertad Vasca", que recogía artículos publicados en el diario Aberri. En 1935, abandonó el PNV, desilusionado con la línea autonomista que éste había tomado. En 1936, apoyó la línea de Luis Arana Goiri y de Cándido Saseta de convertir el conflicto civil español en una campaña hacia la Independencia de Euskal Herria.

Días antes de la caída de Bilbao a manos de las tropas insurgentes de Mola, fue evacuado a Francia desde donde pasó a Irlanda donde permaneció con su familia hasta 1958, trabajando en una empresa maderera, para volver a Iparralde donde pasó los últimos años de su vida.

Autor de numerosos artículos, Gudari, inicia en el nacionalismo el debate por la aceptación de la lucha de clases y la incorporación de los intereses de los trabajadores en el proyecto nacionalista. Recupera el independentismo de las hermanos Arana Goiri, enfrentándose e impidiendo el desviacionismo de Comunión Nacionalista Vasca y, posteriormente del PNV. Proclama la solidaridad del nacionalismo con todos los pueblos que luchan por su Libertad. Organiza las primeras campañas en favor de los presos vascos. Esboza un nacionalismo humanista y progresista y en su obra teórica y práctica, encontramos los principales elementos políticos, sociales e ideológicos que luego desarrollará el nacionalismo independentista desde los años sesenta.

Bibliografía:

-Egaña, Iñaki. Diccionario histórico-político de Euskal Herria. Ed. Txalaparta. Tafalla, 1996.

-De la Granja, Jose Luis. Nacionalismo y II República en el País Vasco. Abril, 1986. Centro de Investigaciones Sociológicas; Siglo XXI de España, Editores.

-Letamendía, Francisco (Ortzi). Historia de Euskadi: El nacionalismo Vasco y ETA. Ed. Ruedo Ibérico. Paris, 1975.

-Letamendía, Francisco. Historia del Nacionalismo Vasco y de ETA. R&B Ediciones. San Sebastián, 1994.

De Pablo, Santiago; Mees, Ludger; Rodriguez Ranz, Jose A. El Péndulo Patriótico. Editorial Crítica S.L. Barcelona, 1999.

-Gallastegi, Eli (Gudari). Por la Libertad Vasca. Ed. Txalaparta. Tafalla, 1993.

-Gallastegi, Eli (Gudari). Por la Libertad Vasca. Tomo I, (En Plena Lucha. Euskadi esclava bajo el imperio de la España monárquica y dictatorial- 1914-1925); Tomo II, (Durante el exilio. En tierra vasca, humillación. Libertad en el destierro. 1925-1931).; Tomo III (Regreso al Hogar. Euskadi esclava bajo el mando de la españa republicana. 1931-1933); Tomo IV (¡A la vista el primer centenario de la esclavitud!. 1933 hacia 1939. Hacia la Libertad). Talleres tipográficos E.Verdes. Bilbao, 30 de Noviembre de1933, día de San Andrés. Fiesta de la Independencia Nacional.

-Lorenzo Espinosa, Jose Maria. Gudari, una pasión util. Vida y obra de
Eli Gallastegi (1892-1974). Txalaparta. Tafalla, 1992.

-Elorza, Antonio. Ideologías del nacionalismo vasco 1876-1937. Ed.
Haranburu. Donostia, 1978.

Daniel nos pide que imaginemos una conversación entre Gallastegi e Ibarretxe:

"¿Acepta sumiso...?" Pregunta Gallastegi Uriarte, y el PNV, por boca de Ibarretxe le responde: «Cumpliremos con la legalidad (española) como es debido... Yo no propongo la independencia, ni barbaridades como ésas".

Aquí algunas párrafos de Eli Gallastegi Uriarte "Gudari":

«¿Qué pretende, entonces, en Euzkadi, el español? -Como pueblo conquistador, conquistar. Invadir el territorio euzkadiano -¡ya lo invadió!-; sujetarlo por la fuerza -¡bien sujeto está!-; amordazarlo, controlar sus centros propulsores de vida vasca, -¡ya giramos alrededor del ombligo español!-; matar su espíritu -¡eso no lo consiguió!- Imponer, en suma, sobre la nuestra, la civilización histórica y la hegemonía de lo español. Y el vasco, -¡él, que libertó con Bolibar un continente!- ¿acepta sumiso esta humillación, sin rebelarse para ganar su propia liberación?»
«Comunistas: Vuestros muertos han hecho brotar de nuestro pecho afectos firmísimos de respeto, de admiración, de viva simpatía. Jóvenes como los caídos, y desinteresados como ellos, no podemos, aunque seamos solos, menos de rendir ante sus cuerpos fríos este homenaje. Más aún; si nuestro aliento vale, haced que él encienda vuestro pecho, que no debe entibiarse jamás ante la lucha, ni ante la muerte. Hoy, más junto a vuestro sufrir que ayer, os saludamos con esperanza». (ante aquella matanza en la Casa del Pueblo, en Bilbo)
«Oigo el lamento de estos hombres aquí torturados, que se asoman al lindero de la locura. Veo a Orbe, el hermano joven encarcelado por cantar a la libertad de Euzkadi, enfermo sobre una miserable colchoneta, en el suelo; con un rictus en la boca blanca de sed, muriendo, abandonado como un perro, pobre perro abandonado! junto al hueco de la letrina. Y veo a sus padres y al doctor esperando impacientes a la puerta de la cárcel porque no les permiten entrar en la mazmorra a llevar al moribundo un poco de agua filtrada con amor, para suplir al brebaje del cautiverio.»

¿Qué queda en el PNV del siglo XXI del ejemplo de este patriota vasco?

.... ... .

1 comentario:

  1. Esto es tremendo:
    http://www.paralalibertad.org/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=3081

    ResponderEliminar