jueves, 4 de enero de 2007

LAB : Valoración

Esto nos llega gracias a Joseba:

Valoración de la situación política del Comité Nacional de LAB tras los graves hechos ocurridos en el aeropuerto de Barajas

Los graves hechos ocurridos en el Aeropuerto de Barajas en Madrid nos sitúan ante la necesidad de una reflexión profunda y serena de lo acontecido en estos últimos meses en el denominado "proceso de paz".

En primer lugar, más allá de lecturas y análisis políticos, el Sindicato LAB quiere mostrar su solidaridad con todas las personas afectadas por la explosión de Barajas y especialmente con las allegadas de los dos ciudadanos ecuatorianos. La búsqueda de una solución democrática que sustente la paz en Euskal Herria y el Estado español, nos hará siempre ser sensibles a un sufrimiento que diariamente palpamos en nuestro entorno por la situación de presos, familiares,... o el injusto y dramático estado de Iñaki de Juana; así pues, nuestra solidaridad con todas y todos los afectados.

Desde esta primera consideración entendemos que es imprescindible adquirir una distancia para valorar un hecho de innegable repercusión en el escenario político que se venia desarrollando.

La evolución de muchas variables en la actuación y posiciones de los Gobiernos y la propia explosión de Barajas nos lleva a una constatación global que se puede resumir diciendo que NO SE PUEDE CONSTRUIR UN PROCESO DE PAZ Y SOLUCIONES POLÍTICAS SIN COMPROMISOS RECIPROCOS de todas las partes implicadas.

Para LAB, e interpretando a nuestro entender la opinión de la gran mayoría de la sociedad vasca, es evidente que construir un proceso de paz y soluciones políticas necesita de una realidad de no violencia.

ETA hace nueve meses declaro un alto el fuego permanente - sólo tres semanas después de la muerte de dos presos políticos vascos en las cárceles españolas - en el objetivo de impulsar un proceso de resolución del conflicto que, evidentemente, necesitaba de unas condiciones y garantías democráticas para todos los sectores políticos.

En este sentido, mantener la persecución e ilegalización de organizaciones políticas y sociales, desarrollar todas los procesos judiciales de criminalización de la actividad política de la izquierda abertzale, seguir con la misma estrategia de detenciones, extradiciones... endurecer la presión contra presos y presas a través de la "doctrina Parot" o con sentencias como la de Iñaki de Juana, aplicar medidas vengativas contra presas y presos enfermos y consolidar la dispersión... han ido condicionando las bases o compromisos mínimos que todas las partes tienen que adquirir en un proceso de esta naturaleza.

Lo hemos dicho en numerosas ocasiones en estos últimos meses tras la declaración de alto el fuego permanente de ETA. Era y es imposible CONSTRUIR UN PROCESO HACIA la PAZ Y SOLUCIONES POLÍTICAS manteniendo las mismas medidas de agresión y condicionamiento contra una izquierda abertzale que debe ser un sujeto político en el mismo. Ha resultado, en este sentido, decepcionante comprobar que el PSOE quería desarrollar un "proceso" jactándose de hacer menos que el PP en el 98-99. Así se ha llegado a una situación insostenible apareciendo los hechos de Barajas como reflejo de una crisis que ha tocado fondo.

Pero esta constatación, en el marco de un hecho grave como el de Barajas, no debe significar el renunciar a la apuesta por un proceso de paz y soluciones políticas.

Mas allá de la utilización de palabras para caracterizar dónde estamos y cómo estamos ( proceso roto, no roto, suspendido....) LAB entiende que es más necesario que nunca establecer los mecanismos de comunicación, contraste y negociación que permitan la puesta en marcha, con bases sólidas, del proceso hacia la paz y soluciones políticas.

Desde LAB estamos convencidos que es POSIBLE, que es NECESARIO y que, además, esa es la vía para dar respuesta al deseo mayoritario de la sociedad vasca de construir un escenario que supere todas las expresiones de violencia y respete la voluntad democrática de la ciudadanía a la hora de determinar su status jurídico-institucional. Apostar por lo contrario sería mantener la confrontación, la conculcación de derechos y el sufrimiento sin perspectiva y, desde luego, sería volver a caminos ya transitados y conocidos en sus múltiples y desgraciadas consecuencias.

Con todo ello, LAB quiere instar a todas las partes a abordar con responsabilidad y perspectiva la situación activando voluntades y compromisos que realmente nos lleven a consolidar bases y principios comunes, condiciones democráticas para todas las opciones y puesta en marcha de la Mesa de diálogo y negociación. Esto es lo que permitirá ENCAUZAR de manera definitiva un proceso de resolución del conflicto que nos traiga un escenario de paz y democracia.

En este contexto LAB, como agente social comprometido con un proceso hacia la paz y soluciones políticas, seguirá trabajando con el resto de sindicatos y organizaciones sociales para activar iniciativas que sirvan para este objetivo; pues, todos los trabajadores y trabajadoras en Euskal Herria, Estado Español y Francés tenemos mucho que ganar con un proceso de dialogo y resolución y, al contrario, mucho que perder con el mantenimiento de un escenario de confrontación y sufrimiento.

Comité Nacional de LAB
Donostia, 4 de Enero de 2007


~ ~ ~

1 comentario:

  1. Mal vamos cuando se sigue acudiendo a la retórica llamando a un atentado "hecho grave" para quitarle peso.

    ETA lo único que ha hecho ha sido dar el primer paso (el alto el fuego) para permitir dar a conocer los contactos, aparte de eso no ha hecho mas que tensar la cuerda más incluso que antes de declarar la tregua. Es injusto ver sólo lo poco que han puesto encima de la mesa desde el gobierno y obviar que desde la otra parte no se ha hecho nada para que el proceso siga un curso beneficioso para todos.

    Pintan bastos para todos, en especial para algunos de dentro que no quieren aceptar lo que hay.

    ResponderEliminar