miércoles, 30 de mayo de 2018

Antón y la Apología del Genocidio Sionista

¿Qué es lo que tiene el apellido Sáenz de Santamaría que hace de quienes lo portan gente sin éticca y sin criterio?

Como si no bastase con Soraya, miren lo que este individuo de nombre Antón ha generado por estar en desacuerdo con las muestras de solidaridad hacia Palestina en suelo vasco.

La información nos llega por medio de Hala Bedi:


El subdelegado del Gobierno de España en Araba, Antón Sáenz de Santamaría, ha pedido al grupo municipal de EH Bildu la retirada de la bandera palestina que tienen en sus oficinas del Ayuntamiento de Gasteiz. El subdelegado alega que es una bandera “no oficial” y que “vulnera los principios de objetividad y neutralidad“.

Todo ello viene una semana despúes de que todo el pleno gasteiztarra rechazase la actuación del ejército israelí tras haber asesinado a más de 60 personas en Gaza. En un documento de cuatro puntos, se “rechaza rotundamente la violencia de la actuación del ejército israelí contra miles de palestinos y palestinas” y “traslada sus condolencias y su solidaridad a todas las personas directa o indirectamente afectadas”.

Además, se sumaba a la llamada de “contención de la violencia por parte de Israel” y se “reafirma el acuerdo del Congreso de los Diputados de 26 de noviembre de 2014 sobre el reconocimiento del Estado Palestino”.

Sáenz de Santamaría, de HB a Unidad Alavesa

La trayectoria pública del subdelegado Sáenz de Santamaría comenzó tras la muerte de Franco: fue un miembro destacado de la Izquierda Abertzale, siendo miembro de Herri Batasuna. A principios de los años noventa giro 180 grados, impulsando Unidad Alavesa, partido con un discurso de marcado perfil antieuskaldun.

Una de las últimas veces que se le vio públicamente fue en junio de 2015, día en el que Javier Maroto fue expulsado de la alcaldía en Gasteiz. Dedicó a la ciudadanía que exigía la salida del ex edil del PP una peineta, siendo ya subdelegado.






°