lunes, 2 de enero de 2017

Cronopiando | El Puto Negocio

Nuestro amigo Koldo denuncia las cosas que suceden en la Euzkadi del Patronato del Neoliberalismo Vascongado en su más reciente Cronopiando:

El puto negocio

Koldo Campos Sagaseta

Fueran ilusos que obraban de buena fe o hipócritas que sabían lo que hacían, las bolsas azules que colgaban de los balcones solo buscaban legitimar la incineradora. Un negocio demasiado sucio como para llamarlo por su nombre. Había que esconderlo tras de las plataformas y que EITB y El Diario Vasco se ocuparan de hacer el resto. Ahora que piensan que el engaño ha dado resultado se aprestan a rematar el negocio.

Y ello a pesar de seguir pendiente en los tribunales la posible paralización de la incineradora; cuando Europa ya ha puesto fecha de caducidad a la incineración de residuos; y sin que las mismas consultas populares que se esgrimían como derecho contra algunos métodos de reciclaje sirvan en estos días contra la incineradora.

Cuando mis hijas cumplan 40 años, a mediados del siglo en el que andamos, todavía estarán pagando la incineradora que las envenene. Como Itxaso y Haizea, cientos de miles de vascos y vascas estarán respirando plomo, mercurio, cadmio y otras muchas sustancias tóxicas que la incineradora estará depositando en el aire y en el agua de nuestros pueblos, pero para unos cuantos canallas, mangantes y cabilderos que, con la urgencia que demanda el delito, han aprobado la incineradora solo importa su puto negocio.






°