jueves, 26 de enero de 2017

La Amenaza Constante de la Dispersión

Con el caso de Sara e Izar en mente, les compartimos esta denuncia que desde Etxerat han dado a conocer en su propia página:


Mari Carmen Anza, madre de la presa política vasca Olatz Lasagabaster, permanece hospitalizada desde el pasado viernes día 20 en el Hospital de Valencia, a dondese había desplazado para visitar a su hija, que acababa de dar a luz.

Mari Carmen comenzó a sentirse mal mientras visitaba a su hija, que en aquel momento aún se encontraba ingresada tras el parto. Fue inmediatamente hospitalizada al detectársele una neumonía con complicaciones posteriores. Dentro de la gravedad, ha registrado en las últimas horas una leve mejoría.

Etxerat quiere denunciar la situación que tanto Olatz Lasagabaster como toda su familia está viviendo debido a una política penitenciaria de excepción aplicada con el objetivo de que, por el sufrimiento que ocasiona, sea un instrumento de presión hacia presas y presos políticos vascos. Olatz se encuentra encarcelada a 600 km de su domicilio familiar y su hija, recién nacida, permanecerá igualmente alejada de todo su entorno afectivo y familiar. Su padre, también encarcelado, aún no ha podido conocerla.

Mari Carmen no viajó a Valencia ni por trabajo ni por placer: se vio obligada a un largo y complicado desplazamiento para poder visitar a su hija y conocer a su nieto, cuando un vendaval de nieve sumaba riesgos a los ya existentes en carretera.En su hospitalización, su familia debe salvar los condicionantes de una distancia impuesta, para poder acompañarla, y estar con el equipo médico que le atiende.

Para Etxerat nada de esto es consecuencia de la pena de prisión que está cumpliendo Olatz Lasagabaster, sino de la pena añadida del alejamiento, con el que política penitenciaria castiga a presas y presos políticos vascos y a sus familiares. Como tal, tiene como responsable directo al Gobierno español.





°