domingo, 22 de enero de 2017

La Araña Sigue Amordazando

Con respecto a la escalada represiva en contra de la libertad de expresión llevada a cabo por el régimen borbónico franquista en todo el territorio del estado español pero con mayor incidencia en Euskal Herria, Catalunya y la propia Madrid, les presentamos este artículo publicado en Gara:


La condena a un año de cárcel al cantante de Def con Dos, César Strawberry, no es más que la punta de un iceberg que cada vez va chocando más con la libertad de expresión. En los últimos días ha sido también condenado Andeka Jurado a 20 meses de prisión, según él mismo ha informado en twitter. Otros tuiteros vascos esperan juicio.

Iñaki Iriondo

Cuando los ataques a la libertad de expresión alcanzan a un personaje público con notoriedad, la injusticia salta a los medios de comunicación y escandaliza. Así ha ocurrido con la condena a un años de prisión contra el cantante de Def con Dos, César Strawberry, por varios mensajes en twitter. Pero lo cierto es que este tipo de condenas se están multiplicando en los últimos años, en ocasiones con penas aún más graves.

Según ha informado él mismo en su cuenta de twitter, en los últimos días Andeka Jurado (@berrirohemen) ha recibido de la Audiencia Nacional la condena de «un año y ocho meses (de prisión) por un tuit, dos retuits y un vídeo de Youtube».

Jurado fue detenido en la misma “Operación Araña III” que César Strawberry, al igual que Jonbi Egurzegi (@JEgurzegi), que en mayo fue también condenado a año y medio de cárcel por su actividad en la red.

Las distintas «operaciones Araña» puestas en marcha por la Guardia Civil desde 2014, siempre en una misma dirección ideológica, han supuesto la detención de decenas de personas por su actividad en las redes, muchas de ellas vascas. Llamativamente, el fin de la actividad armada de ETA ha derivado en una mayor persecución del «enaltecimiento».

19 condenas en 2015

Según datos recogidos por diversos medios, en 2015 se produjeron 19 condenas por «enaltecimiento del terrorismo» o «humillación a las víctimas». Algunos de los condenados, al menos 6, eran menores de edad.

Hasta la llegada del PP al Gobierno en 2011, las condenas por este motivo eran de una, dos o a lo sumo seis personas al año. En 2012 se pasó ya a diez, luego fue creciendo y a partir de 2014 empezaron las llamadas «operaciones Araña» y las detenciones por decenas en cada una de ellas entre 2014 y abril de 2016.

Juicios pendientes

A causa de esas sucesivas redadas, hay varios ciudadanos vascos con juicios pendientes. Uno de ellos es Alfredo Remírez (@erreharria) al que la fiscalía pide dos años de cárcel, cinco de libertad vigilada e inhabilitación por otros dieciséis años. Se puede seguir una campaña de solidaridad con él a través de la página www.alfreedo.info. Su causa se verá en los tribunales el 27 de febrero.

El 2 de marzo será juzgado Arkaitz Terrón, (@gudari75) a quien la Fiscalía pide 2 años de prisión, 10 de inhabilitación y 4.800 euros de multa.

No son estas las únicas personas que están a la espera de ser juzgadas por la persecución política de su actividad en las redes sociales, ni los que aparecen en estas líneas los únicos condenados en los últimos meses o años. Unos han optado por pactar las sentencias con la fiscalía, otros no lo han hecho y varios más han optado por intentar permanecer en el anonimato.





°