jueves, 2 de febrero de 2017

El Eagle de Rahm

En lo que podríamos señalar como la quintaesencia de la etiqueta Kurlansky-Arzalluz les compartimos la historia de un joven vasco de apellido Rahm que tiene lo que se requiere para superar a su paisano José María Olazabal en eso de descollar en el deporte de la blanca pelotita de caucho y el terso césped, no precisamente un Herri Kirola.

Bueno, por lo menos eso es lo que dice esta nota publicada en 20 Minutos, donde se dan gusto intercambiando a placer los gentilicios vasco y español.

Lean ustedes: 


R. R. Z.

Para entender la magnitud de lo logrado por el golfista vasco Jon Rahm, ganador este pasado domingo del Farmers Insurance Open en San Diego, basta con señalar que solo tres españoles habían conseguido la victoria antes en un torneo PGA. Fueron Severiano Ballesteros, José María Olazábal y Sergío García.

La figura de Rahm es aún (casi) totalmente desconocida en España, pero estamos hablando de una de las grandes estrellas emergentes no ya del golf español, sino del golf mundial. Ha sido el mejor jugador amateur en décadas, y ahora en su salto al profesionalismo ha ganado su primer torneo PGA a los 22 años. 

Desde luego, si algo destaca en Jon es su cabeza privilegiada. "No hay que precipitarse, hay que estudiar, hay que prepararse, que la vida es muy larga", dijo el vizcaíno después de ganar el prestigioso torneo. Sorprendente en un deportista de élite que hable de formación en un momento así. "Puedes haber acabado tus estudios a los 22 años y aún tienes toda la vida por delante", precisó Rahm, estudiante de Comunicación en Estados Unidos. 

Es un fanático del Athletic, y llevaba el escudo en su bolsa hasta que la marca que patrocinaba le obligó a quitarlo y no le quedó más remedio que hacerlo. Y asegura que uno de los mayores esfuerzos que le obliga a hacer su profesión es la de no poder ir a San Mamés a ver los partidos de su equipo. 

El de Barrika lleva apenas unos meses como golfista profesional, pues fue en junio del año pasado cuando dio el salto a la élite, pero su ambición parece no tener límites. Fijó su objetivo en jugar la próxima Ryder Cup con Europa y llegó a manifestar que quiere "ganar 19 grandes". Nada más y nada menos que superar a Jack Nicklaus y convertirse en el mejor golfista de la historia. 

De momento, su primer objetivo del año ya lo ha alcanzado. Quería clasificarse para el Masters de Augusta que se disputa el próximo mes de abril, y ya lo ha logrado. Necesitaba para ello o bien ganar un torneo del circuito PGA, o bien estar entre los 50 mejores golfistas del mundo. Un magistral golpe de más de 20 metros le hizo lograr un eagle (dos bajo par del hoyo) en el torneo de San Diego y cumplir ambos requisitos. 

Luchará, por lo tanto, por ser el tercer español en enfundarse una chaqueta verde.









°