jueves, 23 de febrero de 2017

Mas e Ibarretxe en el Kursaal

Tal como lo avisamos en su momento, se ha llevado a cabo la comparecencia ante el público que se ha reunido en el Kursaal de Artur Mas y su anfitrión Juan José Ibarretxe, en un evento gestionado por Gure Esku Dago.

Aquí el artículo publicado por Naiz:


El exlehendakari de la CAV Juan José Ibarretxe y el expresident catalán Artur Mas han compartido reflexiones sobre el derecho a decidir en un acto celebrado en el Kursaal. Ambos han coincidido en reclamar el derecho a decidir como victoria por encima del resultado final y han apostado por «seguir escalando hasta alcanzar la cima del Everest».

El Kursaal donostiarra ha acogido una conferencia del exlehendakari de la CAV Juan José Ibarretxe y el expresident catalán Artur Mas organizada por Gure Esku Dago y Agirre Lehendakari Center. Al acto han acudido multitud de personalidades como Arnaldo Otegi, el alcalde de Iruñea Joseba Asirón, Paul Ríos, Pedro Miguel Etxenike o los miembros del PNV Joseba Egibar y Eider Mendoza y los representantes de EH Bildu Miren Larrion y Pello Urizar.

Ibarretxe ha comenzado ensalzando la figura del exlehendakari Agirre y ha dado las gracias a Mas y al pueblo de Catalunya por el camino emprendido. Mirando a casa, el exlehendakari ha solicitado «un diagnóstico de la situación». En este sentido, ha subrayado que se debe «transitar de saber a entender» y para ello ha reclamado la necesidad de la cultura.

Así, ha defendido la cultura del derecho a decidir. «Los referéndums no se convocan para ganar, se convocan para decidir. Escocia no ganó la independencia, pero ganó el derecho de hacerlo», ha recordado. «Solamente ejerciéndolo ya hemos ganado gran parte de la batalla», ha coincidido Mas.

Ambos han enlazado la subida al Everest como metáfora del camino que ambos pueblos llevan hacia su soberanía. «El derecho a decidir es como un campamento base», ha apuntado el exlehendakari, recordando los distintos intentos de llevarlo a cabo. «Catalunya está en el campo 3», ha apuntado antes de que el Kursaal rompiese a aplaudir. Mas, al inicio de su intervención ha anunciado su intención de «volver a pie» a Catalunya «y avanzar hasta el campo 4». Sin embargo, el camino no acaba ahí: «Desde el campo 4 hasta la cima, unidad política», ha reivindicado.

En esta línea, Ibarretxe ha reclamado mirar más hacia casa y no hacerlo tanto hacia fuera. «Todo lo que hagamos nosotros no lo hará nadie. Ni Madrid, ni París, ni Bruselas. Tampoco ellos encallarán un proceso», ha señalado asumiendo la responsabilidad de la sociedad en el futuro de Euskal Herria. E Ibarretxe lo contempla. Contempla una Europa en 2030 con nuevos actores como Escocia, Flandes, Euskal Herria o Catalunya.

Del mismo modo, ha reclamado que sociedad civil e instituciones trabajen de forma conjunta. «Separados tendremos una parte del tren, pero si queremos tener un tren esos dos vagones no pueden descarrilar. Eso sería el principio del fin». Mirando a Catalunya le ha pedido que no separen estos dos caminos. «El problema no lo tenéis en la Castellana, lo tenéis en las Ramblas», le ha señalado a Mas. Un problema que ha trasladado a Euskal Herri y ha cerrado reclamando unidad popular con el Kursaal entonando a Benito Lertxundi y su ‘Zenbat gera’.

Artur Mas: «Pulcritud democrática y apuesta por la legalidad»

El proceso catalán «nace y tiene su raíz en el pueblo catalán, no en los dirigentes», ha subrayado Mas al inicio de su comparecencia, en la que ha desgranado las claves del procés hasta la fecha. El expresident considera esto uno de las claves para conocer la situación actual del proceso. Un proceso que ha definido como «pacífico, cívico e integrador». Mas ha recordado que cerca del 80% de la población de Catalunya apoya el derecho a decidir de la ciudadanía catalana.

Mas ha basado el proceso catalán en «pulcritud democrática y apuesta por la legalidad». «Tiene como clave las urnas y la ley». Así, ha insistido en la necesidad de convocar al pueblo catalán a las urnas en este 2017. El líder catalán se ha reafirmado en la convocatoria del referéndum y ha señalado que ve el acuerdo con Madrid «más lejos que la cima del Everest, vista desde Katmandú». De hecho, ha señalado que si acaba llegando oferta del Estado, deberá ser sometida a referéndum junto a la opción de independencia.

Echando la vista atrás, ha recordado que en noviembre de 2012 acudieron a Madrid en busca de un pacto fiscal «en la línea del concierto económico» y que se encontró «con un muro granítico, una puerta completamente cerrada». Sin embargo, también se encontró con «1,5 millones de personas que se manifestaban en Barcelona reclamando un nuevo estado en Europa».

«Lo que hemos intentando hacer no es reclamar el derecho a decidir, si no ejercerlo», ha añadido. Los muros volvieron a aparecer con la consulta soberanista de noviembre de 2014. «Con la consulta del 9N la sociedad lanzó un mensaje: Le hemos perdido el miedo al Estado español», ha apuntado. «En cuatro años hemos dado unas zancadas enormes», ha querido subrayar. Sin embargo, mira hacia el futuro y a la nuevas generaciones: «Queremos construir la Dinamarca mediterránea» ha afirmado Mas, que ha añadido que «esta es una tarea de toda una generación».

El expresident tampoco ha olvidado la negativa de la CUP a investirle como president tras las últimas elecciones: «Fue un momento dramático pero tomé la decisión porque ví que le daba una oportunidad al proceso catalán».

Zelai Nikolas reclama «empoderamiento ciudadano»

La cita, sin embargo, ha arrancado con la intervención de la portavoz de Gure Esku Dago Zelai Nikolas, que ha querido trasladar su «apoyo y cariño» a la ciudadanía catalana por la determinación mostrada a favor del derecho a decidir. «Es un camino útil para nosotros. Vuestros avances los sentimos nuestros», le ha dicho a Mas.

Ante ello, Nikolas ha reclamado «una nueva cultura política» para la sociedad de Euskal Herria, una cultura política «basada en el empoderamiento ciudadano», llevada a cabo a través del derecho a decidir.






°