martes, 14 de febrero de 2017

Apoyo Vasco al Proceso Catalán

Durante lustros Madrid dijo a la comunidad internacional que no se sentaría a negociar los derechos civiles y políticos de los vascos mientras hubiera violencia, refiriéndose a las acciones armadas de ETA en contra de diferentes instituciones del régimen borbónico-franquista.

De pronto se encarriló y potenció el proceso soberanista catalán que, al contrario del proceso vasco, nunca ha contado con una organización indepedentista armada.

A nadie medianamente enterado de como operan los jerifaltes ultra-españolazos sorprendió la actitud tomada ante las exigencias libertarias de la sociedad catalana, actitud que ha sido exactamente la misma que la adoptada en el caso vasco.

O sea, con o sin violencia de parte de sus contrincantes políticos, Madrid ejerce su violencia a discreción.

Es por eso que vascos y catalanes deben cerrar filas contra el enemigo común representado en el conservadurismo autoritario de los españoles. Así lo percibe Arnaldo Otegi.

Les invitamos a leer esta nota publicada en Naiz:


El portavoz de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha afirmado que «la mejor y más eficaz manera de ayudar al pueblo de Catalunya es poniendo en marcha un proceso soberanista propio» en Euskal Herria, algo en lo que va a trabajar la coalición soberanista con las fuerzas sociales, sindicales y políticas. A su juicio, esa es «la inversión más rentable y el acto de solidaridad más contundente».

En rueda de prensa en Donostia, Arnaldo Otegi ha afirmado que «estamos en una fase de aceleración histórica» y «las cosas pueden cambiar sustancialmente en semanas y en meses», en alusión al proceso independentista de Catalunya. El portavoz de EH Bildu ha opinado que el proceso catalán «va a cambiar, sin lugar a dudas» el Estado español, si «se produce el choque de trenes que todo el mundo aventura se va a producir».

Otegi ha opinado que el proceso catalán ha dejado claro que «no existen vías democráticas en el Estado español para que todos los proyectos políticos se puedan materializar». Además, para EH Bildu esto evidencia que no existen mecanismos «capaces de democratizar el Estado español en términos de aceptar la plurinacionalidad y el derecho a decidir» . En este sentido, Otegi ha opinado que parece que Euskal Herria «está en una rotonda de la que no sale y en la que seguimos dando vueltas» y, frente a ello, ha apostado por por debatir «en profundidad» sobre esta cuestión.

Para el portavoz de EH Bildu, además de la «solidaridad activa» con el pueblo catalán, «la mejor y más eficaz manera de ayudar al pueblo de Catalunya es poniendo en marcha un proceso soberanista propio en este país». Por ello ha asegurado que EH Bildu «va a tratar de construir ese proceso soberanista» poniendo encima de la mesa ese debate que compartirá «con todos aquellos que nos quieran escuchar», para iniciar un «proceso soberanista unilateral con las fuerzas sociales, sindicales y políticas que en este momento estemos de acuerdo en ponerlo en marcha».

Paralelamente, ha asegurado que EH Bildu también tomará parte en los debates sobre autogobierno en los parlamentos de Gasteiz e Iruñea. Al respecto, ha abogado porque ese debate «trascienda los muros del Parlamento y se lleve a la calle, a la participación popular de sindicatos, movimiento feminista, estudiantil, intelectuales del país, para hacer un diagnóstico y una propuesta de lo que necesita el país».

Otegi ha señalado que invitarán a esta reflexión «a todo el mundo, sin ningún veto», desde un planteamiento «abierto», aunque ha recordado que hay fuerzas políticas que «no comparten esa decisión y que creen que hay que seguir haciendo un esfuerzo por ir a Madrid a alcanzar un acuerdo».

Por otra parte, ha indicado que «si la mayoría del país cree que hay que hacer ese esfuerzo» para intentar alcanzar un acuerdo con el Gobierno español, EH Bildu estará «con absoluta honestidad y hasta el final en ese esfuerzo», pero no jugarán todas las cartas a esa opción, sino que hay que «empezar a construir un proceso independentista, soberanista, unilateral con quienes tengan interés en empezar a hacerlo».

Otegi también se ha preguntado si «alguien se ha puesto a pensar en términos políticos y económicos, qué supondría que Catalunya fuera una república independiente», porque «si pasa el Estado español es inviable en términos económicos y va a ser un estado fallido». En este contexto, ha opinado que si el Estado español deja de recaudar «15, 17, 19, 12.000 millones de euros al año» de Catalunya, «no va haber Concierto Económico».






°