martes, 28 de febrero de 2017

Hacen Oir su Transfobia

Les tenemos un ejemplo más del odio visceral que el régimen borbónico franquista despliega en contra de la infancia vasca.

Lo demuestra con su vengativa política de dispersión en contra de lo que Iñaki Egaña nos dice son en realidad rehénes políticos y no presos. ¿Quiénes sufren las consecuencias directas de este alejamiento? Las familias, los amigos... los niños.

En el caso específico de Izar, la bebé de Sara Majarenas, lo demuestra manteniendo en prisión a la madre que tanto necesita a pesar de que haya sido encarcelada tras un juicio manchado por la lacra de la tortura pero aún más, a pesar de haber ya cumplido las 3/4 partes de la condena lo cuál le da el derecho a un cambio en su estatus penitenciario que de ser respetado, le hubiese permitido ir a casa con su pequeña desde hace más de un año... y con la situación actual tendrá que esperar otro año en las mazmorras.

Lo demuestra cuando agrede el derecho de la infancia vasca a ser educada en su idioma, el euskera, utilizando a inquisidores corruptos como Antonio Sánchez Ibañez.

Lo demuestra cuando por medio de su grupo de choque COVITE clama en instancias internacionales que el ejercicio de memoria colectiva que se realiza en Euskal Herria con respecto a las víctimas del fascismo español debe ser calificado como apología del terrorismo.

Pero no se detuvieron ahí, no, también había que criminalizar la campaña que la asociación de padres de familia EH Chrysallis iniciara hace unas semanas, campaña destinada a crear concienciencia en la sociedad con respecto a los niños y niñas transgénero, un colectivo ya suficientemente vulnerable en nuestra sociedad actual.

No se conformaron con lanzar una campaña de odio que llevó a la destrucción de los materiales expuestos en la vía pública, no, en su obsesión han llegado incluso a mofarse del asunto. Por medio de su grupo de choque Hazte Oír han mimetizado la campaña de EH Chrysallis poniendo en circulación un autobus que contradice el lema de la campaña con un burdo "Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen.", mismo que amenaza con incursionar en carreteras y avenidas de Euskal Herria, por cierto, tal como Josu Puelles, reconociendo la unidad identitaria cultural e histórica de Hegoalde al visitar sus cuatro capitales.

Lean ustedes este reporte publicado en Ahötsa:


Tras un periplo por varias ciudades españolas y catalanas, el colectivo ultracatólico y españolista quiere visitar Euskal Herria con un autobus con mensajes contra la transexualidad. Hazte Oir se ha destacado por su actividad contra las leyes y campañas en favor de la diversidad de identidad sexual.

El autobús naranja de Hazte Oir que pretende visitar Iruñea el domingo 5 y el lunes 6 de marzo muestra el mesaje "Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen" estampado en su carrocería y promociona lo que ellos denominan "el libro prohíbido". De esta forma, el grupo ultracatólico españolista Hazte Oír quiere mostrar su rechazo hacia las leyes de lucha contra la LGTBIfobia y a la campaña de la asociación Chrisallys de familiares de menores transexuales. De hecho, este grupúsculo ultraderechista trató de que se prohibiera la campaña de Chrisallys en favor del reconocimiento de sus familiares.

Ahotsa.info tuvo conocimiento ayer del calendario de etapas que Hazte Oir pretende llevar a cabo visitando Valencia (1 y 2 de marzo), Barcelona (3 de marzo), Zaragoza (4 de marzo), Iruñea (5 y 6 de marzo), Donostia (7 y 8 de marzo), Bilbo (9 y 10 de marzo) y Gasteiz (11 y 12 de marzo), entre otras ciudades. Sorprende que mientras en algunas ciudades como Madrid, Barcelona o Zaragoza solamente estará un día, el bus de Hazte Oir permanece en todas las capitales de Hego Eukal Herria dos días, lo que da idea del tamaño de la provocación hacia la ciudadanía vasca.

La muestra de este autobús con mensaje transfobo es parte de una campaña para publicitar folletos en los que alertan a los padres del peligro de "adoctrinamiento ideológico" que, según la asociación ultracatólica, sufren los niños en los centros educativos en las comunidades autónomas donde se introduce la diversidad afectivo sexual en las aulas, según indica ElDiario.Es en una información sobre esta iniciativa que ayer recorrió las calles de Madrid.

Tras el anuncio de las visitas previstas a Euskal Herria, las redes sociales se incendiaron con mensajes contra Hazte Oir y llamamientos a la movilización ante esta provocación ultracatólica.






°