viernes, 17 de febrero de 2017

La Tortura y EA

La prensa españolista se apresuró a aprovechar que EA decidiera desvincularse de los escraches convocados por Sortu con la intención de hacer manifiesta la participación de la Ertzaintza en la política de terrorismo de estado por parte de Madrid en contra de los militantes del soberanismo vasco.

Con esta actitud, desde la prensa afín al régimen borbónico franquista se muestra claramente que a los jerifaltes del sistema les molesta la diversidad dentro de la unidad que ha mostrado la izquierda abertzale desde hace ya más de un lustro.

Además, queda claro que, tras las declaraciones de Calparsoro tratando de minimizar lo hecho por la Ertzaintza calificando sus más de 300 casos de tortura como "desproporciones", el tema escuece no solo en Madrid sino en Gasteiz, más específicamente, en Lakua.

Que nadie se equivoque, EA no es Sortu, así como Aralar no es Alternatiba... y así subsecuentemente.

De hecho, la sociedad vasca ha insistido en que estos cuatro partidos continúen preservando sus respectivas identidades y propuestas.

Les dejamos pues con esta nota publicada en Naiz:


El portavoz de Sortu Arkaitz Rodríguez opina que «hay un interés desmedido» por parte de algunos partidos y medios en «proyectar una supuesta división o desavenencia» en EH Bildu, cuando la coalición vive las discrepancias internas «con absoluta naturalidad», en relación a las diferentes posturas sobre las concentraciones contra la tortura ante comisarías de la Ertzaintza.

Rodríguez ha subrayado que EH Bildu es «una fuerza plural» y existen diferentes puntos de vista respecto a algunas cuestiones, «como no podía ser de otra manera». La comparecencia del portavoz de Sortu se produce después de que el secretario general de EA, Pello Urizar, mostrara ayer su discrepancia ante las concentraciones contra la tortura delante de comisarías de la Ertzaintza

Arkaitz Rodríguez ha recordado que esas protestas se han celebrado contra «todos los cuerpos policiales que han torturado en Euskal Herria. Tanto el Gobierno Vasco como Euskal Memoria han recogido en informes la magnitud de esta lacra».

A su juicio, el «debate» no debería ser si se convocan o no concentraciones, sino en combatir «el negacionismo» de esta práctica y en «reconocer y reparar» a sus víctimas.

Ha asegurado que su formación respeta «profundamente» las declaraciones de Urizar, quien «en el fondo del asunto está de acuerdo» con Sortu en la existencia de la tortura, «y eso es lo fundamental».

No equiparables, según Urizar

El líder de EA, además de decir que las concentraciones «casan más con tiempos del pasado», reprochó que en «el aniversario del salvaje asesinato de Joseba Arregi» Sortu equiparara a la Policía autonómica «con otras cuya trayectoria es ampliamente rechazada por una mayoría de la sociedad vasca con sobrados motivos».

Rodríguez ha subrayado que se han organizado también concentraciones ante la Ertzaintza porque los informes realizados han constatado 311 casos de malos tratos en el seno de este cuerpo.

«No es una cuestión de grado, la tortura es tortura y bastaría un caso para considerarlo grave y denunciar esa realidad. Las torturas de la Ertzaintza son menores en número, pero lo sustancial no es eso, sino el hecho de que se hayan valido de esa práctica», ha remarcado.

Rodríguez ha subrayado que Sortu «bajo ningún concepto» quiere la desaparición de la Ertzaintza, como sí reclama la salida de Euskal Herria de la Guardia Civil y la Policía española.

«En el caso de la Ertzaintza, de lo que hay que hablar es de un modelo policial y de una policía que no realice ese tipo de prácticas. Hace falta un debate en profundidad sobre el modelo policial», ha señalado.





°