viernes, 23 de febrero de 2018

El Ertzaina Caido

Mucho se ha escrito entre ayer y hoy con respecto al agente de la Ertzaintza que ha fallecido en el contexto del partido de futbol entre el Athletic de Bilbao y el Spartak de Moscú. El ambiente estaba tenso pues se comenzó a enrarecer desde hace unos días cuando se distribuyó en redes la información de que hasta un total de 2500 fanáticos fascistas rusos estarían asistiendo al encuentro en San Mamés.

De pronto las redes se incendiaron y ecos de lo sucedido a Iñigo Cabacas reverberaron, se hablaba de un ertzaina caido en los enfrentamientos con las hinchadas y no faltó quien aprovechó para culpar a los seguidores del equipo local como parte de una estrategia ya de largo aliento en contra de las barras antifascistas vascas.

Más tarde se aclaró que el ertzaina, a pesar de estar presente en el operativo orquestado para mantener separadas a las dos aficiones y evitar actos de violencia, no había fallecido como consecuencia de enfrentamientos con los seguidores ni del Athletic ni del Spartak.

Lakua ha emitido una declaración al respecto y sí, aprovechan para cargar una vez más en contra de los aficionados de la Herri Norte Taldea según nos informa Naiz:


La consejera de Seguridad de Lakua, Estefanía Beltrán de Heredia, ha explicado que el ertzaina fallecido, Inocencio Alonso, no estaba actuando en ese momento, sino que estaba en el operativo.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Beltrán de Heredia ha destacado que el ertzaina fallecido, Inocencio Alonso, no estaba actuando en ese momento.

Según la versión ofrecida por la consejera, «se estaban bajando de la furgoneta justamente» y «se sintió mal». «Su hermano, que también es ertzaina de brigada móvil, estaba trabajando con él y estuvo con él hasta el último momento», ha indicado. La consejera ha recordado que la reanimación del agente «no fue posible y, desafortunadamente», terminó con su fallecimiento.

En sus declaraciones, Beltrán de Heredia ha cargado contra «los energúmenos que se dicen aficionados del Athletic», a los que se les incautaron puños americanos, porras extensibles, martillos, piedras y bengalas en el dispositivo de seguridad desplegado por el encuentro en San Mamés con el Spartak de Moscú. No obstante, ha apuntado que también la hinchadas rusa lanzó bengalas.

Además, ha pedido a los clubes vascos que aíslen a los violentos y ha instado a realizar una reflexión profunda de por qué personas violentas utilizan el fútbol para expresar su agresividad y ha reclamado que se tomen medidas.

Estefanía Beltrán de Heredia ha asegurado que, «cuando dos hinchadas quieren cruzarse», es difícil evitarlo. «El dispositivo estuvo muy bien organizado, la Ertzaintza respondió con gran profesionalidad para neutralizar esos conatos y esas intenciones de romper la normal convivencia de la ciudad. Es el trabajo que se ha hecho a lo largo de todas las semanas y que ayer también se desarrolló con mucha normalidad», ha dicho.

En este sentido, ha preguntado «qué hay alrededor del fútbol o por qué estas personas violentas utilizan el fútbol como forma de expresar su violencia y su agresividad». «Eso merece una reflexión profunda y, más allá de una reflexión, también empezar a tomar medidas», ha apuntado.

A su juicio, los equipos de fútbol «tienen que plantearse qué hacer con estas aficiones porque, desde luego, en pleno siglo XXI, es una tristeza que, ante un evento que tenía que ser para disfrutar, para celebrarlo», haya «una ciudad que está pendiente de lo que pueda suceder, pendiente de situaciones violentas, que la Ertzaintza y la Policía tenga que organizar dispositivos para garantizar la seguridad de todos los aficionados y para evitar que estos enfrentamientos se produzcan». «Yo creo que eso merece una reflexión profunda y la adopción de medidas», ha indicado.

Para la titular de Seguridad «es difícil desde la óptica de la legalidad, en principio, prohibir que nadie que no haya cometido algún delito pueda desplazarse libremente», pero, «en estos casos, habría que adoptar algún tipo de medida que impida que este tipo de aficionados, que para mí no son aficionados, se desplacen a las ciudades con el fin de organizar sus algarabías y con la intención de causar el mayor daño posible».






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario