miércoles, 21 de febrero de 2018

El Raka-Raka de los Recibimientos

¿Se enteraron?

Iñaki Igerategi e Ignacio Otaño cumplieron hasta el último día de la condena dictada en su momento por el juez que les declaró culpables de las acusaciones lanzadas contra ellos por la fiscalía. 

Puesto que cumplieron con la condena, han saldado su deuda con la sociedad, según nos explicaría el más básico de los libros de Derecho que podamos consultar.

Pero es que Igerategi y Otaño no solo han cumplido con sus respectivas condenas sino que han pagado su deuda a la sociedad con todos los "pequeños" añadidos que el clima de guerra sucia ha generado en contra de los presos políticos vascos: tortura -perdón, malos tratos -, incomunicación, alejamiento, aislamiento, prohibición de acceder a los descuentos de condena, etc. etc. etc.

Y no solo Igerategi y Otaño han cumplido con su deuda con la sociedad, también lo han hecho sus familiares y amigos que durante todo el tiempo de su encierro han tenido que sortear los obstáculos que representó para ellos la dispersión, esa medida de excepcionalidad que aplica solo a los malos malosos vascos... y a sus familias. También ellos, padres, hijos, hermanos, amigos pagaron con tiempo que podrían haber dedicado a otros asuntos la deuda a la sociedad, a pesar de que no habían hecho nada para ser sentenciados junto con Igarategi y Otaño.

Por lo anterior, tienen el derecho de ser recibidos por su familiares, amigos y vecinos de la forma que estos consideren apropiado, porque ni ellos ni sus familiares, vecino y amigos tienen deuda alguna con nadie, puesto que ya la han saldado, con años y años de encarcelamiento. Son libres de hacer lo que quieran los unos y los otros, son libres de dar la bienvenida los unos y son libres de ser bienvenidos los otros, así de simple.

Y si Borja Semper y Amaya Fernández encuentran ofesnsivo que se le de la bienvenida a integrantes de un núcleo social que regresan a casa, si piensan que ello ofende a las víctimas, pues les invitamos a que se den un paseo por el Valle de los Caídos... o al cuartel de la Guardia Civil de Intxaurrondo. Si en lugar de eso prefieren ir a agredir con sus memeces a gente que tiene todo el derecho a recibir a los suyos, pues adelante, la complicidad de Europa con los crímenes del franquismo de ayer y de hoy les permite toda esa chulería, aprovéchenla.

Y si Erkoreka se siente incómodo porque familiares, amigos y vecinos den la bienvenida a integrantes de su núcleo social que regresan a casa después de cumplir sus condenas y haber saldado su deuda con la sociedad en un país en el que no se puede ni siquiera hablar tu propio idioma en un partido de futbol porque puede resultar insultante, pues que se lo haga ver.

Por mientras Erkoreka se lo hace ver, les dejamos con esto que reportan desde Deia:


Erkoreka insiste en que el Ejecutivo es contrario a la “humillación pública a las víctimas”

Javier Núñez

El Gobierno vasco no aprecia “hecho delictivo alguno” en el recibimiento que se tributó el pasado domingo en Andoain a Iñaki Igerategi e Ignacio Otaño, quienes cumplieron condena por facilitar a ETA la información para el asesinato de Joseba Pagazaurtundua en 2003. Sin embargo, el hecho de que no se haya apreciado la comisión de un delito, no implica que el Ejecutivo de Gasteiz esté de acuerdo con la celebración de este tipo de actos.

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, trasladó ayer el posicionamiento del Ejecutivo ante un acto sobre el que la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha abierto una investigación. Según explicó Erkoreka, el Ejecutivo vasco “no tiene constancia de que se haya producido algún hecho que justifique un tratamiento delictivo” y por ello, la Ertzaintza no tiene previsto, en este momento, elaborar ningún informe salvo que ahora, y tras el paso dado por la Fiscalía, la Policía vasca “sea requerida expresamente por alguna autoridad judicial”. “La Ertzaintza no ha apreciado, a través de su presencia en el acto, hecho delictivo alguno que sea susceptible de ser recogido en un informe que tenga como destinatario la autoridad judicial”, afirmó.

Sin embargo, una cosa es que no se aprecie delito y otra que se comparta actos de este tipo. Así, Erkoreka recordó el pronunciamiento “claro, rotundo y explícito” realizado por el lehendakari el pasado lunes cuando rechazó “cualquier acto público de humillación a víctimas del terrorismo y de exaltación o de homenaje a terroristas y actos terroristas”. “Esta actitud del Gobierno es radical, contundente y clara. El lehendakari la expuso ayer y el Ejecutivo, en su totalidad, respalda esta actitud sin ningún tipo de fisuras”, insistió.

Del mismo modo, recordó que la Ley de Reconocimiento y Protección de víctimas del terrorismo, vigente desde el año 2008, en su artículo cuarto es “determinante a la hora de prohibir y comprometer a todos los poderes públicos en evitar el hecho de que se produzcan actos públicos de exaltación del terrorismo o de homenaje a los terroristas o de menosprecio a las víctimas”. “El Gobierno hace causa común con lo establecido en la ley”, subrayó.

Concentración del PP

Erkoreka se refirió también a la concentración del PP en Andoain, donde estuvieron, entre otros, la secretaria general de los populares de la CAV, Amaya Fernández, y el líder del partido en Gipuzkoa, Borja Sémper. Así, afirmó que el Gobierno vasco “respeta la libertad de expresión y manifestación de todas las personas y de los grupos en los que se insertan”. “Es cada persona y colectivo quien debe ponderar y evaluar si el modo concreto de ejercer la libertad de expresión y de manifestación se corresponde o no con los tiempos y circunstancias de cada momento”, defendió. Asimismo, recordó que mañana el pleno del Parlamento Vasco va a debatir sobre estos recibimientos a propuesta del PP. “Cada persona, grupo o formación política decide si sus planteamientos o propuestas se articulan a través de la vía parlamentaria y a través de los mecanismos previstos en la institución parlamentaria, o a través de expresiones en la calle”, insistió.

Por su parte, Borja Sémper aseguró ayer que acepta con serenidad que alguien que cumpla su pena salga a la calle, “pero lo que no voy a tolerar ni voy a aceptar, y estoy también en mi perfecto derecho, es a que sean recibidos en mi casa y en mi tierra como héroes”. En una entrevista en Antena 3, el dirigente de los populares guipuzcoanos aseguró que le produjo pena la presencia de niños y adolescentes en el recibimiento a los dos expresos. “A mí me preocupan esos chavales”, indicó porque, según explicó, “a los concejales de EH Bildu probablemente no se les pueda cambiar porque quien es un cafre a cierta edad, puede que no sea posible cambiarle, pero hay que garantizar que los que van a protagonizar la Euskadi del futuro no sea gente que piense que asesinar, matar, amedrentar al discrepante merece el aplauso”. “Yo no inoculo odio a mis hijos y ellos sí”, apostilló.

Sémper afirmó, además, que “la mujer, los hijos y el cuñado de estos dos terroristas estarán muy contentos porque salgan a la calle y les quieran recibir, pero la sociedad debe exigir que quien ha cometido semejantes atrocidades sea recibido, en todo caso, en el ámbito privado de su casa”. El dirigente popular aseguró que la alcaldesa de Andoain, Anne Karrere (EH Bildu) “es corresponsable” de lo sucedido y lanzó una pregunta al aire. “¿Que pasaría si se supiera que en algún punto de España se recibe e un violador, a un maltratador, homenajeándole en la plaza del pueblo?”. “Nos parecería una aberración y lo denunciaríamos”, señaló.




Ongi etorri Iñaki, ongi etorri Ignacio.







°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario