viernes, 16 de febrero de 2018

El Sionismo Menosprecia los Derechos Humanos

No hace mucho la prensa al servicio de los designios geopolíticos de Washington crucificaron a la cantante neozelandesa Lorde por cancelar una presentación en Tel Aviv. La acusaron de lo usual, lo típico del arsenal que se usa contra todos aquellos que se atrevan a solidarizarse con el pueblo palestino.

Lorde anunció su decisión más o menos por los mismos días en los que el mundo entero se escandalizara por el arresto de Ahed Tamimi, parte de una clara estrategia de criminalización de la infancia palestina por parte de Tel Aviv, cabeza de una entidad artificial que viola derechos humanos un día sí y el otro también.

Curiosamente, esos mismo merolicos del sistema no dirán ni pío para denunciar estas declaraciones en contra de los derechos humanas por parte de la Goebbeliana Ayelet Shaked, dadas a conocer en la página de Regeneración:


Mantener el carácter judío del estado de Israel incluso “al precio” de violar los derechos humanos, dijo Ayelet Shaked , Ministra de Justicia de Israel

Gabriel Rc

La ministra de Justicia de Israel, Ayelet Shaked, defendió el lunes pasado un proyecto de Ley que formalizaría a Israel como Nación del pueblo judío, esto por primera vez en la historia y en consonancia con la ideología sionista preconizada por Theodor Herzl a fines del siglo XIX y que se hizo realidad después de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo hasta ahora es que el sionismo busca proclamar a Israel como Estado nacional de los judíos, aunque esto signifique violar los derechos humanos y la igualdad de las personas.

Esta ideología no es compartida por todos los judíos practicantes, de hecho existen movimientos muy fuertes dentro de la población que se identifica como judía que son contrarios a las posiciones sionistas sostenidas por el régimen de Israel.

Los medios de información de Israel informaron que, el lunes pasado,  la primer ministra Shaked dijo en Tel Aviv” Hay lugar para mantener una mayoría judía incluso a costa de la violación de los derechos”.

“En su discurso, Shaked, miembro del partido de extrema derecha Jewish Home, defendió el llamado proyecto de ley judío Nación-Estado, que definiría constitucionalmente a Israel como el hogar nacional del pueblo judío por primera vez”, informaron las agencias.

Incluso la igualdad puede ser algo prescindible para este proyecto, ya que la ministra declaró que “hay lugares donde se debe mantener el carácter del Estado de Israel como Estado judío, y esto a veces se produce a expensas de la igualdad”, tal como fue publicado por el periódico israelí Haaretz.

“Israel es un estado judío. No es un estado de todas sus naciones. Es decir, derechos iguales para todos los ciudadanos, pero no derechos nacionales iguales”, precisó la ministra.

Este proyecto de ley Estado-Nación ya fue aprobado en una lectura preliminar por el parlamento de Israel, y se espera que la lectura final y su aprobación sea a fines de este año.

El proyecto de ley también degrada idioma árabe, que es la lengua materna de 1 millón 700 mil palestinos y la coloca en un denominado “estatus especial”.

En declaraciones difundidas por la agencia Aljazeera, se menciona la profunda preocupación que ha causado esta ley toda vez que “su promulgación podría usarse para justificar por ley la discriminación generalizada” contra los ciudadanos no judíos de Israel, en declaraciones del centro legal para ciudadanos palestinos, Asdhala.

“El proyecto de ley también obligaría a todos los ciudadanos del estado, independientemente de su religión, a cumplir con la ley civil judía”, por lo que dicha “legislación denigra claramente a la minoría árabe no judía palestina al estatus de ciudadanos de segunda clase”; declaró otro centro de derechos local denominado Mossawa.






°

No hay comentarios.:

Publicar un comentario